RELATOS COTIDIANOS: EL JEFE Y LOS MONOS (esta historia la conozco)

31 agosto 2010

EL JEFE Y LOS MONOS (esta historia la conozco)


Una vez llegó al pueblo un señor bien vestido. Se instaló en el único hotel que había, y puso un aviso en la única página del periódico local. Estaba dispuesto a comprar cada mono que le trajeran por $10.
Los campesinos, que sabían que el bosque estaba lleno de monos, salieron corriendo a cazar.

El hombre compró, como había prometido en el aviso, los cientos de monos que le trajeron a $10 cada uno sin chistar. Pero, como ya quedaban muy pocos monos en el bosque, y era difícil cazarlos, los campesinos perdieron interés, entonces el hombre ofreció $20 por cada mono, y los campesinos corrieron otra vez al bosque.

Nuevamente, fueron mermando los monos, y el hombre elevó la oferta a $25, y los campesinos volvieron al bosque, cazando los pocos monos que quedaban, hasta que fue casi imposible encontrar uno.

Llegado  este punto, el hombre ofreció $50 por cada mono, pero, como tenía negocios que atender en la ciudad, dejaría a cargo de su ayudante el negocio de la compra de monos...

Una vez que viajó el hombre a la ciudad, su ayudante se dirigió a los campesinos diciéndoles:

-Fíjense en esta jaula llena de miles de monos que mi jefe compró para su colección. Ni recuerda que los tiene. Yo les ofrezco venderles a ustedes los monos por $35 y cuando mi jefe regrese de la ciudad, se los venden por $50 cada uno.

Los campesinos juntaron todos sus ahorros y compraron los miles de monos que había en la gran jaula esperando el regreso del "jefe"...

Desde ese día, no volvieron a ver ni al ayudante ni al jefe. Lo único que vieron fue la jaula llena de monos que compraron con sus ahorros de toda la vida.


Ahora tienen ustedes una noción bien clara de cómo funciona el Mercado de Valores,
la Bolsa, Wall Street y los monos...



27 comentarios:

El Drac dijo...

Al terminar con esa moraleja tu relato instintivamente me he cogido los bolsillos!!

TORO SALVAJE dijo...

Jo, que bueno.
Genial.

Besos.

Gamar dijo...

Es agudizar la inteligencia para obtener recursos, en su máxima expresión.
Una de las materias de la carrera que hice es economía y ahí aprendí que en la definición de empresa se destaca el objetivo "maximizar ganancias"
También estudié "ética", pero esa no es correlativa.
Saludos

dondelohabredejado dijo...

Es excelente, Fabiana, está clarisimo!! Y a la vez da mucha tristeza, claro.
Un abrazo grandote.

Princesa Adora dijo...

Sí, lo conocía y deja en evidencia el famoso "oportunismo", nos creemos muy vivos a veces y resulta que casi siempre hay otro más vivo que uno!
Por otro lado, como dijo alguien ya da mucha tristeza en el fondo.
En fin, cariños!!!

Lady Baires dijo...

Conozco algunos incautos que de muy buena fé, se metieron en negocios "de monos" y perdieron absolutamente todo.

es como que la desesperación te lleva a ciertas situaciones impensadas.

Besos!

Claudia Sánchez dijo...

¡Excelente Fabiana! Sin desperdicio.
Besos,

Sergio dijo...

Sí, la ambición desmedida... resulta en eso...

Te dejo saludos,

Sergio.

Cris dijo...

Nada para sacarle a èste post , yo estoy imaginàndome jaulas por doquier llenas de cosas , muy bueno !!
Saludito
Cris//mujeresdesincuentay

Alma Inquieta dijo...

Hola Fabiana,

No sabría vivir sin mis amigos.
Tú, aunque no me sigas, haces parte de ellos.
Para ti va mi cariño y mi agradecimiento en forma de palabras escritas en mi blog. A acompañarlas hay un regalo hecho especialmente para ti...
Visita mi Estados de Alma y lo verás...

Un beso.

Cecy dijo...

Me hizo acordar de ese dicho popular que dice: por unas monedas baila el mono.
Tendra que ver?
Bueno, pero lo cierto que la ambición desmedida es moneda corriente.
Je.

Besos Fabi!

La candorosa dijo...

Ahora tengo una noción más clara de cómo funciona el Mercado de Valores, la Bolsa y Wall Street, pero ojo ¡¡los monos no funcionan así, pubechitossss!!!

Excelente ejemplo el que nos presentó, eh!

Abrazotessssssssss!!!

tia elsa dijo...

Muy bueno1 fue la mejor lección de economia que me dieron. Besos tía Elsa.

nadasepierde dijo...

que buena la historia...ahora habría que ver si aparece alguno lo bastante creativo como para hacer algo con los monos.... ya va a aparecer... !!!
Esto se llama leccion de economía alegórica!
un beso

Epístola Gutierrez dijo...

Desde ahora me queda tristemente claro.
Que tengas un muy buen fin de semana.
Un beso.

Ra dijo...

es genial! te lo robo para postearlo

Isabel dijo...

Nos toman el pelo!!! Tendremos que andarnos con cuidado, no nos quieran vender monos... besos.

Fabiana dijo...

El Drac: Si estuvieras en la Argentina ya no tendrías ni bolsillos...
Saludos.

Toro Salvaje: Igual que en la vida real. ¿No te parece?
Besos para vos.

Fabiana dijo...

Gamar: Habría que incluir en la facultad materias que sí sean correlativas con "ética". Entiéndase "cómo agudizar el ingenio para sacar buenos dividendos en un negocio sin estafar a nadie". Un poco largo pero vale.
Que tenga un lindo finde.

Dondelohabredejado: Linda moraleja para pensar un poquito sobre lo que suele pasar. Dicen que "el que no corre, vuela". Pero en la vida real, no causa tanta gracia. Sobre todo cuando le toca a uno.
Un beso grande.

Fabiana dijo...

Princesa Adora: "El que roba a un ladrón, tiene 100 años de perdón" Claro que hay oportunismo, pero no es nuevo. Toda la vida fue igual. Sólo que ahora ya ni siquiera hay códigos.
Besos linda.

Lady Baires: Hay muchos. Es que el hombre no aprende jamás y cada vez necesita más para conformarse. Bueno, aquí está el resultado.
Cariños.

Fabiana dijo...

Claudia: Sí, es muy bueno. Y me pareció oportuno compartirlo con ustedes.
Besitos.

Sergio: Y es cada vez peor. Más exige la sociedad, más ambiciona el hombre. Es una rueda viciosa y no veo que tenga fin.
Te dejo un abrazo.

Fabiana dijo...

Cris: ¿Quién no tendrá en el fondo de su casa una jaulita con monos aunque sea chiquita? Creo que de eso (aunque sea en pequeña escala) no se salva nadie. Y si busco muy profundo, yo tampoco.
Besos.

Alma Inquieta: Que no te siga no significa que no te lea. Es más, no recuerdo a quiénes sigo porque no le doy importancia. Pero estate segura de que visito todo lo que puedo a muchos amigos blogueros que, como vos, vale la pena leer.
Gracias por tenerme siempre en cuenta.

Fabiana dijo...

Cecy: Muy adecuado el refrán para esta ocasión. Y yo diría que por unas monedas algunos matan, de modo que ¿por qué no podrían "bailar"?.
Saludos domingueros.

Cando: Los monitos son los únicos inocentes de esta historia. ¡Al menos que se salven ellos!
Ahora que entendimos la lección, trataremos de no caer en la tentadora trampa...
Que pase un hermoso fin de semana.

Fabiana dijo...

Tía Elsa: No se si es la mejor pero me resultó muy gráfica y simple de comprender. A partir de hoy, el que cae, es porque quiere. Jajaj.
Te dejo un beso grande y suerte con tu mami.

Nadasepierde: Siempre aparece una cabeza que piensa... Ojalá que sea para bien. Y ahora que conozco algunas de tus profesiones y especialidades laborales... ¿No se te ocurre ninguna? Jajaajaj.
Besos.

Fabiana dijo...

Epístola Gutiérrez: Claro como el agua. Creo que a todos nos quedó muuuuy claro.
Igualmente para vos.
Cariños.

Ra: No necesitás robarlo. Te lo cedo. Con todo gusto.
Saludos.

Daniel Rico dijo...

Magnifico relato!

Ahora, cada vez que alguien me hable de las leyes de la oferta y la demanda, me le reire en la cara1

Saludos!

Fabiana dijo...

Isabel: Mucho cuidado con los monos y con quienes los venden. Por favor. No caigas en la trampa...
Que tengas una hermosa semana.

Daniel Rico: ¿Tenés idea de cómo cerró el Merval? Jajjjaa-
Saludos para vos.

SEGUIME VOS TAMBIÉN