RELATOS COTIDIANOS: 2011

28 julio 2011

CONSUMO DE ALCOHOL


Causas, efectos secundarios y posibles soluciones


1) Síntoma: Pies fríos y húmedos.
Causa: El vaso está siendo agarrado en ángulo incorrecto.
Solución: Girá el vaso hasta que la parte abierta quede hacia arriba.


2) Síntoma: Pies calientes y mojados.
Causa: Ya te measte.
Solución: Andá a secarte al baño más próximo.


3) Síntoma: La pared de enfrente está llena de luces.
Causa: Te has caído de espaldas.
Solución: Posicioná tu cuerpo a 90º con respecto al suelo.


4) Síntoma: Tu boca está llena de colillas de cigarrillos.
Causa: Te caíste de cara sobre el cenicero.
Solución: Escupí todo y enjuagate la boca.


5) Síntoma: El suelo está borroso.
Causa: Estás mirando a través de un vaso vacío.
Solución: Más de tu bebida favorita.


6) Síntoma: El suelo se está moviendo.
Causa: Estás siendo arrastrado .
Solución: Preguntá a dónde te llevan por lo menos.


7) Síntoma: Reflejo múltiple de caras mirándote desde el agua.
Causa: Estás en el inodoro, intentando vomitar.
Solución: Metete el dedo (en la garganta).


8) Síntoma: Escuchás que la gente habla produciendo un misterioso eco.
Causa: Tenés el vaso en la oreja.
Solución: Dejate de hacer el payaso.


9) Síntoma: La discoteca se mueve mucho, la gente viste de blanco y la música es muy repetitiva.
Causa: Estás en una ambulancia.
Solución: No moverse. Posible coma etílico o congestión alcohólica.


10) Síntoma: Tu padre está muy raro y todos tus hermanos te miran con curiosidad.
Causa: Te has equivocado de casa.
Solución: Preguntá si te pueden indicar por dónde queda la tuya.


11) Síntoma: Un enorme foco de luz de la discoteca te ciega la vista.
Causa: Estás en la calle tirado y ya es de día.
Solución: Café y una buena siesta.


19 julio 2011

81



Hoy estarías cumpliendo 81 años.

06 julio 2011

APARIENCIAS (Bajo licencia de Creative Commons)

"Las apariencias engañan" dice el viejo y conocido refrán. Y ya lo creo. Mil veces he juzgado (para bien o para mal, de acuerdo a una sensación, a una primera impresión o simplemente al aspecto físico de alguien. Y la verdad, debo decir que mi conclusión es desalentadora: mi margen de error es de un 90%.

Hay gente que a primera vista, saca una especie de radiografía y es capaz de analizar hasta el funcionamiento de los riñones del que tiene enfrente. Pero lo mío está muy lejos de la medicina...

Así es como varias veces tuve que reconocer haberme equivocado al momento de atender personalmente gente que desde un contacto telefónico era "macanuda".

En una ocasión, en mi trabajo, estábamos esperando a un cliente que debía retirar su mercadería personalizada. Hacía años que venía adquiriendo el mismo producto, de modo que no había motivos para que el señor en cuestión nos demorara más que un par de minutos. Nadie quiso atenderlo, salvo yo que había tenido algunas charlas previas vía telefónica  y lo consideraba una persona por demás agradable.

Al momento de conocerlo personalmente, quedé deslumbrada por su extrema cortesía y sus ojos transparentes. Mi pensamiento era uno solo: no me había equivocado y no entendía por qué nadie quería atenderlo...
Hasta que se despachó con un  -¿No te molesta que abra una de las cajitas para ver cómo quedaron los jabones?

Admito que soy demasiado respetuosa y cordial con todo el mundo, aún cuando ante su pregunta me decía a mí misma -¿Qué cuernos quiere ver si siempre llevó lo mismo y el logotipo no cambió? ¿Para qué va a desarmar la cajita tan bien embalada si lo único que hay adentro son 300 jaboncitos de porquería?

No pude decírselo y lo ayudé a desembalar para apurar el trámite y dejar de escucharlo hablar como un loro aunque fuera por unos minutos nada más.
Para ese entonces, su cortesía me resultaba espantosa y sus ojos transparentes me parecían los más odiosos del mundo.
El tipo, sin parar de hablar, sacón un jabón, después otro y otro y otro más...

-Me parecía mejor que la etiqueta estuviera pegada en posición vertical. (Dijo)
-Es que siempre la pegamos así. (Respondí).
-Y no me gusta el sellito que le ponen acá porque queda a la vista... (Dijo)
-Es el sello de fábrica con la fecha de vencimiento del producto. (Respondí)
-¡Ahhhhh! (Dijo)
-Mmmmm. (Respondí)

El tipo intentó despegar una etiqueta para pegarla en otra posición queriendo demostrar que quedaba mucho mejor estéticamente hablando pero en el intento, rompió el envoltorio del jabón.

-¡Huyyy, se rompió! (Dijo)
-¡Claro, el papel se rompe! (Respondí)
-Bueno, será para la próxima. (Dijo)
-Ok. (Respondí)

Lo ayudé a guardar nuevamente todos los jaboncitos desparramados tratando de que quedaran perfectamente acomodados para poder cerrar la caja, atarla otra vez y saludarlo hasta la próxima antes de que se le ocurriera preguntar alguna otra boludez. Y lo conseguí.
El tipo se fue, yo cerré la puerta y me quedé apoyada sobre ella, tratando de recuperarme del shock y jurándome que la próxima vez no lo atendería.

Cada vez me convenzo más de que nada es lo que parece.

¿Y Ustedes han tenido experiencias de este tipo?

25 junio 2011

LA INCREÍBLE VIDA DE EDITH PIAF

Nació con el nombre de Edith Giovanna Gassion, hija de una cantante ambulante y de un acróbata de circo que la abandonó antes de que ella naciera. Su madre a punto de dar a luz, no alcanzó a llegar a la maternidad y Edith nació en plena calle debajo de una farola frente al número 72 de la rue de Belleville en París el 19 de diciembre de 1915.

La mujer era demasiado pobre para criarla y se la entregó al cuidado a su abuela materna, quien en vez de leche, la alimentaba con vino, con la excusa de que así se eliminaban los microbios. Después la entregó a su padre, quien estaba a punto de ir al frente en la Primera Guerra Mundial, lo que lo llevó a dejar a la niña con su abuela paterna (dueña de una casa de prostitución en Bernay, Normandía) donde Edith fue criada por las prostitutas del lugar.

Cuando apenas tenía cuatro años, una meningitis la dejó ciega, pero poco después recobró la vista gracias, según explicó su abuela, al devoto peregrinaje a la iglesia de Santa Teresita del Niño Jesús, en Lisieux, que la mujer hizo con su nieta.

Si los primeros años de la vida de Edith fueron difíciles, los de su adolescencia fueron peores. Cuando apenas tenía diez años su padre enfermó gravemente y la pequeña empezó a cantar por la calle, recogiendo las monedas que los transeúntes le arrojaban. En aquellas primeras actuaciones, Edith sólo cantaba la Marsellesa, el himno nacional francés, porque esa era la única canción que conocía.

Luego, su padre la llevó consigo a vivir la vida de los artistas de los pequeños circos itinerantes, la del artista ambulante, independiente y miserable. Edith reveló su talento y su excepcional voz en las canciones populares que cantó en las calles junto a él, tal como su madre lo hacía.

En 1933, a los 17 años, tuvo una hija con su amante Louis Dupont, llamada Marcelle, quien murió de meningitis a los dos años de edad.

Edith a pesar de no ser precisamente una mujer guapa y de medir apenas 1,53 m de estatura, era una de esas femmes fatales que emanan un encanto especial y que hacía que los hombres cayeran rendidos a sus pies.

Por su vida pasaron desde sus inicios, pequeños rufianes, artistas callejeros y después hasta hombres famosos como Marlon Brando, Yves Montand, Charles Aznavour, o Georges Moustaki. Jugaba a deslumbrar, los conquistaba y los abandonaba. También sucumbieron a sus encantos el famoso campeón de boxeo Mercel Cerdan y actores como John Garfield. Incluso la famosísima Marlene Dietrich que le regaló un diamante de un cuarto de kilo por una apasionada noche de amor.

Edith seguía viviendo “La vie en rose” a pesar de un terrible accidente automovilístico en el que sufrió varias fracturas. Los médicos le prescribieron morfina, a la que rápidamente se hizo adicta.

“Durante cuatro años viví casi como un animal o una loca: nada existía para mí más allá del momento en que me era aplicada mi inyección y sentía por fin el efecto de la droga”.

Sin embargo, esta vida desenfrenada que no la llenaba ni la hacía feliz, era la única que tenía y la disfrutaba, la que asumía como parte de su esencia, por eso es que cada vez que cantaba a viva voz la famosa canción (que la identificaba perfectamente) "Non, Je Ne Regrette Rian" (No, no me arrepiento de nada), se le llenaban los ojos de lágrimas.


Llegó a sus 46 años bien recorridos, y sin saber cómo, encontró de pronto al gran amor de su vida. Se involucró en una relación que sorprendió al mundo. Se enamoró locamente de Théo Sarapo, un joven griego 20 años menor que ella.

Edith aseguraba que éste era el definitivo y más grande amor de su vida. Se casó con él y todo el mundo pensó que se trataba de un “gigoló” que quería aprovecharse de su fortuna.

Para la gente fue difícil creer en el amor de una mujer mayor y famosa con un joven griego, pero Edith gritó a los cuatro vientos que Théo era el único hombre que había amado.

Un año después de casarse con el joven griego, en 1963, Edith Piaf murió en su casa del Boulevard Lannes a la edad de 47 años, víctima de una cirrosis avanzada y con sus facciones deterioradas debido a la morfina. El gran amor de su vida sólo le duró un año.

Théo Sarapo fue el único heredero de Edith Piaf. Los derechos discográficos, de autor y cinematográficos fueron a parar a su cuenta bancaria. Eso confirmaba las sospechas de la gente.

La imagen de gigoló, inescrupuloso y aprovechador, se extendió por todo el mundo, mientras el silencio del griego confirmaba todas esas sospechas. Sin embargo, siete años después Théo Sarapo volvió a ser noticia de primera plana en los periódicos. Se había suicidado. Sobrevivió hasta agotar la “fabulosa” herencia recibida de su mujer, es decir, una lista interminable de deudas.

La enfermedad y adicción de Edith Piaf la había dejado en bancarrota y con las deudas hasta el cuello. Théo Sarapo, en silencio, las fue pagando como pudo, una tras otra, y así hasta dejar totalmente limpio el sagrado nombre de su amada. Cuando llegó a pagar el último centavo se quitó la vida. ¿Para qué la quería si no podía compartirla con el único amor de su vida?

Théo Sarapo les enseñó al mundo y a sus detractores otra hermosa lección de amor. Durante los siete años que demoró en pagar las deudas de su amada Edith, jamás se lo vio con otra mujer.


En su mesilla de noche hallaron una tarjeta que decía: "Pour toi Edith, mon amour".


11 junio 2011

LA COMA (Julio Cortázar)

Julio Cortázar escribía:


"La coma, esa puerta giratoria del pensamiento"


Lean y analicen la siguiente frase:

"Si el hombre supiera realmente
el valor que tiene la
mujer andaría en cuatro patas
en su búsqueda".


Si usted es mujer, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra mujer.

Si usted es varón, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra tiene.



Es sorprendente. Y a partir de hoy, habrá que tener mucho cuidado cuando escribimos sin respetar las comas o sin colocarlas en el lugar indicado...


27 mayo 2011

IMPERDIBLE TEXTO DE DIEGO CAPUSOTTO

LA TIENE CLARÍSIMA, AUNQUE NOSOTRAS QUEDEMOS MAL PARADAS...


Hoy quiero hablarte a vos, sí. A vos pavote…

A vos que tu papá siempre te dijo que tenías que ser bien macho... y a pesar de ser un putito reprimido te la das de macho pistola y salís por la vida cagando a pobres mujeres, que sólo buscan un poco de amor, para demostrarle al mundo, a tu papá y a tus amigos que sos un macho bien puesto…

A vos te digo que con las minas NO se jode… Porque creeme que no hay nada peor que una mujer despechada, y porque mientras vos te andás haciendo el japi por ahí, la flaquita que cagaste está pensando en un plan siniestro para joderte bien jodida la vida. Y como ya es algo comprobado, esta flaquita, creeme que te va a joder y te va a hacer pagar cada una de las boludeces que te mandaste con ella.

Y te voy a dar algunos ejemplos de mujeres despechadas:

La obsesiva: Te va a seguir por cuanto rincón andes. Te va a llorar en persona, por teléfono, por mail y por mensaje de texto. Te va a cagar cada de una de tus saliditas con amigos consiguiendo victoriosamente que no quieras asomar la nariz a la puerta y te quedes mirando Dragon ball Z un sábado a la noche encerradito en tu casa planteándote por qué carajo te la habrás cruzado en el camino.

La resentida: Te va a mostrar su mejor sonrisa, su mejor cara y va a buscar la forma más sana de cagarte. Se va a encargar de encontrar qué es lo peor que te pueda llegar a hacer así sea volverse lesbiana y sacarte la mina con la que estás ahora, ligar con tu mejor amigo, hermano, primo o cualquiera de tu entorno, para hacerte quedar como el más perejil y para que por un buen tiempo te puedas deleitar con su sonrisita JIJI.
Hasta puede llegar a conseguir que vuelvas a sus pies arrodillado, llorando y suplicando piedad y hasta que te dé una segunda o tercera o cuarta o quinta o vaya a saber uno cuántas oportunidades.
Pero no. Te va a decir que NO, que momentáneamente se siente bien sola, que descubrió lo bueno que es estar sola pero que si te interesa en un futuro pueden llegar a probar…

La suicida: Te va a ir a buscar a tu casa, te va a mandar cartas, e-mails, mensajes de texto, te va a llamar todo el tiempo amenazando con suicidarse porque no puede vivir sin vos, y al principio te vas a sentir bien porque la flaquita quedó re loca con tus encantos.  Pero no, a no confundirse.
Con el paso del tiempo esto puede agravarse, y ya no te va a resultar tan loco, porque te va a enfermar, vas a tener a los padres llamándote 50 veces por día por lo mal que le hiciste a la nena, vas a tener a tus viejos taladrándote el bocho, a las amigas de ella y hasta al kiosquero de la esquina de tu casa recordándote lo mal tipo que sos.
No quisiera tocar el tema en caso que la suicida llevara a cabo su plan y terminara suicidándose… Años de terapia para tí, chiquito.

La superada: La vas a cagar y la vas a dejar y se va volver una diosa. Se va a poner a dieta, se va a hacer las tetas, se va a internar en un gimnasio 40 horas por día, se va a llenar el placard de ropa híper ajustada y se va a dar una vueltita por el kiosquito ese en que parás con los pibes… Y como sos un nabo vas a chiflar o gritarle alguna guarrada, a lo que ella procederá a girar, mirarte y decirte:
- ¡Ay fulanito! ¿Cómo estás?
Y vos pancho te vas a querer re matar porque la flaquita esa que dejaste está hecha un terrible minón y ahora te saluda con un hola cómo estás.
Y le vas a ir con el cuento barato de que pensaste mucho lo que pasó entre ustedes y que la extrañás y que la amás…
¡¡Buuuueno!! Perdiste otra vez. Andá con tu grupito de amigos ese que privilegiaste siempre los sábados, los domingos y todos los días.

Porque es así pibe… Las minas siempre van a decir que el hombre es más inteligente etc. etc, porque ellas saben perfectamente que la cosa es al revés y porque los hombres necesitan sentirse un poquito más.
Ellas no necesitan sentirse… Son bastante más.
Y creeme, con las minas no jodás que siempre de una manera u otra te terminás arrepintiendo.
Y antes de joder a una flaca, pensá que esa mina puede haber sido tu mamá tu hermana tu abuela…
Y como macho que sos a ellas las cuidás y no querés que les hagan lo que vos serías capaz de hacer. ¿Verdad?

Diego Capusotto


20 mayo 2011

¿CÓMO DECIRLE? (bajo licencia de Creative Commons)

Ya se que está grande y que hace tiempo dejó de ser "mi bebote", aquel chiquito al que podía abrazar y besar delante de todo el mundo sin que sintiera vergüenza.

Ya se que a veces asoma su "adolescente rebelde" y tiene respuestas que duelen.

Ya se que dentro de no muchos años va a ser un hombre y va a volar solo por el mundo. Y en realidad no me duele.

Desde hace 15 años estoy haciendo un trabajo de hormiga cuya única finalidad es darle alas y permitirle volar...

Los que somos padres siempre quisiéramos conservar a nuestros hijos "bajo nuestras alas" para protegerlos y mimarlos. Pero eso es imposible.

Entonces intento pensar que "M" no es mío sino de la vida. Así al verlo crecer, puedo disfrutarlo y sentirme orgullosa de cada uno de sus logros.

Hoy no es un día más. Hoy 20 de mayo, "M" cumple 15 años. Es poco para el camino que tiene por recorrer; es mucho si pienso en la velocidad conque ha crecido.

Pero creo que es el tiempo justo para sacar conclusiones al observar cada uno de sus movimientos, sus sentimientos, sus actitudes y sus responsabilidades.

"M" es lo que su papá y yo hemos hecho de él, pero también es lo que su esencia evidencia y lo que su voluntad desea.

Así lo amo y no porque lo crea perfecto, sino porque es mi hijo con lo bueno y lo malo, con su generosidad y su egoísmo, con su bondad y su maldad.

Lo único que espero hoy, es que éste, al igual que todos sus cumpleaños, no sea un número más. Que sea ese día especial en el cual vuelque los mejores deseos para su vida y proyecte los mejores objetivos para su futuro.
Con eso es más que suficiente...

¡FELIZ CUMPLEAÑOS, HIJO!


14 mayo 2011

NUEVO PERO REPETIDO (bajo licencia de Creative Commons)

Allá por mediados de 2009, Marcela tuvo la gentileza de invitarme a escribir un post, así que, al tener uso de la palabra  aproveché para hablar de mí.
No, no fue una cuestión de egocentrismo, es que con mi edad, le hice honor al nombre de su blog "Mujeres de 40".
Hace unos días encontré este pequeño relato y se me ocurrió publicarlo. Aquí se los dejo.


Hace unos días yo hablaba de una nueva incursión en el tema de las dietas. Debe ser la número…bueno, no me acuerdo.
No se cuántas veces engordé y bajé de peso a lo largo de mi vida. Pero en este último año me ha pasado lo que nunca. Al mirarme al espejo, no me horrorizo más. La imagen que me devuelve, lógicamente no me agrada, pero estoy aceptándola con mucha tranquilidad.
Si bien nunca tuve un cuerpo “escultural”, siempre traté de cuidarme para sentirme bien.
Y ahí está la clave: me siento bien.

No me visto a la moda. Para mí, la moda es lo que me queda bien. No me peino como las modelos. Elijo el corte que me sienta cómodo. No acepto más imposiciones desagradables. Sólo trato de aceptar aquellas cosas que me dan placer y me hacen feliz.

Este cambio no se produjo de un día para el otro. Fue gradual. ¿Será madurez? ¿Estaré envejeciendo?
Supongo que hay un poco de cada cosa.

La ropa, el cuerpo y la imagen han pasado a un segundo plano en mi vida. Y no es que me esté convirtiendo en un “escracho” sin remedio. Solamente ya no forman parte de mis prioridades.
Hoy mi prioridad es ser quien quiero ser.

Creo que los 40 marcan un punto de inflexión. Representan un antes y un después.

La mayoría de las mujeres de esta edad recordamos nuestra juventud con cariño, pero no ansiamos volver a ese espacio de nuestras vidas. Y aún observamos la vejez como un hecho lejano, lo cual nos permite seguir moldeando nuestro presente y planificar nuestro futuro.
Pero así y todo no deseamos saltear etapas. Pretendemos vivir cada día aprovechándolo al máximo. Solemos tener proyectos y nos apoyamos en ellos.

No salimos a conquistar hombres. Salimos a conquistar el mundo, que ahora sentimos más propio que nunca.

En fin, podría asegurar que a esta edad nos conocemos lo suficiente como para encontrar el equilibrio justo en todos los ámbitos que nos propongamos explorar.

Yo siempre digo que quizás no sepa qué es lo que quiero, pero estoy absolutamente segura de cuáles son las cosas que ya no quiero.

Cuando andamos por los 20, vemos a los 40 como algo que nunca llegará. Sin embargo, yo que los he cumplido, tengo la certeza de estar en lo mejor de mi vida.
¿Por cuánto tiempo? No importa. Me siento bien conmigo y ese es el primer paso para lo que vendrá.



07 mayo 2011

CHISTECILLOS PARA COMPARTIR

Recién cuelgo de hablar con un viejo amigo de Hamburgo.
Me dijo que desde esta mañana no para de nevar y que la nieve acumulada ya llega a una altura de 1,20 m. La temperatura ya bajó de 0° C y hay viento norte con ráfagas de hasta 100 km/hora. Me contó que su esposa no ha hecho otra cosa que mirar por la ventana de la cocina todo el día.
Me dijo también, que si el tiempo se pone peor, no le va a quedar otro remedio que dejarla entrar...

Una mujer pregunta a su maestro budista:
-Maestro: no entiendo por qué si un hombre hace el amor con varias mujeres, tiene fama de campeón. Pero si una mujer hace el amor con varios hombres, inmediatamente tiene fama de puta. ¿No es injusto eso?
El Maestro le responde:
-Haz un esfuerzo y piensa: una llave que abre varias cerraduras, es una llave "maestra", digna de aprecio. Pero si una cerradura puede ser abierta con varias llaves diferentes...no sirve para nada.

Llega la mujer a la casa y el marido está preparando una maleta. La mujer le pregunta:
-¿Qué estas haciendo?
-Estoy preparando una maleta.
-¿Y para qué?
-Para irme a Australia.
-¿Y para qué?
Dicen que allá pagan 100 dólares por cada relación sexual.
-La mujer también se puso a preparar una maleta.
-Y el marido le pregunta:
-¿Qué estas haciendo?
-Estoy preparando una maleta.
-¿Y para qué?
-Para irme a Australia.
-¿Y para qué?
-Para ayudarte, porque no creo que vivas con 100 dólares al mes.


Una señora le dice a su esposo:
-¿Sabés mi amor? Los nuevos vecinos son tan amorosos, él la besa, la abraza, la acaricia. ¿Por qué vos no haces lo mismo?
-¡¡¡Porque yo casi no conozco a esa señora!!!

Una mujer está con su amante en la cama, cuando de pronto suena el teléfono, la mujer atiende y dice:
-¿Sí?, Está bien. No te preocupes. De acuerdo, ok, adiós.
El hombre le pregunta quién era, y la mujer le responde:
-Era mi esposo, dice que llegará tarde porque está cenando con vos.

Mientras desayunan, le dice la mujer al marido en tono de reclamo:
-¿Sabés? Anoche, cuando dormías, me estabas insultando.
-¿Y quién te dijo que dormía?

Un tipo roba un banco y toma rehenes. Le pregunta al primer rehén si lo vio cuando robaba. Éste responde que sí. El ladrón le dispara y lo mata.
El ladrón le pregunta al segundo rehén si lo vio cuando robaba. Éste responde que sí. El ladrón le dispara y lo mata.
El ladrón le pregunta al tercer rehén si lo vio cuando robaba.
El rehén contesta:
-Yo no, pero mi mujer sí.

Una mujer se levanta por la mañana, despierta a su marido y le dice:
-Cariño, he tenido un sueño maravilloso. He soñado que me regalabas un collar de diamantes por mi cumpleaños. ¿Qué querrá decir?
El marido le contesta:
-Lo sabrás en tu cumpleaños.
Llega el día del cumpleaños de la esposa, en eso, el marido entra a la casa con un paquete en la mano. La mujer, emocionada, se lo quita de las manos, rasga nerviosa el papel, abre rápidamente la caja y encuentra un libro titulado: "El significado de los sueños"


Después de medio siglo de armonía total en el matrimonio, él muere, y poco tiempo después, ella también. Ambos, creyentes y practicantes van al cielo.
Allá en el cielo, ella busca al que fue su marido durante 50 años y corriendo hasta donde él se encuentra, lo abraza, lo besa, le hace infinidad de caricias y le dice:
-¡Queridooooo! ¡Qué suerte encontrarnos nuevamente!
A lo que él responde:
-No, no, no. No me vengas ahora con tonterías. El trato fue: ¡¡¡HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE!!!

29 abril 2011

A MIS ANIMALES QUERIDOS ¡FELIZ DÍA!


Ellos serían incapaces de destruír el mundo que habitan...


20 abril 2011

DIBUJANDO INFRACCIONES (bajo licencia de Creative Commons)

Todos los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires sabemos de los graves problemas de tránsito que sufrimos a diario. Quienes conducen,  además, deben lidiar permanentemente con las restricciones para estacionar...
Por esta razón, es común verlos consultando vía web cómo van acumulando infracciones que, en los casos más graves les van restando puntos a su registro por el casi nuevo sistema de scoring.

Creo que todos estamos de acuerdo con que quien comete una infracción sea penalizado como corresponde. Es simplemente la aplicación de premios y castigos que debe existir en cualquier sociedad siempre que se pretenda vivir dentro de un orden; pero lo que no voy a terminar de comprender jamás es por qué se inventan infracciones que no existen en perjuicio de quienes ya tienen su vida bastante complicada por el solo hecho de salir a la calle.

Digo esto porque escucho cada vez más seguido que las infracciones llegan vencidas (con lo cual se impide el pago voluntario) y mucha gente denuncia la llegada de algunas inexistentes (con foto incluida).

Esto último fue lo que le ocurrió a mi papá hace sólo un par de meses. Supuestamente había estacionado de la mano izquierda en un lugar prohibido un martes a la 9.30 de la mañana. No recordaba haber estado en aquel lugar ya que ni siquiera conocía la calle en cuestión, de modo que me pidió que buscara por Internet la calle y su altura.

Ya resultó sospechoso que la altura fuera inexistente por 20 cuadras de diferencia. Pero hasta ese momento, consideré que podría haber habido un error por parte del agente que confeccionó la multa y ¿fotografió? el auto. Mientras tanto, mi papá seguía insistiendo que nunca había estado allí y para corroborarlo se tomó la molestia de acercarse y así confirmar si conocía o no el lugar.

Conclusión: No solamente la pifiaron en la altura sino que jamás pudieron haberle fotografiado el auto allí, estacionado sobre la izquierda ya que la calle era DOBLE MANO.

Me pregunto lo siguiente: ¿Utilizarán Photoshop para intentar recaudar más?

Lamento que en mi ciudad se elaboren este tipo de ESTAFAS. Sí, dije estafa porque no le cabe otra palabra. Pero más lo lamentó mi papá, que fue quien perdió toda una mañana para discutir algo que era evidente. Al final, le pidieron disculpas pero creo que con eso no alcanza.

¿Cuándo será el día en que empiecen a respetarnos como merecemos?


13 abril 2011

CURIOSEANDO

Antes de cada batalla, los centuriones romanos se hacían la manicura y se depilaban el vello de las piernas


El corazón del camarón está en su cabeza

El tejido de las encías no se regenera
 
La jirafa puede limpiarse los oídos con su lengua de 21 pulgadas de largo

El calamar gigante tiene los ojos más grandes que cualquier ser vivo en el mundo

El bostezo, sirve para que los pulmones tomen más aire del normal y al estirar los músculos de la cara, ayudan al cuerpo a mantenerse despierto

En Tokio venden peluquines para perros

Los primeros libros de mapas tenían en la cubierta un grabado de un héroe mitológico llamado Atlas, cargando al mundo. Por eso los mapas del mundo son llamados Atlas

Los Libros más vendidos en el mundo son en primer lugar: La Biblia con 6.000.000.000 copias, en segundo, las series de Harry Potter y en tercero las citas del Mao Tse Tung

El 18 de febrero de 1979 nevó en el desierto del Sahara.

En el espacio las personas no pueden llorar porque falta la atracción gravitatoria, y las lágrimas no pueden fluir

Cuando murió Isabel I de Rusia, en 1762, fueron hallados 15,000 vestidos. Acostumbraba a cambiarse de ropa dos, e incluso 3 veces por noche.

 
 
Marconi, inventor del telégrafo, trabajó en un sofisticado aparato que pretendía grabar voces del pasado. Su objetivo era escuchar las últimas palabras de Cristo

El Titanic tenía cuatro torres de chimenea y solamente tres funcionaban, pero como era buena suerte tener cuatro, construyeron una para lucir.

El verbo testificar está basado en las cortes romanas donde los hombres hacían juramentos por sus testículos sobre alguna declaración



05 abril 2011

LA SEÑORITA DE LOS JAZMINES (bajo licencia de Creative Commons)

Ella misma se encargaba de aclarar (por si alguien lo dudara) que de joven había sido muy linda. Solía andar de acá para allá regalando siempre una sonrisa. Paseaba por las calles siempre a la moda hecha con sus propias manos: tacos altos, vestido entallado en la cintura, cabello corto y labios gruesos y sensuales. Poco maquillaje y tímida simpatía eran sus características más sobresalientes. 

La señorita de los jazmines. Así la conocían en el barrio que la vio nacer. Nada de fulana o mengana. Nada de ser "la hija de". Amaba los jazmines por su perfume y cada vez que llegaba la época se acercaba al puestito de flores para comprar un ramito, y otro y otro más. 

Carácter fuerte, temperamental, trabajadora y sincera, por sobre todas las cosas, eran sus cualidades
Se llenaba de orgullo cada vez que podía, aclarando que sabía coser, bordar y tejer. Y lo hacía muy bien. Me consta. Era hábil para todas las tareas manuales y era capaz de reciclar cualquier porquería vieja transformándola en algo de gran utilidad.

Cocinaba de maravillas y recordaba que aprendió a hacerlo cuando todavía de adolescente tuvo que hacerse cargo de la casa ya que sus padres trabajaban todo el día. Era hija única y esa mochila que cargó de por vida le sirvió para aconsejarme insistentemente que no me quedara sólo con "M".

Casi a los 30 se casó. Concretó su deseo de ser madre. Fue una "ama de casa" con todas las letras y conservó siempre su pasión por dos hobbies: hablar inglés y la pintura. Estudió ambas cosas y colgó varios  diplomas de cuanto curso se le ocurrió hacer. 

Con los años, fue perdiendo su cintura, se le afinaron los labios y comenzaron a asomar algunos signos que le confirmaban el paso del tiempo. Pero siguió manteniendo el mismo espíritu de siempre.
Ya no le apasionaba la cocina, pero la pintura era su cable a tierra y disfrutaba enchastrando telas. Conservó su fuerte carácter y su poco discreta sinceridad. Pero no le importaba. Ella era así.


Nunca dejó de amar los jazmines. Esos que la caracterizaron cuando joven y la acompañaron en su madurez inclusive cuando su espíritu y sus fuerzas habían comenzado a decrecer.

En julio de 2010, festejó sus 80 años. Decía que le pesaban sus "achaques" pero aún así se sintió feliz. Consideraba que ya había cumplido su ciclo y tenía muy claro que a partir de ese momento, cada nuevo día sería un regalo del cielo.

Hoy debería estar festejando los 52 años de casada con su compañero de toda la vida. Al que quiso. Al que peleó. Al que enojó tantas veces y también el que hoy la extraña. Pero estoy segura de que, desde algún lugar está lista para brindar con él. Como siempre.

  
Llevo mucho de ella en la sangre. Su caracter, su sinceridad y su mismo temperamento. Pero por sobre todas las cosas, heredé su amor por la familia y sus ganas de pelearla día a día.


29 marzo 2011

EL DULCE SABOR DE UNA MUJER EXQUISITA (POR GARCÍA MÁRQUEZ)

Si aún no ha pasado el bisturí por tu piel, si no tienes implantes de silicona en alguna parte de tu cuerpo, si los rollitos no te generan trauma, si nunca has sufrido de anorexia o bulimiasi tu estatura no afecta tu desarrollo personal, si cuando vas a la playa prefieres divertirte en el mar y no estar sobre una toalla durante horas o tapada ocultando tu cuerposi crees que la fidelidad  es posible y la practicas, si sabes cómo se prepara un arroz, si puedes preparar un almuerzo completo con postre, si tu prioridad no es ser rubia a como de lugar, si no te levantas a las 4:00 a.m. para llegar de primera al gimnasiosi puedes salir con ropa de gimnasia tranquila a la calle un domingo sin una gota de maquillaje en el rostro...

ESTÁS EN VÍA DE EXTINCIÓN... Eres una mujer exquisita!

Una mujer exquisita no es aquélla que más hombres tiene a sus pies; sino aquélla que tiene uno sólo que la hace realmente felizUna mujer hermosa no es la más joven, ni la más flacani la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo; es aquélla que con tan sólo una franca y abierta sonrisacon una simple caricia y un buen consejo puede alegrarte la vida. Una mujer valiosa no es aquélla que tiene más títulos, ni más cargos académicos. Una mujer exquisita no es la más ardiente (aunque si me preguntan a mí, todas las mujeres son muy ardientes... y los que estamos fuera de foco somos los hombres); sino la que vibra al hacer el amor solamente con el hombre que ama. Una mujer interesante no es aquélla que se siente halagada al ser admirada por su belleza y eleganciaes aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.
Y un HOMBRE... UN HOMBRE EXQUISITO 


es aquél que valora a una mujer así. Que se siente orgulloso de tenerla como compañera... Que sabe tocarla como un músico virtuosísimo toca su amado instrumento... Que lucha a su lado compartiendo todos sus roles, desde lavar platos y tender la ropa, hasta devolverle los masajes y cuidados que ella le prodigó antes...
La verdad, compañeros hombres, es que las mujeres en eso de ser "muy machas" 
nos llevan un gran recorrido...
¡Qué tontos hemos sido -y somos- cuando valoramos el "regalo" solamente por la vistosidad de su empaque!
Tonto y mil veces tonto el hombre que come bagazo en la calle, teniendo un exquisito manjar en su casa.

22 marzo 2011

INSTRUCCIONES PARA EL USO DEL BIDET.

Desde ya les aclaro que no lo escribí yo (por eso les va a parecer genial).
Digo esto para que no me llenen de comentarios elogiosos explicándome que admiran mi sentido del humor y todas esas cosas...
Lo recibí por mail y vaya una a saber a quién se le ocurrió semejante idea. Es un poquito fuerte, no lo voy a negar, pero me causó gracia.


...La mayoría lo usábamos igual, sentados de espaldas a la pared, manejando las canillas al tacto; pero uno vino con una teoría irrefutable:
-El bidet debe usarse de frente a la pared porque el cosito por el que sale el agua te queda justo en el lugar indicado, podés ver las canillas, la jabonera y la toalla.

Tiene lógica, pensé. Cuando me toque, voy a probar.

A la mañana siguiente, abrigadito con mi bata me jugué un jueguito en el celu mientras hacía lo que tenía que hacer en el inodoro
Hora del buche. Me acuclillé apenas y pivoteé en un pie dando medio giro, casi como en una coreografía de Ginger Rogers; y estacioné en una maniobra sobre el bidet, de frente a la pared. ¡Genial! Pude acceder a las canillas, mezclé la caliente con la fría hasta lograr la tibieza justa, manejé la presión con la del medio, llegé al jabón, toalla, todo. Impecable.

Este amigo tenía razón, y me introdujo a un mundo un tanto adictivo. Me saqué la bata, salté a la ducha y me fui a la oficina,  ya  tarde por la bideteada.

En la ofi, todo bien. A la hora del almuerzo se me dio por innovar, y pedí un delivery de comida china: cerdo con hongos y brotes de bambú. Muy rico, pero el efecto fue más instantáneo que el de mi café mañanero.
Fui al baño de empleados apretando los cantos: estaban todos los boxes ocupados. ¡Me cagooo! Los jefes se habían ido a comer afuera, y su secretaria estaba almorzando en el comedor... así que me colé subrepticiamente en el baño de gerencia.

Mientras tanto examiné todo:
-¡Qué guachos estos jefes! En el baño de empleados nos ponen un papel higiénico con el que te podés limar las uñas mientras cagás, pero acá tienen uno suavecito, toallas de tela, Glade Toque, jabón-jabón, no ese detergente líquido de apretar un botón pringoso, revistas en un canasto y hasta una cestita con popurrí de canela, jazmín y pétalos de rosas sobre la mochila del inodoro.

Terminé. fui al bidet. Hice la misma maniobra que a la mañana en casa: pivoteé sobre un pie... medio giro... y me olvidé que tenía los pantalones y calzón en los tobillos que hacían tope contra la base del bidet. Error.

La frenada textil me arrojó de cara contra la pared, reboté, me deslicé hacia abajo y quedé enganchado en la punta de la taza del bidet. Mi quejido se hizo agudo, finito. Por suerte no me partí los labios contra los azulejos, sólo me sangraba la nariz, y me manché la camisa blanca que anoche me planché con Klaro. Con una mano arranqué un poco de papel higiénico, hice rollitos y me taponé los dos agujeros de la nariz: no sabía cuál era el que sangraba.

Mientras tanto traté de avanzar sobre el bidet, de frente a la pared, hasta descomprimir mi cuerpo enganchado, pero quedé casi arrodillado sobre el piso porque los pantalones me seguían frenando contra la base. Abrí la caliente, y un chorro hirviendo me carbonizó la cara, que quedó justo arriba del cosito del agua.  Asomé el traste, abrí la fría, y la presión aumentó. Era como una hidrolavadora echándome lava adentro del culo. Quise bajar la presión con la canilla del medio, pero de frente la canilla estaba al revés: la fuerza aumentó, y sentí que me levantaba del piso. Me paré como pude, trastabillé hacia atrás y caí de nuca contra la otra pared.

Así me encontró la secretaria, después de que el de mantenimiento pudo forzar la puerta: desmayado boca arriba, un poco cagado, desnudo, la cara colorada como una remolacha, la camisa manchada de sangre, papel higiénico medio disuelto en la nariz y el chorro del bidet a todo lo que daba, arrancando la pintura del techo. 

Tuve que pagar los arreglos. A los del piso de arriba les apareció humedad en los zócalos. A los de abajo, en las paredes. Pagué la pintura, el pintor, repuse las revistas empapadas, el papel higiénico carísimo y hasta el jabón que se disolvió con la lluvia bidetera.


Consejos útiles a la hora del bidet

* Confiá sólo en el bidet de tu casa. Él es tu mejor amigo, y le conocés la temperatura, la presión y la dirección de giro de las canillas.

* Un bidet ajeno es más difícil de manejar que una excavadora.

* Ese bidet ajeno tendrá la velocidad de una Ferrari: irá de cero a cien (grados) en cuatro segundos, carbonizándote el culo.

* El manejo óptimo de los controles del bidet implica conocimientos de hidráulica y termodinámica mediante una ecuación que incluye: presión de 0 a100%, temperatura A, temperatura B, geolocalización del culo, índice de sanidad y nivel de ruido.

* Cuando manejes todas esas variables, te tocará un bidet con monocomando.

* Manejarás ese monocomando como un joystick endemoniado que te levantará del piso. Antes practicá con un jet-ski.

* Por último,  no confíes en tus amigos. Innovar hace mal...

15 marzo 2011

BOLUDECES COTIDIANAS (bajo licencia de Creative Commons)

Ya alguna vez resumí en este mismo espacio las delicias de la convivencia. En aquella ocasión, había descripto sin anestesia algunas situaciones hogareñas a modo de anécdotas perfectamente teatralizadas. Hoy les acerco, un capítulo más de ellas para que puedan apreciar cómo a medida que pasan los años, una se vuelve más paciente ante las boludeces de su adorada pareja.

"Que nos queremos, nos queremos. No cabe duda alguna. Si no fuera así, ya deberíamos habernos enviado mutuamente el ultimátum cual carta  documento que tan de moda está en estos días.
Pero nada de eso. Hemos aprendido a convivir con nuestras propias miserias... Y con nuestro prematuro envejecimiento: ese que hace que cada tanto, hagamos boludeces que en condiciones normales serían absolutamente impensadas.

A ustedes seguramente les sucederá esa seguidilla de situaciones que se dan en el hogar. Por ejemplo, cuando se descompone la heladera, inmediatamente se quema el televisor, y pierde gas la estufa...
Bueno, algo parecido ocurrió en nuestra casa los días pasados. Se quemó una bombita de luz de la biblioteca e inmediatamente después se quemaron las dos que iluminan un pasillo de la casa. Pensábamos que había un problema eléctrico. Pero no. Nada de eso. Simplemente cambiamos las lamparitas y asunto terminado.

Al día siguiente del extraño suceso entré al baño como todas las mañanas y uno de los tres foquitos que me alumbraban la cara de dormida todavía, titilaba y hacía un ruidito medio raro. Traté de enroscarlo un poquito más suponiendo que se había aflojado. Pero nada.
Se lo comenté a mi marido, que sin vueltas trató de ajustarlo también pero nuevamente sin éxito.
-¡Carajo! El portalámparas está roto. Gira en falso junto con la lamparita.

Trató de arreglarlo precariamente y cuando puso una pinza en el artefacto, rompió el plástico de modo que la lámpara ya no podía sacarse.
-¡Mierda! Ahora tengo que desarmar todo el botiquín para poder sacar el portalámparas. Voy a comprar tres así ya lo arreglo todo. Los plásticos están cristalizados  y ya no sirven...

Lo que siguió posteriormente fue una serie de puteadas indescifrables producto de la complicación que se había producido en esa simple reparación. De todos modos, marido en cuestión, puso en práctica su mejor voluntad y se encerró en el baño para que nadie interrumpiera su tarea.

Un rato más tarde, mientras yo trabajaba con mi notebook en la cocina, sentí que había bajado la tensión e inmediatamente se apagó el monitor ya que la PC estaba enchufada con la batería cargándose.
Al mismo tiempo, mi hijo llegó corriendo desde el living avisando que su XBOX se había apagado. Salté de la silla y corrí a la biblioteca a constatar el estado de la PC principal de la casa. El monitor estaba negro....

Entré rápidamente al baño para ver qué pasaba pero un olor nauseabundo me frenó antes de preguntarle a mi marido qué era ese humo horrible que salía del botiquín...
-¡Puta madre! Se juntaron los cables y se hizo un corto...

Por suerte, nada se quemó. Todo volvió a funcionar correctamente, menos la luz del baño que seguía titilando después de todo el trabajo hecho al divino botón.

Rato más tarde, sin notebook ni PC ni XBOX encendidas, mi amada media naranja, bañada en transpiración, con la cara negra por el fogonazo y pedacitos de plástico desparramados por su cuerpo, me confirmó lo que ya suponía:
-Al final, el portalámparas funcionaba bien. Era la bombita pedorra la que estaba andando mal con el filamento que está por cortarse..."





CONCLUSIÓN: Antes de exponer a sus parejas a una electrocución segura, agoten todas las instancias para corroborar si el mal funcionamiento de una lamparita responde definitivamente a un problema eléctrico.


08 marzo 2011

CONSEJOS DE MUJER A MUJER

Siendo hoy el Día Internacional de las Mujeres hermosas e inteligentes, les dejo aquí algunas frases famosas de mujeres para tener en cuenta.

Y no olviden nuestro leiv-motiv: la vida NO debe ser un viaje hacia la tumba con la intención
de llegar sanas y salvas, en un cuerpo atractivo y bien conservado, sino una carrera al borde de los precipicios, chocolate en una mano y copa de vino en la otra, totalmente desvencijadas ya pero gritando:

¡¡¡Guauuuuuuuuu, qué viajecito!!!


-Dentro de cada persona mayor hay una persona más joven, preguntándose qué carajo pasó. Cora Harvey Armstrong


-En mi interior vive una mujer delgada que grita por salir, pero la hago callar con galletitas. Fabiana


-En la vida, los años más jodidos son esos entre los diez y los setenta. Helen Hayes 


-No voy a pasar la aspiradora hasta que inventen una que se pueda montar.  Roseanne Barr


-La vejez no es lugar para debiluchas... Bette Davis


-Los treinta y cinco: esa edad en la que finalmente tenés la cabeza bien plantada pero el resto empieza a caerse. Caryn Leschen


-Si no podés ser un buen ejemplo, entonces tendrás que ser una horrible advertencia. Anónimo

¡¡¡FELIZ DÍA, MUJERES!!!





01 marzo 2011

TRES SONRISAS TRES

SABIDURÍA

Un viejo tenía un lago en su finca. Después de mucho tiempo, decide ir a ver si estaba todo en orden. Tomó un cesto para aprovechar el paseo y traer unas frutas por el camino... Pero al aproximarse al lago, escuchó voces animadas.
Vio un grupo de mujeres bañándose, completamente desnudas.
Al verlo, todas se fueron a la parte más honda del lago, manteniendo solamente la cabeza fuera del agua.
Una de las mujeres gritó:
-¡No saldremos mientras usted no se aleje!
El viejo respondió:
-¡Yo no vengo hasta aquí para verlas nadar o salir desnudas del lago!
Levantando el cesto, les dijo:
- Estoy aquí nada más para alimentar al cocodrilo...

 
PRÁCTICA
 
Llega un tipo a un hotel y pide habitación. El encargado le dice que sólo tiene una cama en un cuarto compartido, la cual nadie quiere porque el otro huésped ronca muy fuerte.
El fulano le responde que no hay problema y decide compartir la habitación.
A la mañana siguiente el encargado le pregunta si durmió bien.
-Perfectamente -responde.- ¡Muchas gracias!
-¿Y el señor de los ronquidos?
-Mire, apenas entré en la habitación, le di un beso en la mejilla y una palmadita en la nalga; ¡Y se pasó toda la noche con los ojos abiertos y con el traste pegado a la pared!


MENOPAUSIA

Con la nueva tecnología aplicada a la fertilidad, una mujer de 65 años dio a luz a un bebé. Cuando salió del hospital y fue a su casa, llegaron sus familiares a visitarla.
-¿Podemos ver al bebé? Preguntó uno de ellos.
- Todavía no, dijo la flamante madre de 65 años.
Pasa media hora y otro de los familiares pregunta ya preocupado...
-¿Ya podemos conocer al nuevo bebé?
-Todavía nooooooooooo, dijo la madre .
Pasa otro rato y volvieron a preguntarle, impacientes.
-Pero bueno, ¿Cuándo vamos a ver al bebé?
-Cuando llore, fue la respuesta.
-¿Cuando llore? Reclamaron.
-¿Por qué tenemos que esperar hasta que llore?
-¡¡¡Porque no me acuerdo dónde lo puse...!!!



22 febrero 2011

UNA NOCHE EN EL PELOTERO (bajo licencia de Creative Commons)

El mes pasado tuvimos otro cumple de 15. Esta vez no hubo tacos altos ni gran producción personal ya que para la ocasión, el festejo se llevó a cabo en un pelotero. Sí, ese lugar lleno de pelotitas donde los niños pequeños se entretienen durante horas y se contagian de piojos.

Creo que es el sueño de todos los adultos de mi generación que hemos llevado durante tanto tiempo a nuestros propios hijos pero siempre se nos negó la posibilidad de experimentar qué se siente al meterse en ese misterioso espacio.

Esta fiesta salió de lo común. En primer lugar, me encantó la idea de ir vestida de jean y zapatillas. Luego, y con la informalidad a la vista, los adultos nos mezclamos con los chicos bailando y cumpliendo estrictamente con los juegos propuestos. Nada de manjares exóticos. Pizza para todo el mundo y basta. Luego, mesa dulce con una variedad de tortas que nos dejó con la boca abierta y por último y lo mejor de todo: la rutina duró sólo 4 horas. Suficiente para culminar con el carnaval carioca. Ni muy largo ni demasiado corto. El tiempo justo como para disfrutar y hasta quedarnos con ganas de permanecer un ratito más.

Pero la frutilla del postre estuvo en el laberinto... Allí, donde, según mi marido e hijo, yo no iba a poder poner un pie, completé mi recorrido tirándome al final en la pileta repleta de pelotitas. Fue una sensación extraordinaria  que ningunó de mis críticos experimentó porque no se animaron a entrar. Y se lo perdieron.

Eso sí, al día siguiente no me podía mover. Creo que estos espacios no son aptos para mayores de 40; pero sarna con gusto no pica y al menos una vez en mi vida me di el gusto de saber por qué los más chicos mueren por los peloteros.

15 febrero 2011

DE BRUJAS (perdón, de suegras)

YA LO SE, NO ME DIGAN NADA. DENTRO DE UNOS AÑOS ME VA A TOCAR A MÍ. PERO CUANDO ESO PASE, "BRUJAS" VAN A SER LAS NUERAS...

¡Ah! Antes de leer y empezar a reírse, recuerden que hoy, 15 de febrero, es mi cumpleaños. Si quieren, pueden pasar a saludarme.



-Quiero poner un anuncio por la muerte de mi suegra.
-Son $10 por palabra.
-Ponga "Murió Josefina".
-Cobramos por cinco palabras como mínimo, o sea $50.
-Sólo quiero gastar $20.
-No se puede.
-Entonces ponga: "Murió Josefina. Vendo Toyota Corolla".


Abuelita, cerrá los ojos.
-¿Y por qué querés que cierre los ojos?
-Porque papá dijo que cuando vos cierres los ojos, seremos felices.


-Hija, ayer tu marido vino tan borracho que se confundió de habitación, se metió en mi cama y... ya te imaginás lo que hicimos.
-¡Pero mamá! ¿Y vos no le dijiste nada?
-Ya sabés que yo con él no hablo.


-¿Qué pasó compadre, murió alguien?
-Mi burro mató a mi suegra de una patada.
-¿Toda esa gente conocía a tu suegra?
-No, vinieron a comprarme el burro.


-¿Por qué llorás?
-Llevé a mi suegra al médico y dice que sólo le queda un mes de vida.
-Tranquilo, treinta días pasan volando...


-Si no fuera por el bigote, serías igualito a mi suegra.
-Yo no tengo bigote.
-Ella sí.


-¿De dónde venís con toda la ropa destrozada?
-Del entierro de mi suegra.
-¿Tan mal vestido fuiste?
-No, se resistió con uñas y dientes la desgraciada...


-¡Otra vez los cuervos me comieron la cosecha!
-Hacé como yo, poné un espantapájaros.
-Ya puse, pero los cuervos no le dieron pelota...
-Pegale una foto de mi suegra.
-¿Es efectivo?
-No sólo no me comieron la cosecha, sino que me devolvieron la del año pasado.


-Pepe, te veo preocupado.
-Por poco atropello a mi suegra.
-¿Te fallaron los frenos?
-No, el acelerador.


-¿Por cuánto me comprás a mi suegra?
-Por nada.
-¡¡¡Trato hecho!!!


-Suegra, ¿Usted cree en la reencarnación?
-Sí.
-¿En qué animal le gustaría reencarnarse?
-En una serpiente.
-No vale repetir...

 

SEGUIME VOS TAMBIÉN