RELATOS COTIDIANOS: ANÉCDOTAS EN EL DÍA DE LOS REYES MAGOS (bajo licencia de Creative Commons)

06 enero 2011

ANÉCDOTAS EN EL DÍA DE LOS REYES MAGOS (bajo licencia de Creative Commons)

No sólo fui capaz de recopilar las anécdotas de mi hijo a lo largo de su crecimiento. No. También tuve el caradurismo de tomar nota de unas pocas que al momento de producirse me hicieron reír. He aquí, algunas de ellas para celebrar con ustedes este nuevo "Día de los Reyes Magos".


Uno de los primeros dibujos de "M" en la PC


* Desde hace más de diez años, utilizo para dormir una placa de relajación en la boca. Es que padezco de bruxismo, entonces para mí es tan imprescindible como la pastillita para dormir de los insomnes.
Cuando Manu, el perro, era cachorro todavía, ante un descuido mío,
la masticó de tal manera que fue imposible seguir usándola.
Ya con una nueva, volví a ser la misma de siempre. Hasta que un día tuve un nuevo percance. Al momento de irme a dormir, no estaba en su lugar. Con mucha preocupación, traté de recordar qué cosas había hecho a lo largo del día que hubieran tenido que ver con ella. Hice memoria durante un largo rato pero no encontraba ninguna pista que me indicara dónde podría haberla dejado.
Y como las cosas no desaparecen por sus propios medios, supuse que habría quedado en el lugar menos pensado como cuando guardamos el azúcar en la heladera... Pero en este caso, fue un poco más incómodo. A eso de la medianoche, salí al lavadero y sin más pérdida de tiempo di vuelta la bolsa de basura sobre el piso. Metí la mano entre los desechos del día y revolví hasta que me di por vencida.
Casi con un ataque de nervios, intervino mi marido que, detrás de mí, repitió la operación, pero con más éxito ya que la placa apareció sana y salva de la mano de mi salvador...


*Mi marido estaba por irse de viaje por motivos laborales. Y como está acostumbrado a hacerlo con frecuencia, jamás toma los recaudos suficientes para tener sus efectos personales en condiciones y evitar así, corridas de último momento. Ese día, recuerdo haberlo acompañado a comprarse una riñonera ya que la que tenía en uso estaba muy percudida y corría el riesgo de ajarse en cualquier momento. Cuando llegamos a casa, luego de admirar su adquisición que tanto trabajo le había costado elegir, de puro miserable  me pidió que lo ayudara a cortar la tira de la vieja para así, conservar una de repuesto en caso de necesitarla ¿? Yo accedí a su pedido y gentilmenete acepté sostener tirante el accesorio para que él pudiera llevar a cabo su deseo pero... para su sorpresa, cuando acabó con el corte, se dio cuenta de que la vieja riñonera había quedado a un costado de la mesa, intacta. ¡Había descuartizado la recién comprada!
En conclusión, salió corriendo a comprarse otra casi cuando el negocio cerraba.


*"M" estaba por irse a un pijama party en lo de un compañero de la escuela. Mientras lo ayudaba a preparar su mochila, le pregunté si la casa en cuestión era linda. El pendex me dijo:
-¡Sí... es una casa de dos plantas!
-¡Ah! (Sorprendida) Entonces es muy grande...
-No, no es grande. La casa es chiquita pero tiene dos plantas hermosas a los costados de la entrada. Jaj. Yo nunca te dije que era grande. Te dije que tenía dos plantas, nada más.


*Y hablando del pendex, hace unos años, al profesor de fútbol le realizaron una intervención quirúrgica en la cual tuvieron que extirparle un pedazo de intestino a causa de un tumor.
Cuando "M" se enteró, desconcertado me preguntó qué era un tumor. Entonces yo le respondí explicándole que había distintos tipos de ellos de acuerdo al lugar donde estuvieran localizados como por ejemplo un tumor cerebral.
-Ya entiendo, me dijo re tranquilo. A él le encontraron un "tumor fecal".


*Para cambiar un poco, había comprado un nuevo desinfectante para los pisos que tenía un aroma fascinante. Cuando mi hijito adorado llegó de la escuela me preguntó qué era ese olor. Entonces le conté  que había encontrado ese perfume que me gustaba mucho.
-¿Viste qué rico es?
-No, no es muy rico. Tiene olor a baño público...


*Y aquí, mi joyita. Soy un poco distraida, pero a veces me paso de la raya. Fui al kiosco a comprar una tarjeta de recarga para el celu. Le dije al tipo:
-¿Me das una tarjeta de 50?
Saqué la billetera, lo miré y le pregunté:
-¿Cuánto es?


13 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Cuánto valdrán las tarjetas de 50?

Besos.

Gamar dijo...

Hoy que las las empresas de celulares dan doble de crédito por cada recarga uno no sabe lo que paga en realidad, por lo que queda eximida del papelón, su pregunta era relevante.
Beso

Princesa Adora dijo...

Jajajaja, lo del tumor fecal y la recarga de 50 estuvieron fenomenales!!!!
Cuánto se te extrañaba, menos mal que volviste?
Cómo está tu mamá?

Muchos cariños!!

dondelohabredejado dijo...

Están todos muy buenos, nena. Con lo de la tarjeta de 50 me sentí muy identificada, ja ja
Te dejo un abrazo.

Gla dijo...

Si te hace sentir mejor...de esas tengo mil...¡La diferencia es que no las anoto!!! Un beso grande!

Cecy dijo...

jajajaja
Nena, me mato lo de la tarjeta, yo soy tan distraída que hago las mismas cosas y peor... Mira algún día me voy a animar hacer un post contando de esas anécdotas.

Besitos linda!

Claudia Sánchez dijo...

¡Qué bueno la vuelta a la risa! es una gran sanadora.
Besos risueños,

Gatadeangora dijo...

Hola guapa, lo primero decirte que siento mucho lo de tu mamá.
Me han encantado y han hecho reir, como siempre, tus anécdotas.
Tambien te deseo un feliz año y que te traiga mucha fuerza y salud.
Un beso

Fabiana dijo...

Toro Salvaje: Depende. Con inflación hoy estarán más o menos a $ 65.
Besos para vos.

Gamar: No se cuan relevante habrá sido la pregunta para el quioskero. De acuerdo a su cara, supongo que nada.
Le deseo una muy buena semana.

Fabiana dijo...

Princesa Adora: La del tumor me mató en su momento, pero creo que la de la tarjeta telefónica no es una anécdota sino un momento de boludez que tenemos todos. Jajaj.
Abrazos linda.

Dondelohabredejado: Y gana esa por lejos... ¿Será que todos se sienten identificados?
Saludos y me alegra verte por acá.

Fabiana dijo...

Gla: ¿Vos también sos distraida? Entonces andá anotando porque muero por conocer tus anécdotas.
Cariños.

Cecy: ¡Ojalá cumplas con lo que decís! Así me divierto con tus despistes.
Besitos y feliz semana.

Fabiana dijo...

Claudia Sánchez: Sabés que es cierto eso de que la risa sana... Son los momentitos de relax que podemos tener cuando las cosas no son tan buenas como esperamos.
Saludos.

Gatadeangora: Lo mismo deseo para vos. Y te agradezco tus palabras, gatita.
Cariños.

Cecy dijo...

Si me animo hoy lo largo.

jaja

besos.

SEGUIME VOS TAMBIÉN