RELATOS COTIDIANOS: MES BISAGRA (bajo licencia de Creative Commons)

02 diciembre 2009

MES BISAGRA (bajo licencia de Creative Commons)

Diciembre es un mes perdido.  A pesar de que tiene 31 días y de pretender solucionar todos los problemas pendientes que fuimos arrastrando a lo largo del año, se podría decir que 2009 ya terminó.

En este mes empezamos a correr tratando de no dejar ningún detalle perdido. Intentamos organizar cada uno de los típicos encuentros de fin de año con amigos, parientes y compañeros de trabajo como si el 31 fuera a explotar nuestro planeta.

Ya comenzamos a agendar obligaciones para enero porque como les dije, diciembre es un mes perdido. Todo se resuelve antes o después.

Ahora también comienzan las discusiones para ver dónde vamos a pasar las "benditas fiestas"; cómo vamos a repartir el tema de las comidas y de qué manera vamos a distribuir en el trabajo las tan esperadas vacaciones.

Pues bien amigos: diciembre me rompe bastante la paciencia. Me siento agotada y lo único que me interesa a esta altura del año es que pase todo rápido para empezar uno nuevo con todas las pilas.

Ya me veo corriendo a comprar los regalos para el arbolito sacando cuentas y haciendo milagros con las monedas para poder brindar el 31 y sobrevivir al día siguiente.

Ya lo dije muchas veces, odio esta época del año en la cual todos nos volvemos más buenos y tolerantes a modo de balance y agradecimiento por seguir estando vivos.
Últimamente priorizo lo cerebral a lo sentimental, de modo que los mocos quedarán para otra ocasión.

Y ustedes... ¿Cómo manejan el tema de este mes bisagra?

18 comentarios:

carlos dijo...

fabiana yo pienso que hay que tomarlo con calma yo lo hago de esa manera pero hay personas que lo toman de otra forma no todos somos iguales todos tenemos distintas formas de pensar y de tomar las cosas cotidianas que nos suceden en el dia ya sea bien o mal saludos

Cecy dijo...

Lo manejaré asi:
Cuando lleguen las fiestas lo decidiré en el momento.
No le voy a dar bola a los regalos, comidas, amigos, familiares, y reuniones por compromiso.
Será un mes de ir a correr por la mañana, tomar sol, leer y tomarme una garompa.
Por suerte con mi hijo estamos leberados de tal compromiso, que seria al único que acudiria si soy reclamada.

Y feliz año nuevo.

je.

Besos, linda.

tia elsa dijo...

Sabés que ya leí varios blogs con esta temática, evidentemente diciembre y las fiestas no gustan. La verdad yo hace tiempo que lo tomo con calma, regalos solo a la gente menuda, comida? tranqui, asado, ensaladas, postre, helado, algo para brindar y chau! reunión en casa con hijos y cuñados y sobrinos con el mismo espíritu, pasarlo en familia como tantas otras reuniones, entonces no hay estrés, ni locura. Besos tía Elsa.

TORO SALVAJE dijo...

Yo si pudiera le dispararía a este mes, y a los seis primeros días de enero también.
Ya está dicho todo.

Besos.

Gatadeangora dijo...

Cada vez me gusta menos Diciembre y sus fiestas, me agobio y tambien estoy deseando que pasen pronto.

Besos

nosestamoshablando dijo...

Lo tomo con naturalidad, reuniones en familia, con algunas personas más de las que veo siempre, que aparecen solamente para el brindis en estas fechas.
No soy de grandes festejos y como decís y coincido, estoy más cerebral que sentimental.
Besos
Lady Baires

Gla dijo...

La verdad? Con el tiempo aprendí a pensar en qué tengo ganas de hacer y no hago lo que no quiero. No hay compromiso que valga...

No me reúno con quienes no tengo ganas y hago lo imposible por encontrarme con quiénes sí deseo ver...
En el trabajo hago lo mejor que puedo..Y lo que queda, queda...seguro que con la explosión de los fuegos artificiales del 31 no desaparecen mis carpetas con asuntos pendientes...El 2010 se encargará de que dejen de serlo...Receta para sobrevivir a este mes, vio?

dondelohabredejado dijo...

Yo sólo sé que este año se ha pasado como chifle...
Diciembre?? ya estamos en diciembre??
Buahhhhh!!!
No lo manejo. Así como viene, se irá.
Un abrazote, y que todo te salga fácil y muy bien.

Claudia Sánchez dijo...

A ver cómo lo digo con delicadeza... no... iba a decir como Maradona... diciembre me la ... pero no me sale.
Honestamente, cada vez tengo menos tolerancia para la hipocresía. Así que nada de buenos y tolerantes. Es un mes de locura inútil, cuando se pierde la perspectiva de las motivaciones reales de los festejos (que además son dos en una semana!), cuando todo el mundo anda maldiciendo porque el dinero no alcanza, y porque tiene que reunirse con la suegra/cuñada que viven en la loma del huerto y encima hace un calor de morirse y ... cuándo vamos a reaccionar?

Gracias Fabi! Hoy pude hacer catarsis acá!
Besos,

Claudia Sánchez dijo...

Prefiero Reyes ves? Un solo regalo y la ilusión de la inocencia! Pero eso lo dejamos para enero.
Otro beso.

Fabiana dijo...

Carlos: Hay mucha gente que se lo toma con calma y lo disfruta de verdad. No es mi caso.
Entre nosotros, lo pasaremos como todos los años. No se me mueve un pelo y no es más que un trámite obligado. Haría muchas otras cosas si no tuviera la presión de la poca familia que tengo.
Pero por ahora con el tema de las fiestas, no apliqué eso de hacer lo que quiero y no lo que me imponen. Por ahora, nomás.
Saludos.

Cecy: ¡Qué suerte! Poder sacarte ese peso de encima sin ningún cargo de conciencia...
Esa es todavía una asignatura pendiente para mí.
Feliz año bombón.

Fabiana dijo...

Tía Elsa: ¡Bienvenida! Te he visto paseando por otros blogs y es un placer verte por mi casa.
¿Sabés? Este es un tema bastante recurrente cuando llega diciembre. Se ve que es como vos decís: las fiestas no son tan felices como nos han hecho creer. Pero cada uno se las tiene que arreglar con lo que le toca. Y si es en familia, al menos pasarla lo mejor que se pueda.
Gracias por pasar.

Toro Salvaje: Sos de los míos. Pero yo desaparecería hasta marzo. Enero y febrero son como el desierto. Recién en marzo se vuelve a la civilización.
Besos.

Fabiana dijo...

Gatadeangora: Ya veo que somos muchos. Cada vez más. Y además, la gente se vuelve muy rara. Es como si les pesaran las macanas que hicieron durante todo el año.
Te mando un abrazo.

Nosestamoshablando: Ya se me pasó la etapa de los grandes festejos. Y no te voy a negar que yo también me encuentro con gente que hace tiempo no veo, pero ya no me emociona el brindis de la medianoche ni los buenos deseos.
Besos.

Nahuelin dijo...

Es tan cierto lo que decis, en mi caso es el mes más conflictivo...me gustaria poder tener a todos mis seres queridos alrededor de la mesa pero lo veo distante y me pregunto por qué tiene que ser asi? pero bueno tengo que aceptar y nunca pierdo la esperanza de poder pasar todos juntos algun dia de diciembre...Un beso Fabiana!

Isabel dijo...

A mí me encanta diciembre. Tengo mis vacaciones, celebramos la Navidad, estoy más tiempo con la familia y amigos, tengo ilusiones renovadas... es un mes especial. Besos.

Fabiana dijo...

Gla: Hay recetas muy variadas. Cada uno tratará de transitar diciembre lo más sanamente posible.
Me parece muy acertada tu postura. Por lo general, es parecida a la mía.
Besos.

Dondelohabredejado: ¿Viste qué rápido van pasando los años? Yo tampoco puedo creerlo...
Parece que hubiera sido ayer el brindis del 31.
Que tengas un lindo finde.

Fabiana dijo...

Claudia: ¡Sos de las mías! Y "Relatos" está disponible para todo uso. Si querés hacer catarsis, adelante.
En cuanto a los Reyes...NO, por favor. Dejémoslo para enero que con lo que hay en diciembre alcanza y sobra.
Saludos fiesteros.

Nahuelín: Ese es otro tema delicado. Lamentablemente vivimos en un país donde muchos han emigrado y las familias se han disuelto. También llega una etapa de la vida en la cual vamos perdiendo seres queridos y ante todo esto, debemos pasar las fiestas con quien tenemos a mano y no siempre con quien deseamos.
Ojalá que alguna vez se te de lo que tanto esperás.
Un abrazo.

Fabiana dijo...

Isabel: Que se trata de un mes especial, nadie lo duda. Pero claro, cada uno lo vive de acuerdo a lo que le sucede. Y te entiendo. Si durante diciembre me pasara lo que a vos, yo también lo vería de otra manera.
Hasta suele ser muy caluroso y a mí tampoco me gusta el verano... Jajaaj. Definitivamente no es mi preferido.
Besos.

SEGUIME VOS TAMBIÉN