RELATOS COTIDIANOS: SER FELIZ... (bajo licencia de Creative Commons)

23 agosto 2009

SER FELIZ... (bajo licencia de Creative Commons)

A propósito de aquel post que hablaba de la transformación del águila, se me ocurrió reflexionar sobre este tema desde nuestro lugar de seres humanos.
Algunos comentarios dejaban en claro que todos en algún momento de nuestras vidas tenemos la necesidad de transformarnos, de producir un cambio significativo. Y no es casual que ese cambio no se produzca a los 20 o a los 30.

Por lo que he visto, la mayoría de los mortales, sentimos la necesidad de modificar nuestras conductas entre los 40 y 50 años.

Cuando hablo de conductas, no me refiero a negar lo que hicimos. Muy por el contrario, supongo que lo que deseamos es permitir que aflore aquello que somos en realidad, dejando de lado la vida estructurada que hemos construido con los años, para liberarnos así, de ataduras que definitivamente no nos han hecho felices.

Piensen en lo que ocurre alrededor de cada uno de ustedes y notarán que en ese periodo de la vida mucha gente se divorcia o cambia de trabajo.

¿Por qué lo hacemos?

Yo puedo hablar desde mi sensación y estoy segura de que mis cambios se han producido para permitirme ser feliz.
Parece estúpido lo que estoy diciendo pero, en mi vida, ser feliz y HACER FELIZ fueron sentimientos paralelos que en algún punto comenzaron a separarse.

Muchos creemos que la felicidad está basada en los demás. Muchos suponen por ahí que se sienten felices cuando quienes los rodean, lo son. Muchos dicen esperar la felicidad y pasan toda la vida sin verla pasar. Muchos se sienten a gusto siendo "solidarios". Pero ser solidario no es dar lo que nos sobra, sino compartir lo que tenemos. Y desde ese punto de vista, creo que muy pocos lo son.

Hasta aquí, todo es aceptable. Pero el momento crítico llega cuando cada una de estas actitudes frente a lo cotidiano comienza a pesarnos.

No podemos ver por lo ojos de los otros. No podemos sentir por el corazón del prójimo. No podemos pensar por una cabeza ajena. Somos nosotros los únicos protagonistas de nuestra historia. El resto, son actores secundarios que complementan todo lo que hagamos por nosotros mismos.

Si después de tanto sentir por los demás, en soledad, nos damos cuenta que nuestra única compañía es una taza de café; si cuando volvemos a casa sentimos un vacío inexplicable...significa que hay algo que estamos haciendo mal.

Si ante esa sensación intentamos cambiar algo, seguramente estaremos mostrando un signo de madurez. Si a pesar de ello, decidimos seguir sufriendo, entonces lamentablemente no habremos aprendido nada...

Se preguntarán si con los años me volví algo egoísta... La respuesta es SÍ. Lo soy. Aprendí a serlo para poder disfrutar un poco más de lo que realmente quiero.

Se supone que ya anduve más de la mitad del camino... No me sobra el tiempo. Entonces, ¿Por qué tendría que desperdiciarlo con gente que no aporta nada en mi vida? ¿Por qué tendría que sonreír en el lugar donde no quiero estar y haciendo lo que no quiero hacer?

Dicen que "LA FELICIDAD NO ES UN PUNTO DE LLEGADA, SINO UNA FORMA DE CAMINAR" y lo comparto. Cada día, a cada momento damos pasos que nos hacen bien, o al menos tratamos de que eso nos ocurra.

¿Y ustedes, qué cosas hacen, han hecho o han dejado de hacer para conseguir ser felices?

Y ya que estoy tan inspirada, voy a cumplir con la tarea que me encomendaron por partida doble Abuela Ciber e Ivana Carina. Se trata de compartir cinco reflexiones:

1- La frase anterior, que además es una de mis preferidas.
2- Vivimos buscando un destino y con nuestra velocidad lo pasamos de largo.
3- Las puertas se abren sólo para quien gira el picaporte.
4- La mejor herencia que podemos recibir es libertad para construir nuestro propio mundo.
5- Deberíamos entender que los hijos son el bien más preciado que un ser humano puede tener. Eso significa que debemos cuidarlos y amarlos desde ese lugar.


Por último, voy a cumplir también con la labor que me enchufó Ivana. En este caso, vino con premio:



Y como todo premio trae reglas:

1º: Nombrar el blog que me lo otorga: Wheelchair Rules

2º: Comentar mi lado oscuro, ya sean pensamientos, actitudes, etc: "Soy bastante sensible, aunque a veces no se note. Cuando algo me molesta, no puedo disimularlo, no hay caso. Se nota en mi cara el disgusto. Creo que mi gran lado oscuro es ser demasiado estructurada (y eso que cambié bastante). Pero me cuesta improvisar sobre la marcha y me pone de mal humor que las cosas no salgan como las planeé. No perdono fácilmente; pero cuando lo hago, no olvido. Por donde me miren, soy una tipa jodida..."

3º: Pasarlo a 4 blogs: Abuela Ciber; La neurona light; Nada se pierde; Vivir sin manual.

¡Que tengan un hermoso domingo!



14 comentarios:

amor que soy dijo...

comparto contigo lo del egoísmo sano, forzarse a ser bueno o a sonreír o a hacer algo con lo que no se está cómodo ni a gusto es una estupidez, y una insensatez más que algo elogiable

Abuela Ciber dijo...

Te he leído y se dan varios temas, como siempre da gusto tu forma de enfocarlos.
Si el quiebre se hace generalmente a los 40 o poquito más.
Se reveen cosas, se toman decisiones y a veces son grandes los cambios.
Es lo que observo.
Yo lo hice a esa edad.
El camino que se tome es el que nos llevará a una vida armoniosa o en cambio a una rutinaria.
Es como en ese momento la persona define los colores de su futuro.
Además que se comienzan a operar cambios físicos.
No considero egoismo poner límites a las cosas, entre ello a las personas que nos agradan o no.
Y la felicidad te diría que pienso que cada persona la vive en forma especial.
He llegado a una altura de la vida que cada amiga o conocida vive la felicidad en forma diferente y....todas felices y contentas.
Creo y es lo que vivo, que la felicidad se forma de pequeñas plumas de todos colores: hijos, salud, familia, amigos, bienestar locativo, gustos personales, paz interior y ser iluminado desde dentro hacia afuera.

Eso sí que se debe sembrar para cosechar es una realidad que he podido comprobar.

Estas en una edad hermosa en que puedes proyectar el futuro....yo lo estoy viviendo.

Gracias por pasarme el meme, je je.
Te dire que no me agrada lo oscuro para nada, vivo en la luz necesito de ella para ser.

Cariños y buen domingo!!!!!

La candorosa dijo...

Los "cuarentas" dan inicio a una nueva etapa en nuestra vida, y de seguro -y como bien lo expresa usté en este excelente post-, necesitamos hacer cambios, modificar algunos patrones de conducta o costumbres que hasta el momento no nos hacían felices.

Por la experiencia conseguida en distintos ámbitos de nuestra vida, como así también, por los sufrimientos y errores vividos, uno requiere de ese cambio, pues continuar por la vida sin "acomodar" un poco todo, sería casi imposible continuar.

Podría decirse que esta etapa es el momento del gran balance de nuestra vida.
No solo muchos se divorcian o se casan, o cambiar de lugar de residencia, algunos también, lamentablemente hasta se suicidan...

Al igual que usté, también aprendí a ser egoísta... Comencé a darme la posibilidad de no postergar mis intereses y necesidades, pues de eso se trata vivir y ser feliz.


Felicitaciones por el premio ¡¡y por este reflexivo y hermoso post!!

Abrazazos ¡¡y candores doña!!

TORO SALVAJE dijo...

Estoy de acuerdo al mil por mil con esta frase permitir que aflore aquello que somos en realidad, dejando de lado la vida estructurada que hemos construido con los años, para liberarnos así, de ataduras que definitivamente no nos han hecho felices."
Pienso que durante años hemos tenido que construirnos una seguridad para el futuro y para ello hemos sacrificado muchas cosas que nos hubiera gustado hacer, y cuando tienes esa estructura segura puedes permitir que aflore tu verdadero YO, aunque sea ese niño que ha estado tantos años maniatado, lo que sea.

Y claro que hay que ser egoísta para poder disfrutar. Es obvio.

Excelente el post de hoy.

Besos.

dondelohabredejado dijo...

Me ha encantado tu post de hoy. Lo he leído dos veces, para disfrutarlo y masticarlo bien. Estoy de acuerdo en todo lo que decís, es excelente el análisis que hacés. Por mi parte, me costó mucho darme cuenta de que tenía que pensar antes en mí que en los demás y que eso no era egoísmo.
Sigo aprendiendo, sigo cambiando actitudes, para ser cada día un poco más libre y un poco más feliz.
Es que después de cierto rtimpo, de haber vivido, de haber visto, de haberme quebrado tantas veces... las cosas se ven de diferente modo. Y lo más importante es hacer todo para ser felices.
Un abrazo, muchas gracias por este maravilloso post.

dondelohabredejado dijo...

Leerte sin duda me ha hecho mucho bien.Me voy de aquí mejorada, ji ji
Besitos.

Normis dijo...

Totalmente de acuerdo con tu entrada , creo firmemente en que la felicidad es una actitud ante la vida y cualquier cambio que nos haga mas felices , sin ataduras , sin estructuras bienvenido sea y antes que nada amarnos a nosotros mismos para poder darnos mejor a los demas ...
un abrazote dominguero , me encanto leerte !!!!

Gamar dijo...

De acuerdo en casi todo. Una de las actitudes que logran que el resto me vea como medio loco, es esa de pensar solo en lo que me hace feliz, dejando pasar oportunidades muy jugosas.
En mi caso particular, renunciar a muy buenos trabajos por considerar que los beneficios no alcanzaban a cubrir los costos en calidad de vida.
Mudarme lejos de la ciudad es otra.
En general, hacer lo que tengo ganas y lo que me disgusta dejarlo en último lugar, aunque sea socialmente incomprensible.
Saludos y que puedas seguir siendo cada día un poco más feliz.

Fabiana dijo...

Amor que soy: Tal cual. Pero me ha llevado años asumirlo.
Saludos.

Abuela Ciber: Yo también estoy de acuerdo con que cada uno busca la felicidad de forma diferente, pero fijate que la mayoría lo hacemos desarraigándonos de los modelos preestablecidos.
Y coincido conque uno cosecha lo que siembra. Para bien o para mal.
Que tengas una linda semana.

Cando: Uno se acomoda para vivir mejor, pero hay mucha gente que no lo entiende así. A mí, esta decisión me "liberó" en todo sentido. Pero fue un aprendizaje largo y complicado poder decir que "NO".
Besotes.

Fabiana dijo...

Toro Salvaje: La vida nos lleva a hacer lo que no queremos, muchas veces para conseguir lo que sí queremos. Y cuando lo conseguimos, tratamos de "ser felices". Simplemente de eso se trata.
Y hay que ser egoísta...
Besos.

Dondelohabredejado: Creo que mucha gente no se da cuenta de esos cambios. Son naturales, son parte del balance.
Me alegro que te haya servido de terapia.
Besos y feliz semana.

Normis: Sobre todo "sin estructuras". Te lo digo yo que soy muy estructurada y más allá de que hoy me pese serlo, la gente me conoce así, lo que a veces implica un doble problema.
Saludos.

Gamar: Bienvenido al mundo de los egoístas. Muchos tampoco entienden que uno deje pasar posibilidades laborales a cambio de un mejor bienestar con uno mismo. Es parte de esta vida loca que llevamos. Parar un poco y poner en la balanza las propuestas también es un signo de madurez.
Y lo comparto.
Besos.

Juans dijo...

Coincido con que la felicidad es un sentimiento que experimenta uno mismo y por ende lo busca y lo encuentra uno mismo.
Coincido con Normis en amarse para darnos mejor a los demas...
Pero insisto en que la película "Into the Wild" es absolutamente sabia en su frase final "La felicidad solo es verdadera si es compartida"

Anónimo dijo...

Faby:
Creo que nada es casual en la vida y nunca me sentí más identificada con algo que leí que con este SER FELIZ...
Es cierto, a veces nos toma mucho tiempo darnos cuenta que debemos actuar para ser felices, pero hay que ser paciente. Todo llega.
Estoy en eso.
Gaby

Ivana Carina dijo...

Seamos felices!!!

Ser feliz no es difícil, lo difícil es mantenerse y sobre todo lidiar con aquellos que no lo son....

Y más que nada, estoy más que convencida que hay que ser un poquito egoísta para poder encontrar la felicidad y compartirlas con los demás....

Yo soy feliz, a pesar de todo. Y no significa andar a las risitas por todos lados, si no a poder vivir tranquila conmigo misma y con los que me rodean....


Gracias por aceptar los desafíos y los premios! Jaja! Eso me hace FELIZ!!

Besotes felices a pesar de que a mi viejo lo operan again el martes pero.... ¡de la muñeca! Y si.... Así es la vida! =)

Fabiana dijo...

Juans: Cada uno siente la felicidad de una manera diferente. Pero todas las formas son valiosas. Y claro que hay que quererse, porque eso es lo que transmitimos a los demás. Pero sigo sin coincidir del todo con tu última frase.
Gracias por pasar.

Gaby: Parece que lo hubiera escrito pensando en vos... Nada es casual, pero no me equivoco cuando digo que los cambios se dan entre los 40 y 50. El tiempo que nos tome hacerlo, no importa. Lo importante es dar ese paso.
Besitos y te quiero mucho.

Ivana: Vos derrochás felicidad. Se te nota y me encanta. Y es como decís, no significa que tengamos que estar todo el día riéndonos. Se trata de disfrutar...
¿Viste qué buena alumna resulté? Jaja. Siempre cumplo.
Espero que lo de tu papi salga bien.
Besos.

SEGUIME VOS TAMBIÉN