RELATOS COTIDIANOS: LA SEÑORITA DE LOS JAZMINES (bajo licencia de Creative Commons)

05 abril 2011

LA SEÑORITA DE LOS JAZMINES (bajo licencia de Creative Commons)

Ella misma se encargaba de aclarar (por si alguien lo dudara) que de joven había sido muy linda. Solía andar de acá para allá regalando siempre una sonrisa. Paseaba por las calles siempre a la moda hecha con sus propias manos: tacos altos, vestido entallado en la cintura, cabello corto y labios gruesos y sensuales. Poco maquillaje y tímida simpatía eran sus características más sobresalientes. 

La señorita de los jazmines. Así la conocían en el barrio que la vio nacer. Nada de fulana o mengana. Nada de ser "la hija de". Amaba los jazmines por su perfume y cada vez que llegaba la época se acercaba al puestito de flores para comprar un ramito, y otro y otro más. 

Carácter fuerte, temperamental, trabajadora y sincera, por sobre todas las cosas, eran sus cualidades
Se llenaba de orgullo cada vez que podía, aclarando que sabía coser, bordar y tejer. Y lo hacía muy bien. Me consta. Era hábil para todas las tareas manuales y era capaz de reciclar cualquier porquería vieja transformándola en algo de gran utilidad.

Cocinaba de maravillas y recordaba que aprendió a hacerlo cuando todavía de adolescente tuvo que hacerse cargo de la casa ya que sus padres trabajaban todo el día. Era hija única y esa mochila que cargó de por vida le sirvió para aconsejarme insistentemente que no me quedara sólo con "M".

Casi a los 30 se casó. Concretó su deseo de ser madre. Fue una "ama de casa" con todas las letras y conservó siempre su pasión por dos hobbies: hablar inglés y la pintura. Estudió ambas cosas y colgó varios  diplomas de cuanto curso se le ocurrió hacer. 

Con los años, fue perdiendo su cintura, se le afinaron los labios y comenzaron a asomar algunos signos que le confirmaban el paso del tiempo. Pero siguió manteniendo el mismo espíritu de siempre.
Ya no le apasionaba la cocina, pero la pintura era su cable a tierra y disfrutaba enchastrando telas. Conservó su fuerte carácter y su poco discreta sinceridad. Pero no le importaba. Ella era así.


Nunca dejó de amar los jazmines. Esos que la caracterizaron cuando joven y la acompañaron en su madurez inclusive cuando su espíritu y sus fuerzas habían comenzado a decrecer.

En julio de 2010, festejó sus 80 años. Decía que le pesaban sus "achaques" pero aún así se sintió feliz. Consideraba que ya había cumplido su ciclo y tenía muy claro que a partir de ese momento, cada nuevo día sería un regalo del cielo.

Hoy debería estar festejando los 52 años de casada con su compañero de toda la vida. Al que quiso. Al que peleó. Al que enojó tantas veces y también el que hoy la extraña. Pero estoy segura de que, desde algún lugar está lista para brindar con él. Como siempre.

  
Llevo mucho de ella en la sangre. Su caracter, su sinceridad y su mismo temperamento. Pero por sobre todas las cosas, heredé su amor por la familia y sus ganas de pelearla día a día.


23 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

:)

Que bonito homenaje le has hecho.

Besos.

Cecy dijo...

Es precioso!
No puedo evitar las lagrimas.

Un gran abrazo Fabi!

Princesa Adora dijo...

Coincido con toro, que hermoso homenaje. TODA UNA MUJER HECHA Y DERECHA!!!!
Sigue viva, así es cómo sigue viva!!! :)

Mil cariños!!!
PD: también me encantan los jazmines como a mí mamá

Anónimo dijo...

Sabes que también me gustan los jazmines...será hereditario?
Me hiciste llorar mucho, pero reconozco que es el mejor homenaje que le podían haber hecho a mamá.
Gracias hermana!
Te quiero

lady baires dijo...

Uyy, me emocioné!
Y por siempre estará en tu recuerdo.
Me encantó la foto.

Beso grande, Fabiana

Cris dijo...

fABY , Hermosisimooooo , en algunos pasajes me pareció que describías a" La Señorita de los Ojos Azules" , como la llamban a mi Madre en su juventud, por suerte con sus Hermosos Ojos Azules sigue mirándome y no deja de sorprenderme, tampoco deja de hablar del Gran Amor de su vida , quien no pudo seguir , ya hace mucho regodeandose de ser el DUEÑO de esos Ojos, también llevo en mi sangre mucho de Ella , pero la genética falló y no poseo en mi mirada el color del Cielo.
Besos
Cris//mujeresdesinuentay

Gamar dijo...

Mi abrazo para vos.

Abuela Ciber dijo...

Bello homenaje!!!

Calido y sentido, fue reccibido así al leerlo.

Cariños

juan andrés estrelles dijo...

Que suerte la tuya poder conocer y disfrutar de alguien así. El cariño y la ternura que se perciben en tus palabras son de los que te llegan al alma. Un bello texto para un hermoso homenaje. Me gustó leerlo. Un abrazo.

tia elsa dijo...

Que lindo Fabi, realmente me emocioné. Era una mujer muy bella. Besos tía Elsa.

Juans dijo...

Bellísimo homenaje...
Como diríamos por ahí siempre existen razones para ser feliz

Saludos

Fabiana dijo...

Toro Salvaje: De eso se trató. Ni más ni menos.
Besos.

Cecy: Pensar que lo escribí con mucha naturalidad, pero no pude dejar de llorar cada vez que intenté releerlo. Todavía duele.
Cariños corazón.

Fabiana dijo...

Princesa Adora: Lo único que lamento es que lo haya pasado tan mal los últimos dos meses. Siempre pensaba en morirse durmiendo y yo también lo pienso. Pero lamentablemente no fue así.
Saludos.

Gaby: A mí también me encantan. Debemos llevarlo en los genes. Igual que el caracter de mierda... Al menos yo.
Te quiero mucho yo también.

Fabiana dijo...

Lady Baires: Esa foto se la llevó mi hermana la última vez que estuvo en Buenos Aires. Y me la escaneó. No había excusas para no publicarla ahora.
Abrazos.

Cris: ¡Ojalá pudiéramos elegir qué cosas heredar de nuestros padres! A veces creo que sólo cargamos con sus defectos...
Que tengas un excelente comienzo de semana.

Fabiana dijo...

Gamar: ¡Gracias amigo! Usted ya es como de la familia y sabe cuándo hablar y cuándo hacer silencio. Se lo agradezco de corazón.
Le dejo un gran saludo.

Abuela Ciber: Me alegra saber que quienes lo leyeron lo tomaron de la misma manera que yo. Eso es lo que quería lograr. Y se me dio.
Besos.

Fabiana dijo...

Juan Andrés: Traté de hacer una recorrida de los mejores momentos de su vida. Rescaté sus logros y virtudes que, en definitiva son los que van a perdurar en el tiempo.
Cariños.

Tía Elsa: Y pensar que esa foto tiene 52 años...¡Pasaron tantas cosas en ese tiempo!
Te dejo un gran cariño.

Fabiana dijo...

Juans: Ya lo creo. Es cuestión de aprender a buscar los momentitos de placer y entender que la felicidad es sólo eso. Momentos.
Saludos.

nadasepierde dijo...

Faby!!!
Ojalá nuestros hijos puedan decir tan lindas palabras de nosotras, no??? que lindo homenaje a tu mamá, que lindo sentir que una persona tan querida para nosotras deja esa huella en uno, no???
un beso

Fabiana dijo...

Nadasepierde: ¡Y eso que trato de ser objetiva!
En realidad todos cargamos con nuestras miserias y también con nuestras virtudes.
Lo más importante es que al momento de recordar a un ser querido, las virtudes superen sus defectos. En definitiva siempre se recuerdan las mejores cosas de los que ya no están.
Que tengas una linda semana.

reflejos femeninos dijo...

Holaaa fabiana, me presento soy andrea de reflejos femeninos y otros blogs, llegué aqui por una amiga en común, y me llamó la atención tu presentación en el perfil, me gustó tu forma de decir las cosas, me siento identificada en algunas cosas, ejemplo soy mamá de una hija única, y aún no puedo opinar de tu libro, ya que no lo leí, pero estoy segura que tendremos cosas en común o también para aprender, siempre tenemos para aprender del otro.... Me enterneció éste relato de la señorita de los jazmines, es tu mamá o tu abuela ? es muy emotivo...
Seguiré visitando y leyendo lo anterior para conocerte un poco más...
te dejo un besoso grande♥

Fabiana dijo...

Hola Andrea: Bienvenida a mi casa y un gusto leer tu presentación.
Iré a visitarte también para saber de vos y "nuestras cosas en común".
La Señorita de los jazmines es mi mamá, que falleció hace 4 meses. Aquí está mi pequeño homenaje. No digo mi recuerdo, porque la tengo presente día a día.
Bienvenida nuevamente y gracias por pasar.

reflejos femeninos dijo...

hola fabiana, como lo dije aquí estoy, paso a visitar a mis amigas cuando puedo...
Lo siento mucho, por tu pérdida, yo perdí a mi papá, y me costó mucho, no quiero imaginarme mi mamá.... pero siempre estará en tu corazón y guiándote desde el cielo, buscá esas señales que seguro estarán.
Te mando un abrazo♥
andrea

Fabiana dijo...

Reflejos femeninos: Lamento también lo de tu papá. Pero es como vos decís, están en nuestra memoria. No sería normal olvidar a quienes nos ayudaron a recorrer nuestro camino.
Besos.

SEGUIME VOS TAMBIÉN