RELATOS COTIDIANOS: ¿SOMOS BUENOS PADRES? (bajo licencia de Creative Commons)

27 enero 2011

¿SOMOS BUENOS PADRES? (bajo licencia de Creative Commons)

Durante la última visita al pediatra, quedé perpleja ante  un comentario que hizo. Si bien nada en él me llama la atención porque es capaz de sacar un martes 13 del bolsillo en cualquier momento, su postura de elegir a quién quiere tener como paciente quedó evidenciada como para que no quedaran dudas al respecto.

Después de interrogar a "M" en cuanto a su rendimiento en el colegio, se despachó con un:

-Recién le di el olivo a una mamá con su pibe de 16 años. ¿Viste esos chicos a los que todo les da igual, que nada les importa, que manifiestan una marcada apatía hacia todo lo que les puedas proponer? Bueno, este es el caso.

Me descolocó oírlo tan sincero sobre todo, cuando él mismo se reconoce como especialista en "problemáticas adolescentes". Casi por instinto, le retruqué que no me parecía correcta su actitud, dado que como profesional, su misión era ayudar y no desechar pacientes con problemas.

-¡No! -Respondió- El problema está en la casa. Yo estoy para orientar a los padres, no para educar a sus hijos. Y si ante mi observación, la madre me responde que no puede ponerle límites a un crío de esa edad, yo no puedo hacer nada por ella.

Así planteado el tema, volví a mi casa pensando en las palabras del médico sin saber si realmente estaba de acuerdo con su dura postura.
Pasaron unos días y al visitar el blog "Simplemente Gla" me encontré con un artículo más que interesante. ¿Cuánto de cierto hay en la tan usada frase hecha "¡Qué mundo les estamos dejando a nuestros hijos!"?

Si lo viéramos desde la vereda de enfrente, y analizáramos lo que estamos haciendo como padres, podríamos mejor plantearnos "¡Qué hijos le estamos dejando a este mundo!"

Creo que es para pensarlo, y mucho. Les dejo el link del artículo completo porque vale la pena leerlo. Y después, cada uno sacará sus conclusiones...



19 comentarios:

tia elsa dijo...

Es muy interesante el tema, yo estoy convencida que somos los mayores los responsables del mundo que dejanos a nuestros hijos y obvio lo que ellos serán de mayores. Todos los conflictos que pueda tener un niño o adolecente sin duda tienen su motivación en la mayoría de los casos en su propio hogar. Igual no estoy de acuerdo con la postura del profesional, él está para cumplir su función no para juzgar. Besos tía Elsa.

Cecy dijo...

Mis dudas hoy en día, es que nada alcanza, hagas lo que hagas. Y ya no se si pasa por una cuestión valorativa si es bueno o malo. Creo que nos deberíamos plantear algo un poquito mas allá, que pasa socialmente a todos para llegar a determinadas situaciones.
Los padres o los hijos, no somos un grupo aislado del resto de la sociedad.

Cuanto años ya llevamos donde la gente (profesionales o no) dejamos de involucrarlos en las cosas importantes. ¿?

Besos Fabi.

Anónimo dijo...

Muy bueno el artículo y es cierto: Qué mundo le dejamos a nuestros hijos? El que tenemos hoy y que ellos van a modificar, para bien si son buena gente (como dice el español)o que van a terminar de destruir si nosotros, los padres no les enseñamos a serlo.
Cuando pase el tiempo y veamos(si llegamos) qué mundo es ese, podremos contestar qué clase de hijos le dejamos a este mundo!
Besos
Gaby

Carolina dijo...

Par mi debemos ser igualmente comprometidos con ambas cosas ¿Qué mundo le dejamos a nuestros hijos?
Pareciera que está mas fuera de nuestro alcance, y no dormiríamos tranquilos si pensáramos que mundo les dejamos.
Y cuano decimos que es mas importante pensar que hijos le dejamos al mundo, parece que nos laváramos las manos de nuestro compromiso social, que decimos "yo hago todo bien en casa y entonces estoy bien con el mundo"... no sé no me convence quedarse es eso.

Princesa Adora dijo...

Muy buena la pregunta, da para meditar mucho.
La usaré en algún momento, con tu permiso. es una sabia reflexión.

Adhiero a tu pediatra, una puede orientar pero el albedrío está en uno (en los padres, en el niño/adolescente).

Ruego, cada día, dejarle un mundo mejor a mi hijo y un hijo mejor al mundo!!

Cariños y gracias por pasarte!!!

dondelohabredejado dijo...

El artículo me pareció interesantísimo y coincido en muchas cosas con el autor.
En cuanto a lo que vos decís, creo que el médico debería comprometerse un poco más y no tirar la toalla tan fácilmente (aunque tenga razón)
Cada vez más, me encuentro con padres que no se hacen cargo de sus responsabilidades, que eligen ser amigos de sus hijos y dejárlos huérfanos. Es terrible.
Un abrazo grandote, querida.

Julio César dijo...

Es cierto lo que planteas, Fabiana. Què mundo les estamos dejando a nuestros hijos? Donde dejamos el buen concepto del amor. En realidad, por lo que vemos que sucede dìa a dìa en el mundo, vale la pena preguntarnos: estamos perdiendo la calidad en el amor?

Un abrazo enorme y que Dios te bendiga siempre.

TORO SALVAJE dijo...

Leí ayer en un diario que en Japón muchos ancianos están delinquiendo para ingresar en la cárcel.
En una generación han pasado de ser venerados a ser casi abandonados y olvidados por sus hijos.
Hay que mirar en ambas direcciones Fabiana.

Besos.

Fabiana dijo...

Tía Elsa: El tema pasa precisamente por hacernos cargo como adultos de nuestros hijos y de la educación que les brindamos. Y en esto, el ejemplo es el primer maestro. Quiero decir con esto, que además de pregonar, tenemos que dar el ejemplo.
Besos.

Cecy: ¡Claro! Es que no vivimos aislados. TODOS somos parte de esta sociedad y cada uno debe aportar su granito. Pero esquivar responsabilidades haciendo culpables a los demás, no tiene mayor sentido. El problema y la solución está en uno.
Que tengas una linda semana.

Fabiana dijo...

Gaby: Y también podremos respondernos qué clase de padres fuimos para nuestros hijos. Es un juego de palabras, pero es así.
Besos para ustedes. Los quiero muuuuucho.

Carolina: ¡Bienvenida!
Las dos cosas son caras de una misma moneda. A nuestros hijos les dejamos un mundo egoísta, individualista y en ruinas. Y al mundo le estamos ofreciendo hijos en bruto, muchas veces sin educación. Y no me refiero a la instrucción, sino a la EDUCACION; esa que nos marca para toda la vida porque nos convierte en lo que somos de adultos.
Creo que con esta teoría, nadie se lava las culpas. Todo lo contrario. Siempre y cuando asumamos el rol que nos corresponde desde nuestro lugar de padres.
Gracias por pasar.

Gamar dijo...

Yo siempre digo que es un problema básicamente de responsabilidad.
Decir "ya no se que hacer con él" Ya no puedo hacer mada" o cosas así es para deslindarse de la responsabilidad.
Hoy es muy difícil criar hijos y terrible si son adolescentes, porque antes todos colaboraban. Si dos chicos se peleaban en la calle siempre aparecía un mayor a separarlos, por ejemplo, hoy nadie se compromete con nada y los padres estamos ocupados en cosas más importantes.
Es un mundo nuevo y si antes nadie sabía ser padre, hoy es peor, pero haciéndose responsable de los hijos las cosas tienden a salir mejor.
Saludos

lady baires dijo...

La educación empieza en el hogar.
Intentar dejarle a los hijos una buena formación es lo máximo.
Pero eso no es todo. Ellos mismos y el destino se ocuparán de hacer el resto.

Beso grande, Fabiana

Fabiana dijo...

Princesa Adora: Creo que los profesionales están para orientar. Si no fuera así, pasarían a ocupar nuestro lugar. ¡Y para algunos padres sería maravilloso no tener que afrontar esa responsabilidad! Lo mismo que cuando se le suplica a la escuela que haga algo con los chicos y su mala educación.
En cuanto al permiso, lo tenés, por supuesto.
Un abrazo.

Dondelohabredejado: Yo pensé lo mismo del médico pero no se desde cuando estaba lidiando con esa familia. Quizás, ese día se dio por vencido.
Cuando se decide ser amigo de los hijos, en realidad se está permitiendo que ellos nos pongan límites a nosotros. Y el resultado es una pared que termina separándonos porque ellos eligen hasta dónde quieren que lleguemos en sus vidas. Es muy triste.
Cariños.

Fabiana dijo...

Julio César: Yo creo que estamos perdiendo la calidad en todo. La falta de tiempo, la búsqueda de lo material y muchas veces la comodidad hacen que no veamos a nuestro alrededor. Por eso me gustó este planteo: mirar un poquito más allá de nuestras narices y ver lo que hay en realidad y no lo que queremos ver.
Cariños para vos.

Toro Salvaje: Es parte también de lo que estoy diciendo. No leí la noticia pero habría que plantearse qué pasó con la educación para que esta generación que mencionás haya dejado abandonados a sus padres... En un país donde los mayores siempre fueron tan respetados.
Siempre llego al mismo lugar; mire por donde mire.
Besos.

Siluz dijo...

La formacion, claro, empieza por casa, y en los primeros años. No podemos pretender que un adolescente obedezca o respete a sus mayores, si nunca lo hizo cuando niño. Recordemos ademas que los niños imitan, la mejor lección es el ejemplo. Es nuestra responsabilidad, como padres, educarlos, pero en una sociedad tan compleja como ésta, necesitamos ayuda de la familia, de los maestros, de los consejeros, de los líderes deportivos y religiosos. Nos necesitamos unos a otros porque todos vivimos en este único mundo que nos tocó como hogar.
Muy buen artículo. Gracias por recomendarlo.

Fabiana dijo...

Gamar: Yo se que tenemos un pensamiento muy parecido respecto de la educación, y comparto eso de "deslindar responsabilidades". A muchos les gustaría "tirar" a sus hijos en las escuelas y retirarlos "listos".
Y coincido también con tu apreciación de las peleas en la calle: hoy dan miedo los adolescentes peleando.
De todos modos, y sea como sea, hay que asumir el rol que tenemos.
Besos para vos.

Lady Baires: ¡Claro que empieza por casa! Y claro que hay muchos factores que pueden hacer cambiar el futuro de nuestros hijos, pero con una buena base es más difícil que eso ocurra. Y ojalá no me equivoque...
Cariños.

Fabiana dijo...

Siluz: De mi boca no podrían haber salido palabras tan claras. Y en una sociedad tan compleja, como bien decís, cada uno debe asumir su rol con la mayor responsabilidad.
Es la única manera de poder mejorar la realidad actual.
Te mando un abrazo.

nadasepierde dijo...

Ayer leí este articulo, pero no pude dejarte comentario.
Me quedé pensando mucho y creo que tienen mucha razón. Por suerte hay gente (chicos y grandes) comprometidos con el mundo en que vivimos, quizás no sean muchos, pero en la medida que seamos padres conscientes, vamos a criar "buenos hijos", empezando por casa, y por los que tenemos cerca,
un beso

Fabiana dijo...

Nadasepierde: Es así. Cada uno en lo suyo para conseguir un todo mejor.
Igualmente creo que el compromiso es mucho mayor que el de educar a un hijo. Hay otras cosas tan importantes como esa, empezando por cada uno de nosotros.
Cariños.

SEGUIME VOS TAMBIÉN