RELATOS COTIDIANOS: OTRO DÍA DE FURIA Y FESTEJO (bajo licencia de Creative Commons)

24 octubre 2010

OTRO DÍA DE FURIA Y FESTEJO (bajo licencia de Creative Commons)

Hace algunas semanas, en el  blog  "Según pasa la vida", Tía Elsa contaba con mucho énfasis las peripecias que vivió al hacer un reclamo en Rentas de la Provincia de Buenos Aires por una moratoria que le había llegado de manera equivocada. En ese post, ella decía que una vecina suya hablaba de "gente que nace con estrellas y otros, estrellados", refiriéndose a la suerte que protege a unos y deja a la buena de Dios, a otros.

Y aunque ese dicho también es muy conocido entre mi gente, generalmente cuando me acontecen  varios sucesos problemáticos que me dejan sin respiro y me hacen pensar que hubiera sido mejor no levantarme por la mañana, suelo apodar a ese trágico día como "día de furia" lisa y llanamente.

He tenido unos cuantos y hasta logré relatar uno que me dejó sin aliento mientras buscaba la forma de encontrarle una solución. Si quieren espiar, aquí les dejo el link.
Pero volviendo a la actualidad y, si tienen buena memoria, recordarán que no hace mucho tiempo nuestra bonita y modesta PC ha sido reparada. Nada del otro mundo: un poco más de memoria, reparar el mother, formatear y estrenar Windows 7, sólo para optimizarla y aprovechar un tiempo más de vida útil hasta que juntemos unos dinerillos para comprar una nueva.

El último miércoles me levanté con la idea de buscarme un tiempito para responder unos cuantos comentarios pendientes en el blog. Pero al llegar al trabajo, no sólo me topé con un montón de papeles sobre mi escritorio y unos cuantos trámites pendientes que me harían caminar toda la mañana, sino que encima descubrí que no teníamos servicio de Internet.
Dejé entonces mi idea para cuando volviera a casa, siempre que me quedara algo de tiempo entre los quehaceres domésticos.

Ya de regreso, al poner el primer pie en mi hogar, me atajaron avisándome que mi amiga virtual estaba "un poco infectada" y que no había manera de eliminar del escritorio de la PC el cartelón rojo que lo advertía.  ¡BINGO!

De la bronca, largué todas las porquerías que llevaba encima y me fui a dormir.

Ya el jueves, nuevamente de regreso a casa, pensé cómo haríamos para sacar esa basura virtual sin terminar en un nuevo formateo que siempre me trae dolor de cabeza a la hora de volver a instalar todas las aplicaciones. Sobre todo, después de varios días de "abstinencia informática".

Llamé al técnico que suele curar a nuestra amiga y le expliqué lo que había ocurrido, suponiendo que mi idea de investigar y darme una mano vía telefónica quedaría inmediatamente descartada porque para quienes reparan, eso lleva más tiempo que el mismo formateado.

La llamada en cuestión duró unos 40 minutos vía celular. Me indicó descargar de Internet un programa de asistencia remota para poder analizar el desolador e incierto panorama.

Lo dejamos trabajar con tranquilidad mientras espiábamos todo lo que hacía. Hasta me felicité por haber cambiado hace muy poquito tiempo mi propio servicio de Internet por uno con mayor velocidad porque eso le iba a permitir utilizar mejor todos los recursos posibles. Pero lo que no imaginé, es que justamente mientras este chico metía la mano en mi computadora, nos quedaríamos sin electricidad...
Por suerte, fueron unos pocos minutos. Sí. Aunque después vinieron unos cuantos cortes del cable (que nos provee TV y banda ancha).  ¡El colmo de los colmos! No solemos tener cortes de luz con frecuencia y desde que contratamos el nuevo servicio  dúo funcionaba todo al pelo...

¡Cómo no tener un día de furia! Más bien diría que fue una semana de furia porque todo estaba saliendo como el culo, salvo la infinita paciencia de este chico al que llegué a decirle por teléfono:
-¡Si llegás a repararla sin necesidad de llevártela, te adorooooo!

Al día siguiente y con los servicios funcionando normalmente, volví a comunicarme con él para decirle que dejaba mi PC a su disposición porque yo me iba a trabajar. Es más, le pedí que cualquier novedad que hubiera, me la confirmara por mail. Ilusa...

-No te preocupes. Te dejo un bloc de notas en tu escritorio con lo que vaya surgiendo.
-¡Ahá, claro! No se cómo no se me ocurrió. Después te transfiero el dinero a tu cuenta y te mando saludos por la cámara web...

No hay caso. No estoy acostumbrada a tanta tecnología. Todavía habrá que ajustar algunas pequeñeces, pero en general, podría decir que mi compañera salió de terapia intensiva.

Seguramente, será el lugar que ocupe yo cuando mi amado técnico me informe cuánto le debo por los servicios prestados. Y si  a su cuenta, le sumo la del celular después de haberlo usado durante varias horas cada vez que necesité ubicarlo, seguramente tendré un nuevo día de furia...


Pero antes de que eso pase, quiero que sepan que hoy mi marido y yo, cumplimos 18 años de casados. Parece poco, pero es tooooda una vida cuando se la comparte con la misma persona.
No siempre transitamos por senderos de paz y no se si nos queremos como el primer día. Seguramente el amor ha ido transformándose en otros sentimientos no menos importantes, pero todos ellos son los que nos han permitido llegar juntos hasta aquí. Ustedes saben que yo hablo muy poco de él, pues lo hago precisamente para no involucrarlo demasiado en mis historias incisivas aunque de vez en cuando largue una
carcajada al leerlas.
En fin. Más allá de los vaivenes de la convivencia, hemos formado una familia y con mucho esfuerzo pudimos construir nuestro "hogar" (que no es lo mismo que una casa).
El premio mayor, sin dudas, es nuestro hijo. Nada volvió a ser igual después de su nacimiento. Por eso digo que los sentimientos se transforman y las prioridades van cambiando. Y está bien que así sea, porque eso significa madurar y crecer; es asumir mayores responsabilidades porque sabemos que son compartidas y entonces resultan más llevaderas. Y es también tener la seguridad de poder apoyarnos mutuamente cuando las cosas no salen del todo bien.

Quería compartir todo esto con Ustedes
que me siguen desde hace tanto tiempo y merecían que alguna vez me decidiera a hablar en serio.


16 comentarios:

Gla dijo...

Sé de esos días de furia y también de esa metamorfosis de sentimientos. También llevo 18 años de casada con el mismo trofeo que vos....
Y además no es nada raro que me sienta identificada con tus entradas....en fin...fuera la furia del día de hoy y a celebrar la vida...Tanto tiempo reeligiendo el mismo compañero de ruta se lo merece....No es poco....

TORO SALVAJE dijo...

Muchísimas felicidades por vuestro aniversario.

La tecnología nos está ganando por paliza.
Y ya no se puede volver atrás.

Besos.

Claudia Sánchez dijo...

Feliz Aniversario Fabi!Que lo pasen lindo! Y no te preocupes, los días de furia... volverán!!! ;-D
Besos,

lady baires dijo...

Felicitaciones por los 18 años, tu hijo y el hogar que formaste! Muy lindo tu relato donde reconocés que los cambios también se van generando, pero todo desde el amor.

Con la PC? Sí es todooooooo un tema, nos saca de las casillas, pero siempre vuelve a la normalidad. Eso sí, con unos buenos morlacos mediante.

Muchos besos de aniversario.

Fabiana dijo...

Gla: No tengo dudas de ser bien comprendida por vos, porque en el fondo creo que somos bastante parecidas. No sólo son 18 años de casados; a esos hay que sumarle 6 más de novios. Tooooda una eternidad. Pero no cambiaría nada. Cada uno marca su vida y es responsable de su destino. Y estoy segura y feliz de lo que llevo hecho hasta ahora.
Me alegra verte de nuevo por acá.
Besos.

Toro Salvaje: ¡Gracias por tus buenos deseos! Yo se que tengo muy buenos amigos virtuales que siempre están presentes.
En cuanto a la tecnología, es muy difícil acostumbrarse a todo lo que nos brinda. Yo me sorprendo por tantas cosas increíbles que nos regala pero me pregunto si no se nos está yendo la mano.
Que tengas un lindo domingo.

Fabiana dijo...

Claudia Sanchez: ¡Gracias linda! Y ya se que volverán, porque nunca dejan de aparecer esos malos momentos. También es parte de la vida y no hay otra más que "vivir".
Cariños para vos.

Lady Baires: ¡Gracias! Amor, respeto, comprensión y tolerancia... Aunque a veces nos enojemos como todo el mundo. Sin esos importantes ingredientes, la pareja fracasa sin remedio.
La PC parece hijo bobo. Es muy difícil mantenerla en condiciones y seguro que cuando más la necesitamos, se enferma. Jajajaja.
Saludos y te debo una porción de torta...

Cecy dijo...

Muy feliz Aniversario!!!
Tantos años es un gran motivo para festejar.
Que lindo!

Por lo demás creo que todos padecemos lo mismo, jajaja.
La abstinencia tambien!

Besos.

Epístola Gutierrez dijo...

Comencé a leer y fui creciendo en mi bronca, proyectaándome en ese tema de problemas que se suman y nos hacen pensar en la necesidad de quemar diez kilos de incienso y lavar la casa con veinte litros de vinagre...
Pero llegué al tema del festejo y todo lo demás quedó chiquito e insignificante.
18 años juntos!! Una maravilla!! Te felicito, los felicito!!! Supongo que no habrá sido fácil llegar a tanto tiempo, y que si ya llegaron a los 18 años van a estar juntos siempre.
te felicito, por tu aniversario, por tu hijo, por la hermosa familia que tenés.
Te deseo toda la felicidad del mundo, para vos y los tuyos.
Muchos besos!!

Cris dijo...

Fabi demas esta decirte que te re entiendo ,con respecto a la Compu uffff,hasta me instó a merecido post , Dia de Furia , tambien merecio un post , quien no ha tenido ese dia donde se saca lo peorcito de uno mismo. y Casamiento, Aniversario ? FELICIDADES !! DISFRUTENLO MUCHOOOOO., yo llevo festejando 33 Aniversarios con el mismo Señor, sii, un Dinosaurio vivo.
En serio Disfrutá ya que es una forma de darnos cuenta que los dias de furia , no han sido tantos.
Saludito
Cris//mujeresdesincuentay

Fabiana dijo...

Cecy: Motivos para festejar, unos cuantos. Sobre todo la infinita paciencia mutua... Jajja.
Gracias por los lindos deseos.

Epístola Gutiérrez: Hay cosas que se minimizan cuando aparece algo más importante. Ya lo creo. Igual, ese día me superó.
Siempre te digo lo mismo, pero me encanta tu calidez y tu buena onda. Tengo la sensación de conocerte de toda la vida.
Besotes para vos.

nadasepierde dijo...

lo bueno de los dias de furia, es que son limitados, y tienen fin... no lo digo solo yo, lo dice la canción: el llanto en risa...alli termina! y por tus 18 años que supieron construir, te felicito y te admiro. Por 18 mas! y 18 mas!!! y 18 mas.....porque no??? mis padres van por los 54 y son el mejor ejemplo de que se puede!

un beso

Fabiana dijo...

Cris: Veo que las PC suelen ayudarnos a mostrar lo peorcito de nosotras. Jajajja. Esos días de furia entonces aparecen cuando las compu desaparecen...
Con respecto al aniversario, vamos camino a convertirnos en dinosaurios los dos. Pero está bien, lo tengo más que asumido. ¡Mientras no nos extingamos pronto!
Besitos para vos y tu dinosaurio.

Nadasepierde: Todo concluye al fin...dice la letra. Y es cierto. Todo pasa, por suerte.
Mis padres cumplieron el último abril 51 años de casados. No creo que todo sea color de rosa, pero a esta altura, se puede decir que son como uno solo.
Ojalá lleguemos nosotros.
Gracias por la buena onda y buen finde.

Princesa Adora dijo...

Días de furia los tenemos todos, je.
Felicitaciones, 18 años no es moco de pavo!!!!!

Cariños!!

Fabiana dijo...

Princesa Adora: Ya lo creo. Es muchoooo pero lindo. Es trabajo cotidiano, paciencia, tolerancia...En fin, es todo lo que se hace siempre pero en este caso en particular tratando de conservar lo que elegimos hace tantos años ya.
Buen finde.

Abuela Ciber dijo...

FELICITACIONES y a por muchos años más vivieno esa comprension y tolerancia que vuestro mutuo amor hace florecer .

Cariños

Fabiana dijo...

Abuela Ciber: ¡Gracias linda por tan lindo deseo! Te aseguro que hacemos la tarea todos los días, como corresponde.
Besos para vos.

SEGUIME VOS TAMBIÉN