RELATOS COTIDIANOS: EL EXTRAÑO (pasó hace mucho, pero es bien real)

22 marzo 2010

EL EXTRAÑO (pasó hace mucho, pero es bien real)

Un par de años después de que yo nací, mi padre conoció a un extraño cuando aun vivíamos en Santiago. Desde el principio mi padre quedó fascinado con este recién llegado encantador personaje, y enseguida lo invitó a que viviera con nuestra familia. El extraño aceptó y desde entonces ha estado con nosotros.

Mientras yo crecía nunca pregunté su lugar en mi familia y en mi mente joven ya tenía un lugar muy especial. Mis padres eran instructores complementarios para nosotros: mi mamá me enseñó lo que era bueno y lo que era malo y mi papá me enseñó a obedecer.
Pero el extraño era nuestro narrador. Nos mantenía hechizados por horas al extremo con aventuras, misterios y comedias.

Si yo quería saber cualquier cosa, de política, historia o ciencia, siempre sabía las contestaciones sobre el pasado. ¡Conocía del presente y hasta podía predecir el futuro!

Llevó a mi familia al primer juego de de las ligas mayores de béisbol. Me hacía reír, y me hacía llorar.


El extraño nunca paraba de hablar, pero a mi padre no le importaba. A veces mi mamá se levantaba temprano y callada, mientras que el resto de nosotros estábamos pendientes para escuchar lo que el extraño tenía que decir, pero ella se iba a la cocina para tener paz y tranquilidad.

Ahora me pregunto si ella habría rezado alguna vez para que el extraño se fuera de nuestra casa.

Mi padre dirigió nuestro hogar con ciertas convicciones morales, pero el extraño nunca se sentía obligado a honrarlas.
Las blasfemias, por ejemplo, no fueron permitidas en nuestra casa ni en la de nuestros amigos o de cualquier visita. Sin embargo, nuestro visitante de largo plazo lograba pronunciar las palabras que quemaban mis oídos e hicieron que mi papá se retorciera y mi madre se ruborizara.

Mi papá nunca nos dio permiso para usar alcohol de manera liberal, pero el extraño nos animó a intentarlo sobre una base regular. Hizo que los cigarrillos parecieran frescos e inofensivos y que los cigarros y las pipas se vieran distinguidas.

Hablaba libremente (demasiado) sobre sexo y sus comentarios eran a veces evidentes, a veces sugestivos, y generalmente vergonzosos. Mil y una veces nos hizo ver que matar es algo natural y hasta correcto, si está inspirado en una buena causa.

Ahora sé que mis conceptos sobre las relaciones humanas fueron influenciados fuertemente durante mi adolescencia por el extraño. Repetidas veces lo reprendieron y raramente les hizo caso a los valores de mis padres y NUNCA le pidieron que se fuera.

Más de cincuenta años han pasado desde que el extraño se mudó con nuestra familia. Desde entonces ha cambiado mucho y ya no es tan fascinante como era al principio.
No obstante, si hoy usted pudiera entrar en la guarida de mis padres, todavía lo encontraría sentado en su esquina, esperando a alguien para que escuchara sus charlas y para verlo dibujar sus cuadros.

¿Su nombre? ¡Nosotros lo llamamos televisor!

Nota: ¡Ahora el Extraño tiene una esposa que le llaman Computadora y un hijo al que llaman Celular!

36 comentarios:

carlos dijo...

fabiana tenes un excelente humor muy bueno el post saludos

santiago tena dijo...

la extraña computadora tiene personas al otro lado que le aprecian a uno y le buscan, por eso abandoné yo mi romance con el primer extraño

Fabiana dijo...

Carlos: ¡Gracias! Aunque no se si es para reír realmente...
Saludos.

Santiago: Tenés razón. Algunos nacieron con ella como niñera y otros, como yo, la adoptamos como compañía.
Como todas las cosas, es útil, siempre que no se torne adictiva.
Saludos.

TORO SALVAJE dijo...

El extraño nos tiene esclavizados.
Hace con nosotros lo que le da la gana.
Cada vez más.

Besos.

Cecy dijo...

Me sorprendiste Fabi.
Es cierto ese extraño que forma parte de nuestra vida.
Hoy a veces me da temor y lo apago por varios días.

Besotes.

Anavril dijo...

A la tele mi madre siempre la llamó chupete electrónico, la compu es la amante de mi esposo y el celu es mi otro yo !!!!

El otro dia me olvide el celu en casa y me senti perdidisimaaaaaa

dondelohabredejado dijo...

Ja ja ja ja, me sorprendió el final,ni me lo esperaba!!! Muy buen texto.
Yo hace añares que no miro televisión, y nunca fui muy televidente que digamos.
A los celulares ni les doy bola (me lo olvido en casa, y el que tengo es un modelo viejísimo)
Pero... sin computadora, muero!!!! Es que, depende para qué se use, claro, en mi caso significa el modo de comunicarme con la gente que amo. Y justamente ahora está agonizante!!!! Que el universo me provea de una nueva, antes de que la mía muera definitivamente, o entraré en una depresión terribleeee
Besitosssssssss

Ignasi Raventós dijo...

Muy bueno. Realmente me has sorprendido. Has sabido armar muy bien la estructura, sin caer en el engaño, sólo en una hábil ocultación. Me ha gustado mucho. El punto de vista acertado. El tono. La voz de la niña. Maravilloso, de verdad.

Gamar dijo...

Muy buen relato. Aunque conmigo es difícil mantener la intriga y enseguido comienzo a buscar la vuelta, pero es realmente bueno. Y tan bueno como triste.
Saludos

Marcela, de Mujeres de 40 y más! dijo...

Lindo post, Fabi!
Me encanta ver tele! y prefiero los documentales, películas y algunos programitas que no me hacen pensar, sino que me entretienen; aunque no tengo demasiado tiempo para verla. Pero que invade hogares...sin dudarlo!
Un beso

MAMUCHA SILVIA dijo...

jajajja me mato leerte
yo te digo, adoro a ese extraño y sus secuaces, compu y celu¡¡
qeu haria sin ellos¡¡¡¡¡
un besote fabi¡¡

Fabiana dijo...

Toro Salvaje: ¡Se te extrañó!
Yo diría que nos dejamos engañar tanto que se adueñó de nuestras vidas. Y pensamientos...
Besos.

Cecy: ¡Qué sería de nosotros si no estuviera! A veces queda encendido y nadie lo escucha. Pero otras, queremos que sea nuestra compañía. La vida sin él hoy es impensada.
Feliz semana.

Fabiana dijo...

Anavril: La familia en cuestión es bastante jodida. Yo diría que muy adictiva.
De todos modos, hoy en día la TV es un juego de niños al lado de lo que provoca Internet.
Saludos.

Dondelohabredejado: A mí me pasa que cuando no tengo PC entro en un síndrome de abstinencia. La TV me resbala y el celu me resulta muy útil para comunicarme con mi hijo.
Creo que todo sirve en la medida justa. Los excesos son malos siempre.
Un abrazote.

Fabiana dijo...

Ignasi: ¡Gracias! El final sorprende precisamente porque tenemos tan asumida la presencia del televisor entre nosotros que ya nadie repara en todas las contras que ofrece. Pero existen.
Gracias por pasar.

Gamar: Tristísimo, es cierto. ¿Qué te imaginaste?
De todos modos, es un tercero en discordia. Siempre.
Saludos.

La candorosa dijo...

Parece que todo elemento con "pantalla" captura a los humanos de manera ¡¡impresionante!!

Será cuestión de encontrar la moderación ¿no?

Un relato excelente, que sorprende con el final, pues en el transcurso ¡¡me puse a imaginar de "quien" o "que" se trataría!!

Abrazotes amiga!

Ivana Carina dijo...

Bueeeno, tampoco es la pavada, pobre señor televisor, y su señora computadora y el hijito celular...

Males necesarios, por más que nos cueste reconocerlo....

Ahora, si uno quiere volver al siglo pasado y ser la Familia Ingalls, no sé cuánto duraría....

Jajaja! Y si es verdad! El progreso no se detiene, hay que adaptarse y saber convivir.

Y como dijo Candorosa, moderación ante todo....

Vaamos che, que somos lo suficientemente inteligentes para saber hasta dónde dejamos que nos "invadan" estos 3, repito, males necesarios...

Aguante el señor televisor, la señora computadora y el retoñito celular! =)

Besotes Fabi!


Vió que no vengo nunca, pero cuando vengo me despacho de lo lindo... Ajajajaa! :P

mujeresdesincuentay dijo...

Fabi , me has hecho reir, pero de risa tiene poco, esta familia que se ha formado es realmente adictiva . Fijate que si no estas con estas cosas , te sucede algo en la calle y .... sos un NN. , no existe registro de uno ? no tenes celu ? no existis ?( lamentable no ?? )
Saludingui
Cris//mujeresdesincuentay

Fabiana dijo...

Marce: Yo también veo poca TV. En general noticieros que informan y a veces desinforman. Cuando me canso de pálidas, apago y se terminó. Pero es un mal necesario...
Besitos.

Silvia: Y aunque me avergüence un poquito reconozco que la compu me puede. Me cuesta no tentarme cuando la tengo cerca. ¿Será un mal de todos los blogueros?
Saludos.

nosestamoshablando dijo...

Realmente excelente, no imaginaba el final. Muy bueno!
Miro muy poca televisión y el celu es herramienta de trabajo, en lo personal, casi nada.
Besos!

tia elsa dijo...

Está muy bueno, cuando yo era chica le decian la caja boba. A pesar de toda su mala influencia, creo que aún los chicos saben distinguir lo bueno de lo malo, o sea que lo que tus padres te inculcan prende fuerte. Al menos en casa no se fumaba ni bebía y no lo hecho, ni mis hijos. En cuanto a los actuales extraños son más peligrosos porque del otro lado hay personal reales, y algunas pueden hacer mucho daño a los niños y jóvenes inexpertos e incautos. Besos tía Elsa.

Fabiana dijo...

Cando: Creo que el tema es justamente la pantallita que perecería que puede reemplazar fácilmente la presencia de otra persona en el círculo de la comunicación. En parte, es así, pero no existe todavía ningún aparato que pueda ocupar el lugar del ser humano.
Abrazos.

Ivi: ¡Qué familia! Y resulta que todos queremos ser sus parientes. Jajaj.
Y me encantó lo del "retoñito". Viniendo de vos, no podía tener otro apodo...
Despachate nomás corazón, que para eso estamos.
Besotes.

Fabiana dijo...

Cris: Aboslutamente cierto lo que decís. Y no sólo eso, si no hacés uso de toda la familia no "pertenecés". Tristísimo diría yo. Al final terminamos adaptándonos a cosas que ni pensábamos para no quedar afuera. Salvo el celu, que en mi caso me permite ubicar rápidamente a mi hijo (cuando no lo tiene apagado). Pero eso es para otro post.
Cariños.

Nosestamoshablando: Como todas las cosas, en la medida justa. Pero confesándome un poco: ¿Qué bloguero/a puede resistirse a Internet?
Hoy no concibo la vida sin la PC. ¿Estaré un poco loca? Jajaj.
Saludos.

Abuela Ciber dijo...

Realmente estupendo lo que has compartido, con esa creatividad que tienes y sabes desarrollar para nuestro beneplácito.

Cariños

Fabiana dijo...

Tía Elsa: En casa también le decíamos "la caja boba". Era un clásico y todos sabíamos a qué nos referíamos.
Me parece que hoy, la TV pasó a un segundo plano porque aparecieron sus famimliares directos que son mucho más adictivos aún. Vuelvo a decir lo de siempre: "todo en la medida justa".
Que tengas un lindo finde.

Abuela Ciber: Me parece que sirve para reflexionar un poco sobre la información que recibimos a diario. Cuestión de aprender a discernir y tomar lo que sirve de todo lo que está a nuestro alcance.
Besos.

Claudia Sánchez dijo...

Fabi, te aviso, voy a hacer una mini con tu relato (linkeada porsupu).
El extraño, pronto se convirtió en intruso, arruinahogares, pervertido y malhablado mentiroso.
En casa, solo canales infantiles.

Besotes,

Abuela Ciber dijo...

Querida FABIANA

En esta semana donde se acunan tantos sentires, deseo la disfrutes de acuerdo a tus intimas creencias.

Nos veremos el domingo de Pascuas!!!

Cariños

Siluz dijo...

Eso le pasó a nuestros abuelos con la radio, esa cajita habladora que invadió la privacidad de los hogares. Pero ahora tenemos para escoger. Hay quien no puede vivir sin celular, para mí son una molestia extendida (la arrastramos con nosotros a donde vayamos). Pero la pc... ahh, ¡la pc! la prendo antes de despertarme bien y la apago un segundo antes de dormirme...

Titi dijo...

Te agradezco tu agradecimiento en mi blog.. ;-)
Consulta técnica: ¿Cómo hiciste para saber que te había linkeado (y tan rápido)?
Bueno, como te ponía en respuesta a tu comentario: encontré tu espacio hace poco, me gustó y de a poco me estoy poniendo al día.
Saludos.

Fabiana dijo...

Claudia: Adelante nomás corazón. Hacé de cuenta que es todo tuyo. Y no me lo pienso perder. Tus "Cortitos" son un lujo.
Ah, en casa sólo fútbol...
Besotes.

Abu: ¡Gracias hermosa! Claro que sí. Todos tenemos algo en qué meditar por estos días, no importa desde qué creencia.
¡Felices Pascuas!

Fabiana dijo...

Siluz: La radio, de todos modos para mí fue uno de los mejores inventos. Seguramente ha invadido hogares, pero imagino que fue más respetuosa que el televisor.
En cuanto a la PC, va ganando y por varias cabezas. Yo también la considero una herramienta elemental.
Que tengas una excelente semana.

Tití: ¡Bienvenida!
Lo menos que podía hacer sabiendo que alguien que no me conoce me linkeó. Lo más probable era que nunca me enterara, salvo por mi detective privado... Jajaj.
Acá te dejo el link del contador de visitas que uso: http://www.histats.com/es/
Para mí es el mejor. Cada tanto entro a chusmear un poco y por eso te encontré.
Dejo que te sigas poniendo al día cuantas veces quieras. Serás siempre bien recibida.
Saludos.

Mane dijo...

La verdad, muy cierto este relato... Como siempre tan acertada Fabi, un saludo enorme, despues de tanto tiempo!

nadasepierde dijo...

Muy buena tu refñexión, y el final, terrible!

pero se pueden hacer pequeñas cosas: desterrar el TV del lugar donde se cena en familia, o apagarlo mientras se comparte ese momento...
La computadora y celular, con nuestros hijos, es mas dificil de acotar.
Son los nuevos tiempos, nos guste o no.

te iba leyendo y diciendo que raro, aceptar en la casa alguien asi, porque a mi me pasó de tener visitas que vinieron por tres dias y se instalaron 6 meses, asi que me fui para ese lado.... muy bueno el final

un beso

Fabiana dijo...

Mane: ¡Tanto tiempo! Cierto, estás muy borrada. Espero que todo ande bien por tu vida.
Gracias por pasar.

Nadasepierde: Me causó gracia tu pensamiento mientras ibas leyendo. Habrás pensado "Qué familia moderna". Debe haber para todo.
Con nuestros hijos todo es más complicado pero nada imposible. En casa hay fútbol las 24 horas. Y a la hora de la cena, si puedo pongo un noticiero aunque sea para digerir bien la comida...
Besos.

Cassiopeia dijo...

Llego por vía de la casa de Siluz y el reconocimiento que te hace (yo se lo hice a ella).
Casi infarto con el extraño... hasta que dices que es el mismo que nos ha invadido a todos. Entonces, ya infarté!
Genial post!

(me puedo quedar por acá?)
Besos

Fabiana dijo...

Cassiopeia: ¡Bienvenida! Que hayas llegado de la mano de Siluz ya es una garantía.
Me alegra conocerte y en cuanto pueda pasaré a visitarte.
Podés quedarte todo lo que quieras. Siempre serás bien recibida.
Abrazos.

Anónimo dijo...

Hola Fabiana, buscando por internet comentarios de textos resueltos para el acceso a la universidad, he dado con su texto, que fue el que pusieron el año pasado en las universidades andaluzas, pero lo pusieron como Anónimo, y no con su autora que Vd.

SEGUIME VOS TAMBIÉN