RELATOS COTIDIANOS: TEORÍA DE LA ¿EVOLUCIÓN? (bajo licencia de Creative Commons)

23 julio 2009

TEORÍA DE LA ¿EVOLUCIÓN? (bajo licencia de Creative Commons)

Estoy sentada en mi escritorio. Hojeo el almanaque y cuento. Cuento los días que hace que permanece en casa sin actividad alguna.

Él se mantiene ahí, en pijama y pantuflas. Se levanta a cualquier hora.
Mamá ahora trabaja y no está pendiente de sus necesidades. No tuvo otro remedio que aprender a organizarse solito. Y reconozco que lo hace de maravillas.
Hace casi tres semanas que está de vacaciones. Raras pero vacaciones al fin.

Antes de que comenzaran, traté de hacerle entender que esta particular interrupción escolar era simplemente un receso. Que había que salir lo menos posible para que tantos días perdidos cumplieran la función original de aislar el virus de la gripe A, aislando a los chicos.
Nada de cyber, ni salidas al shopping ni amontonamiento con amigos o compañeros que pudieran poner en peligro su salud... Y lo entendió.

Respeta el desayuno cerca de las 11 de la mañana. Luego despega de la silla la cola que lo mantuvo sentado mientras bebía su taza de café con leche, somnoliento aún por el madrugón.
Cuando reacciona, huye hacia el living, se tira en el sillón, enciende la Play y juega, en posición horizontal para no agotarse de tantos movimientos bruscos tratando de mantener el control del jostick.
Cambia de juego. Y juega. Cambia el juego una vez más y luego de tanto desgaste da por terminada la primera tarea del día.





Intenta ponerse de pie, le cuesta un poco pero con esfuerzo lo consigue. Si se acuerda, le sonríe al perro y si lo escucha, atiende el teléfono con un diálogo minúsculo para indicarle al que está del otro lado que se apure, porque no tiene tiempo que perder.
Corre entonces a la biblioteca. Se acerca despacio pero firmemente al escritorio y se sienta. Es la hora de la PC. Navega un rato y juega. Juega. Juega.
Cuando se aburre le da una hojeada al diario y encara hacia la cocina con el fin de saber qué habrá de comer a la hora del almuerzo-merienda.

Se sienta en la misma silla que utilizó para desayunar. Toma el control remoto y enciende el televisor.
Una vez más queda hipnotizado, pero ahora ni siquiera mueve los dedos.
Son más de las tres de la tarde y la solitaria paz del angelito acaba bruscamente cuando traspaso la puerta de entrada.
Los platos sucios aún están en la pileta. El cuarto sigue revuelto como la noche anterior y mi casa se adaptó definitivamente a las circunstancias.

Por un momento toma conciencia y comprende que llegó la hora de hacer algo productivo. Se sienta una vez más frente a la PC y abre su correo. Revisa uno a uno su listado de 63 mensajes apilados en la bandeja de entrada y cuidadosamente busca los de sus profesores para controlar si hay tarea nueva para la escuela.
Guarda los adjuntos y sigue en lo suyo.

Le propongo cambiar de actividad. Le sugiero jugar a algo que lo saque por un momento de su mundo cibernético.
-¿Jugás a los dados?
Duda por un momento. No soporta perder ni a las bolitas. Y yo tampoco.
Hasta hace algunos años, le disfrazaba los resultados del “Juego de la Oca”, sólo para no alterar su autoestima.
Hoy le juego de igual a igual.

Camina pausadamente y toma la pelota de tenis que pertenece al perro. Agarra una ojota y empieza su cotidiano partido de tenis contra la pared.

-¡Andá a bañarte! Dentro de un rato cenamos...
-Enseguida. Cuando termine de jugar. (Me responde muy suelto).

Luego de la cena, enciendo un cigarrillo. Me relajo. Estoy casi lista para limpiar la cocina, preparar mi vestuario para mañana y ver un poco de tele antes de irme a la cama. Le pregunto cuándo hará la tarea escolar que debe presentar por mail en unos pocos días. Me responde que antes de irse a dormir.
Me levanto de la silla, me acerco a la pileta repleta de cacharros y cuando abro la canilla escucho un grito:
-¡Me voy a bañarrrrrr!
Cierro la canilla para dejarle al crío el calefón a su entera disposición.
Me siento nuevamente y me pongo a ver tele. Los platos quedan para más tarde.
Otra vez me voy a dormir a cualquier hora, aunque mañana madrugue.

-¡Generala! Perdiste.



relatos cortos

33 comentarios:

Gla dijo...

Buenísimoooooooo...Me siento totalmente identificada...Cambio algunos elementos: En lugar de hijo, hijA, en lugar de Play, la TV y en lugar de mails de profesores Facebook..... Ahhhh, la mía "madruga" a las dos de la tarde porque se quedó con la amiga despierta hasta las 5 de la madrugada...Ufffff....Y bue...Yo, en su lugar...Haría lo mismoooooo!!!

TORO SALVAJE dijo...

Esa es una guerra perdida. No hay nada que hacer.
Mejor aceptar la derrota.
Todos los jóvenes han sido captados por esa secta.
Derrota total.

Besos.

Anavril dijo...

Hola Fabi!! lo logre.
Todavia no puedo creer que los profes entreguen las tareas por mail...demasiado nuevo para mi.

Pero esa rutina es asi!! Yo en mi caso particular creo que hablo por envidia! me encantaria hacer esa rutina...aunque le agregaria un poco mas de movimiento...
besos!!

Anavril dijo...

Hola Fabi!! lo logre.
Todavia no puedo creer que los profes entreguen las tareas por mail...demasiado nuevo para mi.

Pero esa rutina es asi!! Yo en mi caso particular creo que hablo por envidia! me encantaria hacer esa rutina...aunque le agregaria un poco mas de movimiento...
besos!!

Anavril dijo...

Hola Fabi!! lo logre.
Todavia no puedo creer que los profes entreguen las tareas por mail...demasiado nuevo para mi.

Pero esa rutina es asi!! Yo en mi caso particular creo que hablo por envidia! me encantaria hacer esa rutina...aunque le agregaria un poco mas de movimiento...
besos!!

Anavril dijo...

Hola Fabi!! lo logre.
Todavia no puedo creer que los profes entreguen las tareas por mail...demasiado nuevo para mi.

Pero esa rutina es asi!! Yo en mi caso particular creo que hablo por envidia! me encantaria hacer esa rutina...aunque le agregaria un poco mas de movimiento...
besos!!

Anavril dijo...

ha buenooooo, se me fue la mano!!

Mecha dijo...

ahhhh .ajajajajajajaja... quiero la vida de tu hijo!!!!1
(pero sin las tareas del cole, obvio... y sin el cole...)

Gamar dijo...

Odio tanto la rutina que escuchar tu relato me pone en guardia, me dan ganas de levantarme de golpe, tomar mi espada samurai y salir a darle lucha a ella y a quienes la proponen, pero salgo a la calle, la gente me mira como un loco, no encuentro a quien enfrentar y me vuelvo derrotado a cumplir con mi rutina.
Otra vez perdí.

La candorosa dijo...

Al leerla recordé que mi hija mayor -cuando era adolescente y vivía en casa, pues hace un par de años se independizó!!-, tenía razón cuando me apodó "Hitler Hippie", "Gandhi con garrote" o "Juanita límite", ¿por qué? dirá usté...

Pues sencillo, con onda y música de fondo ponía reglas en vacaciones:
- Después de las 10:30, no hay desayuno PARA NADIE.
- Cada cual se encarga de lo que ensucia y debe hacer su cama y ordenar su cuarto.
Y así, varias cuestiones domésticas más, obviamente!!!

Hoy, con esta realidad de pestes y esas cosas y con Candorito, ¡¡¡pues siguen las mismas reglas!!! E incluyen, día por medio repaso de tareas escolares ¡¡le guste o no!!, y un rato al aire libre para jugar a la pelota, caminar... correr!!!, ¡¡si no llueve o nieva, claro!! jajaaa

Sencillo, ¡¡¡soy mandona!!!jajajaa

Saludos ¡¡y candor!!

Favio/MC dijo...

Fabiana, mil gracias por el saludo, igualmente y espero que la hayas pasado de lo mejor. Mil disculpa por la demora, ando a las corridas, rindo la semana que viene asi que desconectado del mundo ja. Cuando me libere leo estos que posteaste que de seguro es mas que interesante. Besos!!

Fabiana dijo...

Gla: Los cambios son anecdóticos pero la realidad es la misma.
¡Quién tuviera su edad para vivir así!
Besos.

Toro Salvaje: Toda la tecnología nos ha sobrepasado. Los chicos de hoy cambiaron pelota por Play, y amigos por celulares.
Creo que se puede modificar todavía. De hecho, mi hijo cambia cualquier cosa por correr detrás de una pelota.
Pero estas vacaciones se las tomó al pie de la letra.
Saludos.

Anavril: Lo de los mails es nuevo para todos. Fue sólo para salir del paso en estas vacaciones improvisadas.
Si yo pudiera, también andaría patas para arriba todo el día.
¡Bien porque pudiste entrar al blog! Te entusismaste y todo.
Besote.

Fabiana dijo...

Mecha: Yo ahora lo envidio, pero no te puedo explicar lo que sufrí cuando estaba en la secundaria... Era muy vaga y eso no me permitió disfrutar de la mejor etapa de la vida.(supuestamente)
Parece que mi gordo es muy envidiado últimamente...
Saludos.

Gamar: La rutina es desgastante. Te lo digo yo que siempre fui tan ordenadita y organizada que convertí en rutina cosas que podría haber hecho a los tumbos.
Ojalá uno pudiera ser "libre" de obligaciones, horarios y días preestablecidos.
Pero es parte de lo cotidiano y sería caótico si cada uno hiciera lo suyo cuando le diera la gana.
Tendríamos que vivir en una isla. Y creo que sería muy aburrido.
Saludos.

Cando: ¡Qué jorobada resultaste!
El texto es un poco exagerado. La criatura se hace su cama y a veces, se viste (aunque ni se asome a la calle). En cuanto a la tarea, la hace. Y trabaja (aunque en horarios poco tradicionales para cumplir con la escuela).
No me puedo quejar demasiado.
¿Nevó ayer en Mar del Plata?
Besos con heladas.

Fabiana dijo...

Favio: Espero que lo hayas pasado lindo el lunes. Estudiá tranquilo.
Me encanta lo que hacés y me da mucho placer leerte.
¡Ojalá haya muchos Favios por la vida!
Saludos y cuidate.

Gatadeangora dijo...

Eso que cuentas me recuerda tanto a otro que tengo aún en casa...

Besitos

Cecy dijo...

Fabi, no se que decirte, no debe ser facil, estar atrapado en estos dias, que ademas de la semanita sin clases, cayeron las vacaciones, sin poder hacer otra actividad que la de aburrirse.
Y bueno vos paciencia, esta tambien en la edad que los come todo aparato espacial que anda dando vuelta.
Ya retornaremos a la normalidad?¡?¡ Creo, jajaj

Besos.

Abuela Ciber dijo...

Por acá andan un poco más ventilados, pero hace mucho frío y poco sol.

Ya comenzaron las clases pero con poco alumnado.

Soy semirutinaria.

Que decirte que te sean leves estos días!!!!!

Cariños

Gla dijo...

Fabiana: ¡Qué brava la Cando! Yo no sé qué me deparará el destino desde el 3 d eagosto...calculo que contrataré una grúa para que la saque de la cama...Y a mí!!!!

Fabiana dijo...

Gatadeangora: Dicen que mal de muchos, consuelo de tontos. No es una alusión personal. Todo lo contrario. Pensemos que es un mal que nos toca a todos. Jaja.
Saludos.

Cecy: Yo me lo tomo con humor mientras cumpla con sus obligaciones escolares. En un blog, ante un comentario que dejé, un amargo me dijo que si yo pudiera, cuidaría a mi hijo en mi útero otra vez... SSSIIIIII, claro que lo haría, y con mucho orgullo. Por eso, más allá del humor, no me molesta que esté en casa todo el día.
Besos.

Abu: Encima de todo, acá está haciendo un frío bárbaro. Pero tenemos una semanita más de vagancia. Y ya me acostumbré a este ritmo. Otra no tengo.
Un abrazo.

Gla: ¡Sí! La Cando resultó jodida, pero lo dice todo con mucho humor y eso suaviza las cosas.
¿Grúa? Avisame así pasa por casa también. Jaja.
Besos.

Marcela dijo...

Yo creo que son varias las madres que están viviendo la situación que comentás.
Mi hermana por ejemplo. No sólo los chicos caminan por las paredes, sino que mi hermana también aprendió y sin soga! jej es una situación poco habitual.
Mucho aburrimiento, mucha TV, pocos lugares que visitar. Esto no, aquello tampoco. No toques allá y lavate 1.000.000 de veces las manitos. Uf!
Ya falta poco! pronto se reencontrará con su rutina escolar y compañeros. Pobre...¡lo entiendo!
Besos!

toñi dijo...

Hola Fabiana. Yo también soy madre de un único hijo, pero de la forma que has descrito al tuyo me he dado cuenta de que yo no soy la única madre que tiene que pasar por las mismas circunstancias. En cada palabra tuya estaba viendo a mi hijo.

Que vamos ha hacer???

Siluz dijo...

No debe ser fácil para un chico estar encerrado, sin poder reunirse con los amigos y con tanto frío. Acá todavía hay actividades al aire libre pues estamos en pleno verano pero la gripe nos exige tratar de mantener a los chicos en la casa. Por lo menos la PC, la TV, el WII y demás siglas nos ayudan a que no se mueran de aburrimiento y soporten evitar contagiarse.

dondelohabredejado dijo...

Ja ja ja, si yo fuese madre, sería mucho más mandona que la Cando, ja ja ja
Me encantó tu relato, sobre todo el modo en que describís los esfuerzos que ese pobre chico hace, ja ja
Y bueno, al fin y al cabo son vacaciones... que las disfrute a su manera.
Un abracito.

Isabel dijo...

Cuando los hijos están de vacaciones, podemos prepararnos. Yo también lo estoy con ellos, y entonces somos tres a repartirnos la de cosas que tenemos para hacer... o sea, nada. Besitos.

Claudia Sánchez dijo...

Peeerooooo... vos también! no ves que el chico está agotado!? no sabés el esfuerzo que implica hacer nada! Jajajaja!
Lo peor es que están todos iguales, o sea, en agosto aumentarán las consultas de madres al borde de un ataque de nervios!
Y lo más grave es que no podemos culparlos a ellos.
El mío (6) al levantarse me dice, con la correspondiente cara gatuna de Shrek: má, no me ponés las zapatillas que estoy cansado? >8-(
Ya falta poco.

Besos,

Fabiana dijo...

Marce: Sonadas están las madres de chicos chiquitos...
El mío no me dice que se aburre. Él vive en estado vegetativo y conectado a algún aparato que lo estimule pero felizzzz.
Besitos y buen finde.

Toñi: Bienvenida. Somos muchas y en todos los rincones del Planeta. Creo que la problemática de los chicos de hoy es general. Pero sé que hay problemas peores. Hay que acostumbrarse a los juegos que juegan y en todo caso, estimularlos para que puedan alternar sus entretenimientos electrónicos con momentos de aire puro y deporte.
No es tan difícil. Es que en este momento particular que estamos viviendo, prefiero verlo en casa, a sufrir mientras anda por las calles con la gripe de por medio.
Gracias por la visita y en cuanto tenga tiempo pasaré a saludarte.

Siluz: ¿Te das cuenta que en todas partes es igual? Esos son los modernos "chupetes" para niños y no tan niños. Porque conozco muchos adultos adictos a esos aparatos.
Besos y cuidate.

Fabiana dijo...

Dondelohabredejado: Jaja. Me hiciste reír. La Cando...Se pasó. Y mi hijo me hace feliz siempre. Por eso me tomo con humor todo lo que hace.
Se que en realidad es una buena persona. Por eso le dejo pasar muchas cositas menores. Y además, como vos decís, está de vacaciones.
Buen finde.

Isabel: Yo antes lo hacía también. Me adaptaba a sus vacaciones y todo me lo tomaba con calma para acompañarlo y organizar salidas. Pero era más chiquito. Ahora trabajo, de modo que mi rutina no puedo modificarla. Y él ya no pasea conmigo.
Todo cambió.
Se encuentra con amigos y cada tanto va a jugar a la pelota. Pero es todo muy esporádico este año. Es un receso muy especial.
Te mando un beso.

Claudia: No hacer nada los cansa más. Si duerme mucho, no puede despertarse. Y si duerme poco porque se quedó mirando una peli a la noche, le falta sueño.
Ahora está haciendo un trabajo práctico. pero son la 12 de la noche...
Vive al revés. Jaja. Y yo con él.
Me alegra verte por acá.
Besotes.

Normis dijo...

Como la vida misma , y son muchas las familias que pasamos por esto , en fin , falta poco y volvemos a la normalidad ( eso espero ) porque al menos a mi tener a mi niña tanto tiempo adentro y con este receso me cansa y para ella es dificil !!!
abracitos Fabi , feliz finde

Anónimo dijo...

Faby, me encanta tu relato y no dudo que tu hijo disfruta de cada uno de esos momentos como si fuera el último minuto de sus vacaciones.
El único consuelo que puedo darte es que todavía te quedan muchos años màs así, ya sabés que mis hijos tienen 20 y màs y en las vacaciones de la universidad,hacen lo mismo que el tuyo.
Felices vacacionesw!
Gaby (tu hermana)

Ivana Carina dijo...

Mal de muchos.... jajajaja!

El mío y el primo andan en las mismas "evoluciones" Jaajajaja!

Pero al menos salen un rato con el abuelo o toman aire cuando no hace frío, obvio....

Igualmente, no me puedo quejar, pobrecitos míos.... Ya se les va a acabar el jolgorio! Aaajajaj!

Besotes evolucionados!

La Cando se pasó! Qué deje vivir a ese chico! Aaaajajjaja! :P

Fabiana dijo...

Normis: A veces creo que para los chicos es más complicado que para los adultos. Y el regreso a clases va a ser muy duro. En fin, alpiste...
Que tengas una buena semana.

Gaby: Ya no se me mueve un pelo. El blog me permitió conocer mucha gente más allá de la General Paz y veo que en todos lados es así. Ellos disfrutan a su manera y creo que con más libertad que en nuestra época.
Besotes para todos.

Ivana: Pobre Cando...Ya recibió muchas críticas. Jaja. Debe ser una madraza con su Candorito.
Que disfruten lo poco que les queda, porque después no van a tener respiro...
Besos y espero que hayas pasado un super-cumple.

Anónimo dijo...

Fabiana!!!!!!! me encantó, te leo y me siento identificada, así es igualita la situación con los míos, pobres chicos en el mundo que les toca vivir!!! aislamiento social, vacaciones de invierno que se convirtieron en "invernadero". Un abrazo y un beso. Carina Suárez.

Fabiana dijo...

Carina: Me gustó lo de "invernadero". ¡¡¡Y es verdad!!!
Bueno, ya se termina y por lo menos los chicos regresarán a sus actividades habituales. En este mes, hemos mantenido vagos por todas partes. Jaja.
Buen fin de semana.
Saludos.

SEGUIME VOS TAMBIÉN