RELATOS COTIDIANOS: ORGULLO ARGENTINO (R) (bajo licencia de Creative Commons)

02 septiembre 2009

ORGULLO ARGENTINO (R) (bajo licencia de Creative Commons)

Los argentinos solemos tener poca memoria y ya ni nos acordamos de las penurias vividas hace algunos años. Nuestro país cumple ciclos y cuando creemos haber superado viejos problemas, éstos se reciclan y renacen como el Ave Fénix.

¿Se acuerdan de las empresas estatales? Por ejemplo ENTEL. ¿Quién no ha padecido una espera de hasta 20 años para conseguir solamente una línea telefónica? ¿Y SEGBA? ¿Recuerdan los cortes programados? Estaba todo perfectamente organizado. Los cronogramas se cumplían a la perfección en los tiempos previstos.
¿Y los trenes que perdían un millón de dólares por día? Un espanto.
¿Y la hiperinflación? No se cómo hemos sobrevivido a ella. Cada dos por tres había feriado bancario y cambiario.
Me estaba olvidando del despreciable "corralito" y eso que no fue hace tanto tiempo...

Gracias a Dios, hoy contamos con empresas felizmente privatizadas. Monopólicas pero privadas. La gente pasó a llamarse "cliente" en lugar de "usuario".
Ahora, lo que sobran son teléfonos, pero faltan operadoras que reemplacen a esos contestadores automáticos que nos ofrecen 150 opciones para poder hacer un reclamo...
Las empresas de energía, ya no realizan cortes programados. Últimamente cortan sin avisar. ¡Es que están al borde del colapso!

Nuestros trenes, por suerte, pasaron a manos también privadas. Por eso, ahora a la pérdida de dinero que provocan, se la llama "subsidio".
Gracias a Dios, no tenemos inflación, aunque mes a mes gastemos más, consumiendo lo mismo.

Además de estos adelantos tecnológicos, el nuevo siglo nos trajo algunos agregados para facilitar nuestra vida diaria.
La inseguridad se nos fue de las manos y ya no se puede controlar. Los piquetes forman parte de nuestro folklore y se transformaron en regla, no en excepción. Y los accidentes de tránsito están a la orden del día.

Tan normal es la Argentina de hoy, que nada nos conmueve. Nada nos extraña.

No he vivido años atrás una granizada como la de 2006 ni mucho menos la nevada del 9 de julio de 2007. Pero desde mi más tierna infancia, recuerdo los anegamientos en la Capital Federal (que ahora llamamos Ciudad Autónoma de Buenos Aires) a causa del desborde del arroyo Maldonado.

Y supongo que será para permitirme recordar parte de mi niñez, que después de más de 30 años, cuando caen dos gotas, salimos nadando hasta en barrios donde antes no se inundaba.
Claro, es que ahora, con la modernidad, generamos más basura y ensuciamos más las calles.

Ya me había olvidado que desde hace unos años, los argentinos pertenecemos al Primer Mundo. Menos mal... No puedo imaginarme cómo sería vivir en el tercero...

19 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Interesante lo que has comentado.

Te dejo mi cariño.

TORO SALVAJE dijo...

Aquí vamos por el mismo camino.
Es cuestión de tiempo.

Besos.

dondelohabredejado dijo...

Ay, me deprimí!
Besitos.

Claudia Sánchez dijo...

Bueno mi vida... en qué quedamos? estamos mejor o estamos peor? Sabés? este post me deja ganas de debatir, porque mi madre (y su generación) dice que estamos peor y yo que estamos mejor, lo que nos falta es memoria.
Besos,

Fabiana dijo...

Abuela Ciber: Conocerás bien nuestra historia. Al fin y al cabo, somos vecinas... Aunque tu país se ve bastante más organizado y prolijito.
Besitos.

Toro Salvaje: Yo todavía no puedo entender cómo un país como el tuyo puede retroceder tanto. Es una pena, de verdad.
Saludos.

Dondelohabredejado: No es para tanto. Los argentinos hemos hecho malabarismos desde siempre. Nada nos llama ya la atención.
Y nos hemos cáido y levantado con la misma rapidez...
Abrazos.

Claudia: Un poquito de cada cosa diría yo. Pero creo que el peor problema de los argentinos, somos los argentinos. Un gobierno hace y el que llega después deshace. Avanzamos uno y retrocedemos dos. Como el juego de la Oca. ¿Viste?
Un beso grande.

Normis dijo...

Tambien creo que un poco el problema de los argentinos es los argentinos ...aunque ahora el gobierno ayuda y mucho a que estemos como estemos ...
un abrazo fuerte y feliz resto de semana !!!!!!

La candorosa dijo...

Todo esto, sin olvidar que todo también forma parte de... ¡¡la globalización!!

No sea cosa que nos andemos sintiendonos únicos y especiales!!

Saludazos!!

carlos dijo...

fabiana muy buen post ecxepto por lo de la inflacion existe ese problema besos

Fabiana dijo...

Normis: Ese es el comentario que le hice a Claudia justamente. Y el gobierno también es argentino. No son una excepción.
Besos.

Cando: Lógicamente. Cuando muchos vuelven, nosotros recién vamos...
No aprendemos más. Pero creo que nadie puede discutir que vivir acá es apasionante, como si hiciéramos siempre "turismo aventura".
Saludos criollos.

Carlos: ¡Y cómo existe! Doy fe todos los días de eso. Fue una expresión irónica pero real. Este post fue uno de los primeros que publiqué hace ya año y medio, pero no tuve que modificarle ni un punto. Triste ¿No?
Gracias por pasar.

SILVIA dijo...

es verdad sobran telefonos, y tenes qeu bancarte esas maquinitas, de m............. qu hasta que te atienda un operador, tardas 10 minutos escuchand, o sea,.........
creo que , no importa si me llaman usurario o cliente, quiero buena atencion , solo eso,
argentina, no se porque me esta doliendo cada vez mas¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
BESITOS FABI¡¡¡¡

r.- el corre ambulancias dijo...

y estamos en un claro retroceso

Fabiana dijo...

Silvia: Todo está doliendo mucho. Pero la conclusión es que siempre después de tocar fondo, se sale adelante. Lástima que acá sea cíclico. Desde que tengo uso de razón esos ciclos se repiten más o menos cada diez años. Es como digo siempre: avanzamos uno y retrocedemos dos.
Besotes.

Correambulancias: Desde 1816...
Saludos.

Deprisa dijo...

Argentina estuvo a la cabeza del mundo y por culpa de cuatro mangantes que se inflaron los bolsillos ha tenido que pasar por las mayores penurias.

Es una pena que los gobernantes sean capaces de arruinar las grandes naciones. Pero de todo se sale y Argentina conseguirá sobrevivir y sobreponerse a la dificultad.

Un saludo.

marola77 dijo...

Realidad pura y dura, aunque nos la pintar de otras formas, nos mal informan, y creen que somos como esas marionetas que las puedes mover hacía el lado que quieras. Y a pesar de las quejas, manifestaciones, nadie intenta hacer nada para que tengamos un mundo mejor. Debe ser que nadie cree que vamos hacía una destrucción de nuestra propia forma de vida. Un saludo desde Barcelona y un beso para los argentinos. Marian

Isabel dijo...

Estáis viviendo una crisis más larga que las demás, pero todo pasará. Tu país es un gran país, pese a quien pese. Besos.

Fabiana dijo...

Deprisa: Ojalá. Creo que al menos en esto, todos deseamos lo mismo. Espero que alguna vez, se gobierne de verdad para la gente.
Saludos.

Marola77: Bienvenida.
Al menos acá, sostengo que somos ovejitas. Con todas las que pasamos, nunca nos rebelamos de verdad. Somos raros...
Te dejo un beso grande.

Isabel: Las crisis ya no me aturden. Sólo me preocupa porque no se qué tanto mal hacemos para merecerlas.
Gracias por los buenos deseos.
Saludos.

Juans dijo...

El problemas FUIMOS y SOMOS los argentinos, aunque la solucion también la "seríamos"; de proponérnoslo...claro

amor que soy dijo...

en españa el mensaje de voz en los trenes ha pasado de llamarnos "pasajeros" a llamarnos "clientes", que es mucho más feo

y comparto la desesperación cuando ante un contestador de treinta opciones no sabes cómo hacer para hablar con una persona, parece mentira que las mismas empresas no se den cuenta de la rabia que generan contra sí mismas con esto

Fabiana dijo...

Juans: Es medio difícil conseguir una solución cuando cada uno mira sus propios intereses. No debe ser imposible. Sólo es cuestión de voluntad y honestidad.
Saludos.

Amor que soy: El problema no es que nos llamen "clientes o usuarios" sino que nos traten como "la gente". Lamentablemente hay sobrados motivos para hablar en contra de los servicios públicos. Algún día, voy a desplegar mi lista de reclamos. Jaja.
Saludos.

SEGUIME VOS TAMBIÉN