RELATOS COTIDIANOS: EL HUMOR DE EINSTEIN

27 marzo 2009

EL HUMOR DE EINSTEIN

Albert Einstein (1879-1955)


Fue Premio Nóbel de Física en 1921. Gozó de una rapidez mental propia de un genial humorista. Aquí, algunos ejemplos:





Un periodista le preguntó a Einstein:
-¿Me puede UD. explicar la Ley de la Relatividad?
Y Einstein le contestó:
-¿Me puede UD. explicar cómo se fríe un huevo?
El periodista lo miró extrañado y le contestó:
-Pues sí, sí que puedo.
A lo cual Einstein replicó:
-Bueno pues hágalo, pero imaginando que yo no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego.




Durante el nazismo Einstein, a causa de ser judío debió de soportar una guerra en su contra a fin de desprestigiar sus investigaciones. Uno de estos intentos se dio cuando se compilaron las opiniones de 100 científicos que contradecían las de Einstein editadas en un libro llamado "Cien autores en contra de Einstein".
A esto Einstein respondió:
-¿Por qué cien? Si estuviese errado haría falta sólo uno.




En una conferencia que Einstein dio en un Colegio de Francia, el escritor francés Paul Valery le preguntó:
-Profesor Einstein, cuando tiene una idea original... ¿Qué hace? ¿La anota en un cuaderno o en una hoja suelta?
A lo que Einstein respondió:
-Cuando tengo una idea original no se me olvida.




Einstein tuvo tres nacionalidades: alemana, suiza y estadounidense. Al final de su vida un periodista le preguntó qué posibles repercusiones habían tenido sobre su fama estos cambios.
Einstein respondió:
-Si mis teorías hubieran resultado falsas los estadounidenses dirían que yo era un físico suizo, los suizos que era un científico alemán, y los alemanes que era un astrónomo judío.




Se cuenta que en una reunión social Einstein coincidió con el actor Charles Chaplin.
En el transcurso de la conversación Einstein le dijo a Chaplin:
-Lo que he admirado siempre de usted es que su arte es universal. Todo el mundo le comprende y le admira.
A lo que Chaplin respondió:
-Lo suyo es mucho más digno de respeto: todo el mundo lo admira y prácticamente nadie lo comprende.




Y por último una de las anécdotas favoritas que Einstein relatara en reuniones con políticos y científicos.
Se cuenta que en los años 20 cuando Albert Einstein empezaba a ser conocido por su Teoría de la Relatividad era con frecuencia solicitado por las universidades para dar conferencias. Dado que no le gustaba conducir y sin embargo el coche le resultaba muy cómodo para sus desplazamientos contrató los servicios de un chofer.
Después de varios días de viaje Einstein le comentó al chofer lo aburrido que era repetir lo mismo una y otra vez.
-Si quiere (le dijo el chofer) lo puedo sustituir por una noche. He oído su conferencia tantas veces que la puedo recitar palabra por palabra.
Einstein estuvo de acuerdo y antes de llegar al siguiente lugar intercambiaron sus ropas y Einstein se puso al volante. Llegaron a la sala donde se iba a celebrar la conferencia y como ninguno de los académicos presentes conocía a Einstein no se descubrió la farsa.
El chofer expuso la conferencia que había oído repetir tantas veces a Einstein.
Al final un profesor en la audiencia le hizo una pregunta. El chofer no tenía ni idea de cuál podía ser la respuesta, sin embargo tuvo una chispa de inspiración y salió del paso:
-La pregunta que me hace es tan sencilla que dejaré que se la responda la persona que se encuentra al final de la sala...que es mi chofer.

18 comentarios:

Cecy dijo...

Fabi, me encanta sus respuestas.

Sabes, que cuando el estuvo aca en Argentina no recuerdo el año, nosotras no habiamos nacido eso seguro, dio una conferencia en el Colegio Nacional Buenos Aires, un periodista le pregunto: Sabe como será la proxima guerra? Al cual el respondió: la próxima no se, pero la que sigue será con palos y piedras.
Y no estaba tan equivocado, a eso vamos.

Bueno esto de gracioso no tiene mucho.

Besitos.

TORO SALVAJE dijo...

Qué genio.
Me encanta la anécdota del chófer.

Besos.

Mane dijo...

Que buenas! yo habia escuchado una o dos por ahí, pero nunca todas estas juntas. La de los cien autores en de contra Einstein: para tener en cuenta...

Fabiana dijo...

Cecy: Sabía de ese comentario sobre la guerra y cuánta razón tenía.
También leí sobre su visión al visitar nuestro país. Y nada cambió desde entonces...
Besitos.

Toro Salvaje: Esa es la mejor. Es genial, aunque sería "anécdota del chofer de Einstein"
Cariños.

Mane: Hay unas cuantas para tener en cuenta. El tipo era un genio. Loco pero genio.
Te mando un beso.

dijo...

Einstein tenía un hijo al que consideraba poco más que un organismo unicelular. Cualquiera de nosotros lo somos en comparación. Da rabia que además de genio de la física tuviera buenas respuestas para vacilar a la peña. No es justo.

Enhorabuena por el blog.

Ivana Carina dijo...

Einsten un genio por dónde lo mires... Jaja!
Lo del chofer, buenísimo!

Buen finde....


Perdón. He subsanado mi error...
Te enlacé...


Aaajja! Sorry, prometo que será la última vez que lo hago... ^.^

Ups, comenté con otro blog, aaajajaj! Pero soy yo.... ^.^

Cecy dijo...

Nenaaaaaaaaaaaa, veni que entraste a mi blog cuando te estaba agregando, por diossss, que vos ya sos amiga de la casa. Es que tengo que tomar la pastillita.

jajajajajaja

Fabiana dijo...

Tú: Bienvenido. Precisamente esas respuestas hablan de su inteligencia. Gracias por tus palabras y en cuanto pueda pasaré a visitarte.
Saludos.

Ivana: Para mí también fue genial esa anécdota.
Ahora me quedo más tranquila. Ya me puedo ir a dormir.
Gracias y buen finde.

Cecy: ¿Qué pasó? ¿Qué me perdí? ¿Cuál pastillita?
Bueno, ahora paso.
Besitos.

Antonieta H. dijo...

Sin duda la ultima es la mejor jajajaja

Que Grande Einstein

Saludos
(bluesoul)

Siluz dijo...

Estas muestras de humor nos dejan ver un Einstein más allá del que muestran los libros. ¡Ocurrencias geniales!

Maria Rosa dijo...

Que genial la anécdota del chofer.
Se pasaron los dos!!!!

Yo lo que sí sabía de él, de su vida, como anécdota triste, es que llego a ver cuando arrojaron la bomba en Hiroshima y dijo que si el hubiera sabido, no lo hubiese dado a conocer (sobre la división del átomo)

Un beso enorme

Fabiana dijo...

Bluesoul: Muchos ya coincidimos en eso.
Besos y buen fin de semana.

Siluz: Sí, a mí me encanta ver la parte personal de los famosos.
Detrás de los genios, también hay seres humanos.
Un abrazo.

María Rosa: Ese comentario no lo conocía. Gracias por el dato.
Besos y buena semana.

Claudia Sánchez dijo...

Que genio Einstein!
También dijo en una oportunidad que "Dios no juega a los dados" y alguien agregó que, "no sólo juega sino que a veces los esconde". El ingenio es el ingenio...
Saludos!

Gamar dijo...

Fabuloso.
Excelente entrada Fabiana, te dejo un beso.

Carmen dijo...

Me ha encantado esta entrada, gracias por compartirla.
No sabía el buen humor de Einstein.

Un besito y feliz semana

Fabiana dijo...

Claudia: En cada comentario recibido me entero de una nueva anécdota. ¡Qué grande Einstein!
Besitos y gracias por el dato.

Gamar: Gracias. A mí me encantó el material y quería compartirlo.
Saludos.

Carmen: Yo también desconocía su sentido del humor, pero aquí está.
Gracias por pasar y feliz semana para vos también.

marcela dijo...

Ah! la última anécdota es impresionante! qué genialidad por favor!.

Gracias por acercarme este recopilatorio desconocido hasta el momento para mí.

Beso!

Fabiana dijo...

Marce: Esa ganó por mayoría. De verdad es genial.
Te mando un beso grande.

SEGUIME VOS TAMBIÉN