RELATOS COTIDIANOS: "ESTAMOS DISTRAIDOS" Por Fontanarrosa

13 enero 2011

"ESTAMOS DISTRAIDOS" Por Fontanarrosa

Mi amiga Colette solía decir, y hace ya mucho tiempo, "Estamos entrando en la edad del nunca me había pasado"...

Y es así. Decimos:
"Es curioso. Nunca me había pasado, me agaché a recoger un tenedor y se me trabaron cuatro vértebras de la columna".
Escuchamos: "Es notable. Nunca me había pasado. Mordí un caramelo de limón y un premolar se me partió en ocho pedazos.

Es que, así como se habla de un Primer Mundo y de un Tercero sin que nadie conozca a ciencia cierta cual es el Segundo, nosotros hemos pasado de la Primera Edad a la Tercera sin recalar por la Segunda y el cuerpo acusa recibo de tal apresuramiento. El tiempo mismo, incluso, ha tomado una consistencia gelatinosa, plástica, mutante.

Calculamos:
-"¿Cuánto hace que se mudó Ricardo a su nueva casa?".
Y arriesgamos: - "Tres, cuatro años". Hasta que alguien, conocedor, nos saca de la duda: "Catorce".

Suponemos ante el amigo encontrado ocasionalmente en la calle:
-"Tu pibe debe andar por los seis, siete años".
-"Tiene diecinueve - nos contesta el amigo - ¡Vení Tacho!”. Y nos presenta a una bestia de un metro ochenta, pelo verde, un clavo miguelito clavado en la ceja y un cardumen de granos sulfurosos en la mejilla.


Se corrobora entonces aquello que, dicen, decía John Lennon: "El tiempo es algo que pasa mientras nosotros estamos distraídos haciendo otra cosa". Y suerte que estamos distraídos haciendo otra cosa. Mucho peor es aburrirse. Es dulce rememorar ciertos momentos, pero más me entusiasma pensar en las cosas que tengo para hacer. Es que muchos de esos ciertos momentos son muy viejos. Y por lo tanto vale recordar el consejo dado por Javier Villafañe cuando alguien le preguntó cómo hacía para conservarse tan joven pasados los ochenta años. - "No me junto con viejos", respondió el maestro. Yo quiero agregar lo que un día dijo Jean Louis Barrault, famoso mimo francés, "La edad madura es aquella en la que todavía se es joven, pero con mucho más esfuerzo".-


15 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que verdad es.
Debe ser que no queremos verlo y nos engañamos con el paso del tiempo.

Besos.

Princesa Adora dijo...

Jajaja, deliciosa tu reflexión!
Es así.. a mí me parece mentira que conozco a mi compañero de trabajo cuando era soltero, con pelo y flaco, ahora es casado, con cuatro hijos (el mayor de 21), rellenito y sin pelo!!!!
Y peor aún yo le cuidaba los nenes cuando eran de brazos y verlos ahora me hace sentir tannnn vieja, jajaja!!!!
Pero me quedo con lo que dice Arjona, señora de las cuatro décadas, no le ponga años a su vida, póngale vida a sus años!!!

Y en eso deberíamos estar todos, poniéndole vida, tengamos 40, 30 ó 20!!!!

Muchos cariños!!!

Gamar dijo...

El mes pasado, me cruzo con un amigo en Bs As mientras caminaba con mi hija.
-...Che tu mujer está siempre igual
-Es mi hija.

Y si, 18 años no es nada.
Beso

Cris dijo...

Fabiii ! un día te poné los lentes y decís......era verdoso , no Gris ? , Coincido "No me junto con Viejos", para Vieja ya estoy YOOOOO!, que gracia tendría?
Besi
Cris//mujeresdesincuentay (atrasadísima con las lecturas, sorry)

Fabiana dijo...

Toro Salvaje: No se si nos engañamos, es que el tiempo pasa realmente muy rápido y no nos da tiempo a asimilar nuestro envejecimiento. Al menos eso creo.
Besos para vos.

Princesa Adora: Aclaro que no es mío sino del genial Fontanarrosa.
Lo mejor que nos puede pasar es ponerles vida a los años. Es cierto.
Me encanta esa frase.
Buen finde para vos.

Fabiana dijo...

Gamar: Eso es muy normal. Sobre todo cuando los hijos empiezan a superarnos en la estatura...
Supongo que a mí me dirán vieja fiestera cuando me ven con el mío. Jajaja.
Saludos.

Cris: Y ni te cuento lo que me está costando leer los prospectos de los remedios... ¡Si hasta hace poquito los leía bárbaro! ¡No entiendo qué pasó!
Cariños.

Cecy dijo...

Cierto el tiempo pasa y mejor aun si estamos distraídos haciendo cosas, porque sino seria muy triste sentarse a envejecer.

Un besote Fabi.

Isabel dijo...

Tienes toda la razón!!! Llega un momento en que la vida toma tal velocidad que parece que pase en un suspiro. Y mejor que hagamos cosas por medio y que sean lo mejores posible!! Besos.

dondelohabredejado dijo...

Excelente texto, nena. me siento muy identificada, cada vez son más las cosas que nunca me habían pasado y me pasan. Miro todos los remedios que tomo y me parece que soy una vieja de 95 años, ja ja ja. Pero lo bueno es valorar que estamos vivos, y disfrutar las cosas lindas mientras se pueda, sin dar bola a lo que no tiene tanta importencia.
Te dejo un abrazo grandote.

Fabiana dijo...

Cecy: Claro que es mejor. Siempre y cuando en medio de nuestra distracción podamos disfrutar de cada momento plenamente.
Que tengas un hermoso finde.

Isabel: Te digo lo mismo que a Cecy: Lo importante es disfrutar de lo que hacemos. La vida es muy corta y es una pena notarlo cuando es tarde.
Besos y me alegra tenerte de regreso.

lady baires dijo...

Che, me pasa todo eso junto: despiste, desmemoriada, cálculos desastrosos, olvidos.

Besos, Fabiana!

Fabiana dijo...

Dondelohabredejado: Yo también me identifico cada vez más con las cosas enumeradas en este texto. Y ya empieza a preocuparme... Todavía no tomo remedios, pero por lo demás, andamos igual.
Disfrutemos lo que podamos por ahora.
Abrazos para vos.

Lady Baires: ¡Jajajaja! No puede ser. Con la memoria que tenés para describir detalle por detalle tus citas, no puede ser. El despiste es otra cosa y creo que no tiene cura desde que nacemos.
Besotes.

Abuela Ciber dijo...

Javier Villafañe ..ja ja yo lo imitooooooo y me va rebiennnnn

Te deseo que esta semana tus días se vean poblados de buenos momentos.

Cariños

.

.

Solidaridad:

Ayudar y poner tus capacidades al servicio de los demás. La solidaridad se practica sin distinción de credo, sexo, raza, nacionalidad o afiliación política. La finalidad sólo puede ser el ser humano necesitado. Solidaridad es la cualidad de continuar unido con otros en creencias, acciones y apoyo mutuo, aún y sobre todo, en tiempos difíciles.

oliva dijo...

Me ha traido Cecy y además de tu originalidad, pensaba mientras te leía "tampoco eres tan mayor, solo tienes cuarenta y dos años", será que solo tengo cinco menos que tú y no quiero pensar en que el paso del tiempo está aquí, ocurriendo ahora, solo que afortunadamente "no nos damos cuenta".

Me gustaron mucho tus reflexiones, es una buena filosofía para seguir con cierta ilusión.

un saludo.

Fabiana dijo...

Abuela Ciber: ¡Gracias corazón! Lo mismo deseo para vos.
Cariños.

Oliva: ¡Bienvenida! Creo que si no nos damos cuenta del paso del tiempo es simplemente porque estamos muy ocupados. Eso hace que de pronto nos pongamos a hacer cuentas y suspiremos cuando notamos cuánto tiempo ha pasado desde algún suceso en particular.
Pero no me asusta y creo que a vos tampoco ya que sos muuuuy joven aún. Triste sería no tener nada más importante que hacer que pensar en cómo se nos va la vida.
Prometo visitar tu casa.
Abrazos.

SEGUIME VOS TAMBIÉN