RELATOS COTIDIANOS: EL ASADO

18 noviembre 2009

EL ASADO

¿QUÉ ES UN ASADO? (Escrito por una mujer).


El asado es la única comida que el hombre cocina. Cuando el hombre se propone hacerlo, la cadena de acontecimientos es más o menos la siguiente:

1. La mujer, va al supermercado a comprar todo lo que es necesario.
2. La mujer prepara la ensalada, las papas con mayonesa y el postre.
3. La mujer, prepara la carne, la pone en una fuente con los utensilios necesarios; mientras que el hombre está sentado junto a la parrilla, tomándose un vino.
4. El hombre pone la carne en la parrilla.
5. La mujer vuelve adentro, a poner la mesa y a preparar la ensalada.
6. La mujer le dice al marido, que la carne se está quemando.
7. El hombre saca la carne de la parrilla.
8. La mujer pone los platos en la mesa.
9. Después de comer, la mujer trae el postre, levanta la mesa y luego lava los platos.
10. El hombre le pregunta a la mujer, si está contenta de no haber tenido que cocinar ese día, y percibiendo la cara de orto de la mujer, concluye, que no hay poronga que les venga bien.


DERECHO DE RÉPLICA (Escrito por un hombre).

1. Ningún hombre en su sano juicio, va a mandar a su mujer a comprar las cosas para el asado: ella no va a traer cerveza y traerá, alas de pollo y tres kilos de puchero que el carnicero le dijo que salía muy rico a la parrilla, ya que no consiguió enchufárselo a ninguna pelotuda.
2. ¿Ensalada, papas con mayonesa y postre? Ella prepara estas huevadas, para que coman las demás mujeres. Los hombres, comemos carne y nada más.
3. ¿Preparar la carne? A la carne sólo se le pone sal al momento de ponerla en la parrilla...
4. ¿Bandeja con utensilios? Eso es para maricones, el hombre macho se las arregla con un palito quemado, un chuchillo y las manos.
5. ¿Que sólo se pone la carne en la parrilla?... Y quién hizo el fuego, separó las brasas, las acomodó, dio vuelta la carne, disciplinó los chinchulines y pinchó los chorizos?
6. ¿Otra vez preparar la ensalada? Ya dijimos que esas pelotudeces, las comen las mujeres.
7. ¿Que la carne se está quemando? El hombre sólo deja pasar la carne, porque la mujer  vive quejándose de que "está muy jugosa", que "esto está muy crudo",o que "la deje en la parrilla dos minutos más", después de que les ofrecimos el mismo pedazo diez veces, y una hora después de que estaba a punto.
Es decir que ellas, acaban comiendo la carne en forma de carbón, tan tierna y suculenta, como una suela que lleva cinco años al sol del desierto del Sahara. Menos mal que somos los hombres, los que sacamos la carne de la parrilla, si fuera por ellas viviríamos comiendo pedazos de carbón.
8. ¿Platos? Sólo si son para ellas; el hombre come directamente de la tabla o en el pan.
9. ¿Postre?... ¿Lavar los platos?... Yo usé los dedos, y me los limpié en el pantalón!!!
10. Realmente, es al pedo, nunca van a entender lo que es un asado.



22 comentarios:

Nahuelin dijo...

Hola Fabi, es cierto todo eso, me hiciste pasar un momento agradable, te mando un beso grande! Nahuel.

TORO SALVAJE dijo...

Primera sonrisa del día.
Muy bueno.

Besos.

Fabiana dijo...

Nahuelín: Reconozco que es cierto. Pero no me afecta porque en casa no tengo parrilla. Pueden criticar nomás. Jajaj.
Besos.

Toro Salvaje: ¡Cuántos motivos tendremos para seguir sonriendo hoy! Es un relax para empezar el día.
Un abrazo.

Isabel dijo...

Jajaja, divino, niña!! Es que no sabemos, de verdad. A ver para qué ponemos las hojitas verdes... incomprensible ;))))))))))))))
Besos.

dondelohabredejado dijo...

Ja ja ja ja ja, excelente, me partí de risa!!!
Un abracito, que tengas muy lindo día.

La candorosa dijo...

Pura y santa verdá!!!

Intentar equilibrar la dieta de un hombre poniéndole ensaladas, es imposible!!

Me encantó este post, eso si, después venga y digalé a mi director porque mis risotadas se escuchaban a más de 200 metros!!! jaaaaaajajajaa

Besotes y candores bien cocidos!!!

Gamar dijo...

La piedra roseta de la convivencia.
Le dejo un beso.

PD: ¿Vio que hoy no le llevé la contra?

carlos dijo...

fabiana es una gran verdad lo que decis me hiciste divertir un gran abrazo

Claudia Sánchez dijo...

No no no... Estuvieron espiando por la mirilla? Espectacular! Otro día te cuento nuestro sistema.
besos,

Julio César dijo...

Maravilosamente dulce tierno y encantador. Me alegro de haber encontrado este blog que es un pedazo de cielo en el ciberespacio. Es como un gajo del hogar pulcro y bellamente encandilador que todos quisieramos. Te sigo leyendo, encantadora mamá. Una abrazo muy cálido.

Fabiana dijo...

Isabel: Yo no se ni siquiera salar la carne. Jajaj. Pero todo es verdad.
Es un placer verte por acá.
Un abrazo.

Dondelohabredejado: ¡Qué bueno es reírse sananmente! Me alegro.
Feliz resto de semana Marina.

Fabiana dijo...

Cando: A mí también me gusta la carne bien cocidita y hecha carbón... ¿Vio cómo cuesta no reírse delante del jefe en horario de trabajo? Generalmente no tengo tiempo de visitar blogs, pero si lo hago o abro mis mails, suelo contener la risa para no levantar la perdiz.
Besos.

Gamar: Hoy equilibré un poco. Pero lo dejo opinar libremente.
Saludos.

Fabiana dijo...

Carlos: En este tema realmente no me meto poque el asado es casi una exclusividad masculina. Pero la parte que nos toca a las mujeres es real. Y la intención siempre es hacer reír. Al menos a mí, me encanta.
Saludos.

Claudia: ¿Tenés un sistema? A ver... Por ahí aprendo y soy la próxima experta en asados (para hacer en el balcón). Contame, por favor.
Te dejo un beso grande.

nosestamoshablando dijo...

Me hiciste reír!
Tal cual.Está clarísimo.
Nunca se me hubiera ocurrido semejante análisis sobre el asado para ambos bandos.
Beso
Lady Baires

Fabiana dijo...

Julio César: ¡Gracias por estas palabras! Aunque yo no veo que sea dulce ni tierno. Jajaj. Sí creo que es entretenido como para pasar un buen rato. Y esa es la idea.
Te dejo un saludo.

Nosestamoshablando: A partir de hoy, cada vez que nos inviten a comer asado, vamos a estar todos observando actitudes femeninas y masculinas...
Y nos seguiremos riendo.
Besos.

Ra dijo...

ME DIERON GANAS DE COMER ASADO!

Claudia Sánchez dijo...

No mi vida, la idea no es que seas experta en asados... dejá que lo sea él!!!
Nosotros teníamos un sistema.
Como el quincho está separado del departamento, era una historia eterna de subir y bajar porque siempre faltaba algo.
Entonces optamos por armar la "caja del asado". Allí están desde la tabla de picar, los cubiertos, los platos, servilletas, la sal, los condimentos para ensalada ya preparados, fósforos, las cuchillas, la fuente para servir, los vasos, el descorchador/abrelatas, la lata para la grasa, un par de espirales por si hay mosquitos, un trapo rejilla, detergente y esponjita y hasta papel higiénico por cualquier emergencia. Creo que no me olvidé de nada.
Entonces llegado el momento, él agarraba la caja (una de esas plásticas, grandes, con ruedas y una manija para arrastrarla), metía adentro la carne (que previamente había comprado) y el vino y se iba al quincho. Como a la hora, bajaba yo con la ensalada y ponía la mesa. Y mientras también me tomaba un vinito, condimentaba la ensalada, comenzaba a escuchar... mirá lo que es ésto, mirá qué pinta eh?, mirá, mirá, se deshace... (siempre refiriéndose a la carne en la parrilla, claro está!) Y desde allí continúa con tu punto 9, que por supuesto no termina en lavar los platos, sino volver a acomodar tooodas las cosas en la famosa caja. En fin.
La diferencia es que para los hombres hacer asado es un ritual y para nosotras una comida más.

Besos,

r.- el corre ambulancias dijo...

le juro qeu jamas, jamas, pero jamas me veran ensuciar mi cuchillo de asador cortando un inmundo tomate o una vil hoja de lechuga
el asado se come al pan, teniendo firme el pedazo con el dedo pulgar izquierdo y tajeando con el cuchillo el noble vacio
los utensillos son la cosa mas gay que se invento.

Fabiana dijo...

Ra: Y dale nomás, date el gusto. ¿Te gusta directo de la parrilla o le agregamos ensalada verde al plato?
Saludos.

Claudia: Todo muy organizado lo tuyo. Jajaj. Me encantó.
Y los hombres tienen esa costumbre de volvernos locas para que admiremos lo que hacen. Pero también es cierto, que el asado para ellos es un ritual. La previa es importantísima con el vino al lado y despuésss no olvidarse de felicitar al asador...
En fin, cada loco...
Besos.

Fabiana dijo...

Correambulancias: Cuando publiqué esta entrada pensaba en vos. Lo tuyo también debe ser un ritual...
No sabés lo que daría por verte comiendo un asado. ¡Pobre tu mujer! No la envidio.
Saludos.

Abuela Ciber dijo...

JA JA JA JA !!!!

BUENISIMO!!!!!!

Realmente me levantaste el ánimo.

Máximo que el 24 y 31 hacemos parrilla
ja ja!!!!!!!!!!

Cariños

Fabiana dijo...

Abu: Claro... Llega fin de año y todos nos matamos con los asados.
Habrá que ver quién se anima a prepararlos...
Besos.

SEGUIME VOS TAMBIÉN