RELATOS COTIDIANOS: LOS PAVOS NO VUELAN (MORALEJA)

27 mayo 2010

LOS PAVOS NO VUELAN (MORALEJA)

Cuentan que un paisano en Catamarca se encontró en el campo con un huevo muy grande.
Jamás había visto nada igual y decidió llevarlo a su casa.

-¿Será de avestruz? Preguntó su mujer.
-No, se ve demasiado abultado. Dijo el abuelo.
-¿Y si lo rompemos? Propuso el ahijado.
-Es una lástima. Perderíamos una hermosa curiosidad. Dijo la abuela.
-Miren, ante la duda se lo voy  a acercar a la pava que está empollando los huevos. Tal vez con el tiempo nazca algo. Afirmó el paisano.

Cuenta la historia que a los 15 días nació un pavito oscuro, grande y nervioso
que con mucha avidez comió todo lo que encontró a su alrededor.
Luego miró a su madre con vivacidad y le dijo:
-¡Vamos a volar!

La pava se sorprendió de la salida de su crío y le respondió:
-Los pavos no vuelan y te va a hacer mal comer tanto y tan apurado.

Toda la familia trató de controlar la avidez del crío de modo que aprendiera a comer moderadamente pero cada vez que terminaba de hacerlo, les decía:
-¡Vamos, vamos a volar!

Ante cada propuesta, sus hermanos le repitieron una y otra vez que los pavos no vuelan
y que debía comer poco y tranquilo...
Por esa razón, a medida que pasaron los días, el pavito
fue hablando más de comer y menos de volar.


Así creció y murió. En la pavada general.

Pero no era un pavo, era un cóndor y había nacido para volar hasta los 7000 metros de altura...




El riesgo de morir en la pavada general es muy grande. "Como nadie vuela..."


Muchas puertas están abiertas porque nadie las cierra y otras están cerradas porque nadie las abre.
El miedo al hondazo es terrible pero la verdadera protección está en las alturas,
especialmente cuando hay hambre de elevación y muy buenas alas.


30 comentarios:

tia elsa dijo...

Muy buena la alegoria, hay que animarse a más. Besos tía Elsa.

carlos dijo...

y vencer esos miedos que dia a dia nos ponen a prueba e ir superandose poco a poco saludos fabiana

TORO SALVAJE dijo...

Que buen ejemplo.
Que gráfico.
Me ha encantado.

Besos.

Cecy dijo...

Ah, si, si...
Es cierto hay que animarse a mas.
Me encanto.

Besitos Fabi.

Gamar dijo...

Muy bueno y muy cierto.
Pero yo me siento más pavo que el resto.

Fabiana dijo...

Tía Elsa: Lo recibí por mail y me encantó. Nos pinta muy bien a los seres humanos viviendo más por costumbre que por lo que somos capaces de hacer.
Te mando un beso grande.

Carlos: De eso se trata. A veces a nuestros propios miedos, le sumamos todo lo negativo que tenemos alrededor. Eso suele limitar nuestras ganas de animarnos a hacer. Creo que damos pena.
Saludos.

Fabiana dijo...

Toro Salvaje: Es realmente gráfico. Nadie es capaz de animarse cuando nos convencen reiteradamente de que somos incapaces... En todos los órdenes de la vida.
Abrazos.

Cecy: Y poder superarnos y superar los miedos que produce escuchar que no podemos. Sería fantástico.
Besos, linda.

dondelohabredejado dijo...

Que hermoso post, Fabiana, qué motivador.
Hay que dejar los miedos de lado y animarse a volar alto. Me voy a acordar de este post en cada nuevo desafío.
Un abrazo grandote.

Gla dijo...

Morir en la pavada...es lo peor que puede pasarnos, es preferible "varios aterrizajes forzosos" a vivir al ras del piso.

Fabiana dijo...

Gamar: ¡Nooooo! ¿Por qué se siente pavo? Siempre hay que tratar de hacer algo que nos motive, si nos hace sentir bien y no molestamos a nadie con eso. Lo que dicen los demás es precisamente lo que no debemos escuchar.
Besos y levante ese ánimo.

Marina: ¡A levantar vuelo mujer! Así te acordás de mí bien seguido. Te imagino proyectando siempre cosas nuevas y saliendo adelante a cada paso que das. Creo que no me equivoco...
Te mando un abrazo con alas.

dondelohabredejado dijo...

Sos divina. Intento ser así como me ves, pero no siempre lo consigo.
De todos modos, sí, siempre para adelante!
Un abrazote.

(ah, no hace falta este post para que te tenga presente, eh!)

La candorosa dijo...

No se por qué pensé "los pavotes no vuelan!!
Por caso, ¡¡vale como reflexión!!

Excelente post!

Abrazos!

Abuela Ciber dijo...

magnifico.... me recuerdas a los hijos que criamos dandoles alas y, hay padres que se las cortan....otros prefieren dejarlos volar, aunque los vendavales los sacudan.

Cariños y un abrazo amigable.

Cris dijo...

Fabi , cuàn cierto tu relato , làstima que nadie vuela no ?? , cuàntos moriràn en la pacada.
Saludimgui
Cris//mujeresdesincuentay

Juans dijo...

Nada es difícil antes de hacerlo, verdad? :)

Poli dijo...

Genial! ...como nadie vuela... Saludos.

Fabiana dijo...

Gla: Coincido con vos. Y eso de morir en la "pavada" es muy nuestro. Realmente no aprovechamos todo lo que podemos hacer.
Que tengas un lindo finde.

Marina: No soy divina. Soy muy jodida. Pero lo bueno es que lo reconozco. Jajaj. Me gusta la gente transparente, sin cosas ocultas, aunque sea jodida también. Al menos una sabe a qué atenerse. Y comprobé con el tiempo que no existe el tipo "genial, sin rollos y siempre bin dispuesto". Algo así como el buenudo. Todos tenemos algo malo para cargar. Lo importante es no ocultarlo.
Me colgué con otra cosa, pero la conclusión es que sos una mujer optimista y muy copada. Eso quise decirte.
Besotes.

Fabiana dijo...

Cando: ¡Claro que lo vale! Los pavotes son los que menos vuelan. No son capaces de tomar ninguna decisión ni afrontar responsabilidades. Si le salió de casualidad, cayó como anillo al dedo. Jajaj.
Saludos.

Abuela Ciber: ¡Pero cómo cuesta dejar volar a nuestros hijos! Nadie quiere verlos caer y lastimarse. Aunque de eso se trate la vida...
Te dejo un abrazo.

nosestamoshablando dijo...

La acción y no la inacción, equivocarse y volver a levantarse y que todo eso deje una enseñanza, atreverse a más, vivir lo que uno quiere más allá de las opiniones ajenas.
Y a medida que uno va sumando años, este pensamiento se acrecienta.
Excelente post Fabiana!
Besos para vos

nadasepierde dijo...

me encantó la historia y que buena reflexión.... realmente. El riesgo de morir en la pavada...totalmente real.

Lo de las puertas también me dejó pensando, muchisimo.

un beso

MAMUCHA SILVIA dijo...

Hola Faby, muy bueno el mensaje , siempre hay que animarse a mas, y creer sobre todo que podemos¡¡¡¡¡¡¡
un besito grande, buen finde¡

Fabiana dijo...

Cris: Muchos mueren en la pavada. Muchos repiten como loros lo que escuchan toda la vida y así se convencen. Pero jamás pueden experimentar por sus propios medios. Aunque se golpearan una y otra vez...
Una pena.
Saludos.

Juan: Ni antes de hacerlo ni cuando lo hacen los demás... Como dijiste en tu post anterior. Siempre lo que hacen los otros es fácil. Hasta que nos toca a nosotros.
Pasalo lindo.

Fabiana dijo...

Poli: Exacto. No volamos... Hay que salirse de la manada y aprender a andar solos a veces.
Abrazos.

Nosestamoshablando: Es preferible arrepentirse por haber hecho y haberse equivocado que por no intentar. Cuando nos damos cuenta de eso ya se nos pasó parte de la vida.
Besos.

Verónica Molina dijo...

Muy buena historia, Fabi! Y buenísima la moraleja, también. Porque, mirá qué cosa, tenemos una mente tan poderosa y un cuerpo que nos sirve con buena predisposición... y acá estamos, mirando tanta tele basura y alimentándonos con grasas trans cada dos por tres, como cualquier pavo del montón.

Si tuviésemos un poquito más de selectividad (no digo mucha, tampoco la pavada), un poquito nomás, como para elevarnos de la animalada en pequeña escala, no?

Pero bueno, parece que hay más pavos que cóndores: las estadísticas de la naturaleza demuestran que mirar el cielo desde siete mil metros de altura no es para cualquiera... hay que nacer con la condición, y darse cuenta de que esa condición existe.

Besos gigantes.

Fabiana dijo...

Nadasepierde: Es lo mejor de las moralejas: hacernos pensar. Ojalá sirva para la reflexión y nos animemos a más.
Que tengas una linda semana.

Silvia: ¡Y probar que podemos hacer más todavía! Cruzar la línea que divide entre lo que dicen los demás y lo que queremos hacer. Es muy sutil la marca, pero muy importante ese pasito para animarnos.
Abrazos.

serpai dijo...

Fabiana...que lindo encontrar tu blog...buena enseñanza.... te dejo....voy a volar...ahhh te dejo saludos..

SERGIO

Fabiana dijo...

Vero: Coincido con tu reflexión. Hay que alejarse un poco de la manada para ver desde afuera que existe otra cosa. Y también es cierto que volar tan alto no es para todos. Pero probar no cuesta nada. Sólo es cuestión de querer intentarlo.
Que tengas una linda semana.

Serpai: ¡Bienvenido!
¡Qué bueno que te haya gustado! La intención es dejar algo que sirva para la reflexión. Adoro el humor, pero estas moralejas dejan buenos mensajes.
Gracias por pasar.

Ra dijo...

MUY LINDA!
LA TOMO PRESTADA PARA PUBLICAR EN MI FACE PERSONAL

Fabiana dijo...

Ra: Te la presto. Llevala con confianza. Está muy buena y me parece bien que la compartas con quienes conocés.
Besos.

juan gandola dijo...

muy lindo relato, y pensar que hay pavos y hay ositos!!jeje

SEGUIME VOS TAMBIÉN