RELATOS COTIDIANOS: VIVEZA CRIOLLA

25 mayo 2009

VIVEZA CRIOLLA

La creencia general es que Ménem no servía, como así tampoco Alfonsín, De La Rúa y Kirchner. Hoy se dice que Cristina Fernández no sirve, pero quienquiera que venga después de ella, tampoco servirá para nada.
Por eso estoy empezando a sospechar que el problema no está en nuestros gobernantes. El problema está en nosotros, nosotros como PUEBLO, nosotros como materia prima de un país.
Porque pertenecemos a un país donde la “VIVEZA CRIOLLA" es moneda valorada tanto o más que el dólar.

Un país donde hacerse rico de la noche a la mañana es una virtud más apreciada que formar una familia a largo plazo, basada en valores morales y respeto por los demás.

Pertenecemos a un país donde, lamentablemente, los periódicos jamás podrán venderse como se venden en otros países, es decir, poniendo unas cajitas en las aceras donde uno paga por un solo periódico Y SACA UN SOLO PERIÓDICO DEJANDO LOS DEMÁS DONDE ESTÁN.

Pertenecemos a un país donde los lugares de trabajo son, entre otras cosas, las papelerías particulares de sus empleados deshonestos que llevan a su casa, como propias, hojas de papel, lapiceras, bolígrafos, lápices, marcadores y todo lo que pueda hacer falta para la tarea de sus hijos.

Pertenecemos a un país donde la gente se siente triunfante si consigue colgarse del cable del vecino y donde la gente “inventa’’ a la hora de llenar sus declaraciones, para pagar menos impuestos, o directamente para no pagarlos.

Pertenecemos a un país donde la impuntualidad es un hábito, donde los directivos de las empresas no generan capital humano, donde las personas tiran basura en las calles y luego reclaman al gobierno porque las calles están sucias o se tapan las alcantarillas. Donde no existe la cultura por la lectura y donde no hay conciencia ni memoria política, histórica o económica.
Donde nuestros congresistas trabajan dos días al año (y cobran todos los demás como altos ejecutivos) para aprobar una reforma fiscal, que lo único que hace es hundir al que no tiene, joder al que tiene poco y beneficiar sólo a unos pocos.

Pertenecemos a un país donde las licencias de conducir y los certificados médicos se pueden "comprar", sin pasar ningún examen.
Un país donde puede subir a un colectivo una persona de edad avanzada, una mujer con un niño en brazos, o algún minusválido y la persona que viene sentada en el asiento especial para esta gente se hace la dormida para no dárselo.

Un país en el cual la prioridad de paso es para el automovilista y no para el peatón. Un país donde su gente está llena de faltas, a las que ignora, pero que disfruta criticando a sus gobernantes.

Mientras más le diga rata a un político, mejor soy yo como persona, pese a que apenas ayer me consiguieron todas las preguntas del examen de matemática de mañana.

Mientras más le diga autócrata a otro político, mejor soy yo como argentino, a pesar de que apenas esta mañana estafé a mi cliente a través de un fraude, lo que me ayudó a pagar algunas deudas.
Como “Materia Prima” para un país serio, tenemos muchas cosas buenas, pero nos falta muchísimo para ser los hombres y mujeres que nuestro país realmente necesita.



Esos defectos, esa alardeada “VIVEZA CRIOLLA" congénita, esa deshonestidad en pequeña escala que después crece y evoluciona hasta convertirse en casos de escándalo, esa falta de calidad humana, más que Alfonsín, Ménem, De La Rúa, o los Kirchner, es lo que nos tiene real y francamente mal, porque éstos no han sido ni más ni menos que nuestros presidentes, óigase y entiéndase bien, NUESTROS PRESIDENTES, nacidos aquí y no en otra parte.

Lo siento. Porque, aunque Cristina Kirchner renunciara hoy mismo, el próximo presidente que la suceda tendrá que seguir trabajando con la misma materia prima defectuosa que, como pueblo, somos nosotros mismos. Y no podrá hacer nada.
No tengo ninguna garantía de que alguien lo pueda hacer mejor, pero mientras nadie señale un camino destinado a erradicar primero los vicios que tenemos como pueblo, nadie servirá.


Es muy bueno ser Argentino. Pero cuando esa Argentinidad autóctona empieza a hacerles daño a nuestras posibilidades de desarrollo como Nación, ahí la cosa cambia...
No esperemos encenderles una velita a todos los Santos, a ver si nos mandan un Mesías. Nosotros tenemos que cambiar.


FUENTE: Texto anónimo.



ME SUMO A LA AUTOCRÍTICA. ESPERO QUE USTEDES TAMBIÉN.


22 comentarios:

Cecy dijo...

Fabi, lo has dicho todo, todo lo que pueda agregar es mas de lo mismo, que lastima, este es el Pais que tendran que heredar nuestros hijos.
O que el último apague la luz, te acordas? Cosa que me parece terrible.

Me sumo.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Aquí también hay algunas cosas que funcionan igual, pero es cierto que muchas otras no, sobre todo desde que España se integró en la unión europea, eso ha hecho que mucha picaresca, corrupción y el equivalente a la "viveza criolla" hayan desaparecido con el paso de los años, se han tenido que aplicar directivas jurídicas europeas y poco a poco se ha ido mejorando aunque aún queda camino por recorrer.

Besos.

Claudia Sánchez dijo...

Y sí Fabiana, la viveza criolla al amparo del sálvese quien pueda y los demás me importan un comino.
Pero lo más triste es que, al haberse masificado, es muy difícil enseñar a nuestros hijos que hay otro camino, más arduo, más largo, más espinoso, pero decente. Ir contracorriente. Una solución sería que se aplicaran las leyes con más rigor, para todos, empezando por arriba.
Besos,

Abuela Ciber dijo...

Cariños en este dia que se conmemora una fecha tan importante.

Un abrazo.

Fabiana dijo...

Cecy: Es una pena realmente. Cuando yo era chica, escuchaba a mis viejos decir que esperaban dejar un país mejor para sus hijas, porque ellos ya no lo iban a ver.
Y hoy creo que ni siquiera lo verá mi hijo.
¿Cómo pensarlo si cada vez está peor la cosa?
Ah, me encantó la foto nueva. Besitos.

Toro Salvaje: Acá tampoco tenemos el incentivo de unirnos a países "serios" de verdad. Pero tengo muy claro que la solución estará en nosotros cuando asumamos nuestra responsabilidad.
Dicen que sólo se sale después de tocar fondo. Y yo creo que estamos muuuy cerca.
Que tengas una excelente semana.

Claudia: Seguro. Si no hay ejemplos desde arriba, es muy difícil educar. Hacer las cosas bien, no da beneficios y hacerlas mal, no trae castigos. Todo da igual.
Saludos patrios.

Abuela Ciber: Gracias por acordarte. Mi mención de esta fecha fue muy sutil. Como siempre, traté de hacer una autocrítica porque yo también soy argentina.
Un abrazo.

Ra dijo...

la verdad que yo estoy super mal x todo lo que pasa, ya no se que decir!!!

Nataly dijo...

Fabi ,cuanta razón que tenes, yo creo que en este post lo dijiste todo, creo que el cambio esta a partir de nosotros mismo, es uno el que tiene que cambiar para que todo lo que venga despues sea mejor, igual este pais deja mucho que desear, yo cuando viaje afuera, me dije a mi misma...cuando viene la presidenta y ve este otro pais, no la da verguenza??? jaja!!! mira que loquilla lo que pense, pero te juro que fue verdad....Bueno amiga, maravillosa descripcion, sos una genia escribiendo, me encanta leerte.

Te mando muchos besitos y feliz semana!!!!

Fabiana dijo...

Ra: También tiene que ver con el egoísmo que mencionabas en tu blog. Pero no digas nada. Está todo dicho.
Que tengas una buena semana.

Nataly: Y es para que nos de vergüenza. Lástima que no tenemos porque si así fuera ya estaríamos tratando de cambiar. Jaja.
Besos.

SILVIA dijo...

fabiana
es tal cual dice el texto,el cambio primero esta en nosostros lo que pasa es que es mas facil culpar a los demas y no hacernos responsables nosotros.
besitos que tengas un lindo dia

dondelohabredejado dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, Fabiana. No hay que esperar que los cambios vengan de afuera, hay mucho por cambiar en mentalidad y actitud para que las cosas mejoren.
Y de algún modo los pueblos terminan teniendo los gobiernos que ellos ponen en el poder.
De todos modos, es muy triste todo, muy triste.
Yo veo el país desde lejos, lo extraño, y me duele, me duele mucho lo que sucede en todos los ámbitos... sobre todo en salud, en educación, y en valores perdidos...
Te juro que si estuviera allí no sabría a quién votar.
Un abrazote.

Carmen dijo...

Aquí en España menos mal que muchas cosas han cambiado.

Llevas razón y lo primero que tenemos que cambiar somos las personas.

Magnífica entrada.

Un besito preciosa

Siluz dijo...

Esa viveza criolla ¿vendrá en nuestros genes latinoamericanos? Nuestros políticos son reflejo de la sociedad que gobiernan, y somos nosotros los que les damos el poder. Tengo que aceptar que los boricuas padecemos de los mismos males... ¡qué triste!

Fabiana dijo...

Silvia: Alguna vez, cuando decidamos como sociedad sacarnos el orgullo de encima, quizás empiece el cambio. Mientras nos consideremos el centro del Universo, esto seguirá sin arreglo.
Feliz semana.

Dondelohabredejado: Somos muchos los que no sabemos a quién votar. Pero no me creo esa historia que nos venden haciéndonos cargo por haber votado mal. Todo está podrido por donde lo mires.
Seguramente vos desde donde vivís, notarás la diferencia abismal entre una sociedad y la otra.
Besos.

Carmen: Coincidís con Toro Salvaje con respecto al cambio que se produjo en España. Y me alegro por Ustedes. A nosotros nos queda un largo camino aún.
Un gran abrazo.

Siluz: Los latinoamericanos que nos creemos del Primer Mundo somos los más subdesarrollados. Y no podremos formar parte de él mientras la corrupción y la falta de códigos sean nuestras cartas de presentación. Es triste, por cierto.
Besos.

Ivana Carina dijo...

Hola Fabiana!!!

La verdad que muy interesante el texto....

Y como dijeron más arriba: sin palabras.

Un beso.


Me estoy poniendo al día de adelante para atrás... Jeje! ^.^

beker dijo...

Profunda reflexión con un tono de pesimismo; es la falta de conciencia social o la supervivencia... un saludo

Gla dijo...

Ni hablar....Los argentinos somos lo más perfecto que existe sobre el planeta...¿Y entonces por qué será que nos equivocamos tanto?

Fabiana dijo...

Ivana: Después del síndrome de abstinencia volviste con todo...
Me parece muy bien.
Besos.

Beker: Bienvenido. La supervivencia que acepta el "hacer o conseguir algo a costa de cualquier cosa" es justamente falta de conciencia social. No se puede vivir aplicando la ley de la selva. Al menos para los que pretendemos formar parte de un país mejor.
Gracias por la visita y en cuanto pueda me doy una vuelta por tu blog.

Gla: Encima de todo tenemos una soberbia increíble. Nos describiste genial.
Saludos.

r.- el corre ambulancias dijo...

aca sos bueno cuando te moris, antes, ni en pedo
como dijo el diegote, gardel canta cada dia mejor porque se murio

Juans dijo...

Tanta razón como vergüenza da leerlo...

Fabiana dijo...

Correambulancias: ¿Sabés que tenés mucha razón? Yo también creo que hasta el más hijo de su madre pasa a ser el mejor del mundo para la gente sólo cuando está bien muerto y enterrado. Si no, mirá lo que pasó con Alfonsín?
Gracias por pasar. Saludos.

Juans: Cada sonrisa que esbozamos al leer el texto nos delata. Así que realmente debería darnos vergüenza. Ojalá podamos alguna vez cambiar algo.
Nos vemos.

Anónimo dijo...

Mi nombre es ANA, y quiero contarles algo que recuerdo dijo la señora que actualmente es presidente del ejecutivo argentino, cuando se estaba buscando candidato a presidente en tiempos de duhalde y no pintaba nadie potable, pues ya se sospechaba que el problema máximo era que todos los posibles eran...argentinos!
Y ella lo dijo con todas las letras, como quien dice, "paremos de soñar, que nadie importado vendrá a ocupar este sitio, tal vez lamentablemente, pero es así: un arge4ntino, por más que sea lo menos conveniente, deberá hacerse cargo...y tomar la carga"
Y le tocó a su marido, y luego a ella misma.
Y bueno, así son las cosas: ellos también son argentinos, y el problema sigue inamovible: nadie zafa.

Fabiana dijo...

Ana: Bienvenida y gracias por la "anécdota". No la conocía. Pero al menos ahora sabemos que nuestra presidenta en algún momento mostró un signo de lucidez...
Gracias por pasar.

SEGUIME VOS TAMBIÉN